Historiador chileno contradice posición de su país sobre el mar
Por: El Diario
Febrero 2016
Fotografia: Correo del Sur

El historiador C√°stulo Mart√≠nez Hern√°ndez asegur√≥ que la historiograf√≠a chilena miente sobre el conflicto mar√≠timo con Bolivia y que en sus textos escolares se ense√Īa que nuestro pa√≠s naci√≥ sin acceso soberano al oc√©ano Pac√≠fico.

El hecho llama la atención porque Martínez es chileno (nacido en Curicó) e historiador y dedicó gran parte de su obra a investigar y desmentir la versión chilena sobre su relación con Bolivia.

Martínez afirmó que tuvo estrecho contacto con el historiador Roberto Querajazu y fue él quien revisó sus manuscritos y le impulsó a publicar sus investigaciones sobre el conflicto marítimo entre Chile y Bolivia, principalmente los primeros tres titulados Mar de Bolivia, Chile el Depredador y Las aguas al Silala.

PUBLICACI√ďN DE OBRAS

A fines de diciembre de 2015, el historiador chileno estuvo en Bolivia en gestiones para que el Gobierno acceda a publicar sus libros porque, seg√ļn el propio Mart√≠nez y su editor en el pa√≠s, Rafael Urquizo, existe una resoluci√≥n ministerial que declara a estos libros como de lectura obligada en el nivel secundario.

"Sería muy interesante, ahora que se ha reactivado el conflicto marítimo con el juicio ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que se reactive esta resolución para enriquecer el debate sobre el tema", aseguró el historiador.

Martínez apoya plenamente la demanda marítima de Bolivia contra Chile. Aclara que queda mucho por hacer y que la lucha recién está empezando.

A su paso por Cochabamba, Martínez accedió a una entrevista con el periódico Los Tiempos para detallar el alcance de su investigación.

Los Tiempos (LT): Cuando hay una demanda de por medio contra Chile, ¬Ņqu√© influencia cree que puedan tener sus investigaciones?

C√°stulo Mart√≠nez (CM): Creo que pueden enriquecer el debate, como ya ha estado sucediendo en los √ļltimos a√Īos. Yo empec√© a investigar para corroborar lo que dec√≠a la historiograf√≠a oficial de Chile: que Bolivia nunca tuvo acceso soberano al mar.

Yo crec√≠ con esa idea. Pero luego dud√© y empec√© a realizar mi propia investigaci√≥n. La inici√© con toda la documentaci√≥n chilena que actualmente no es accesible al p√ļblico porque no les conviene. Tambi√©n consult√© documentos de museos y de la Biblioteca Nacional.

LT.- ¬ŅQu√© conclusiones pudo sacar de esas sus investigaciones?

CM.- Me di cuenta que me estaban ense√Īando una historia adulterada y cambi√≥ todo mi esquema de que la verdad hist√≥rica siempre ha estado de parte de Bolivia y que Chile actu√≥ con malas artes para lograr lo que tiene. LT.- En qu√© aspectos ha detectado la falsedad hist√≥rica de parte de Chile.

CM.- Lo que me llamó la atención y me puso en contacto con el historiador boliviano don Roberto Querejazu fue que en Chile negaban la existencia de un decreto de Simón Bolívar que afirmaba que Bolivia sí tenía una costa.

Sin embargo, Querejazu afirmaba que el decreto de Bolívar existió. Un historiador chileno asegura que ese decreto nunca existió, que es espurio.

Ese investigador dijo que ese decreto nunca se ha visto en ninguna parte y que en todos los lugares que investigaron nunca lo encontraron. Con eso Chile argumenta que Bolivia nunca tuvo mar.

LT.- Qué otros argumentos chilenos ha refutado con sus investigaciones.

CM.- Que Bolivia nunca tuvo un litoral propio, y que fue culpable de provocar la Guerra del Pac√≠fico. Sin embargo, yo sal√≠ de toda esa mara√Īa por mis propias investigaciones.

Descubr√≠ que los grandes hombres p√ļblicos de Chile, incluso uno de los padres de la patria, Bernardo O'Higgins, dec√≠a que Chile se extend√≠a desde la bah√≠a de Mejillones hacia el sur; no entraba a Mejillones ni a Antofagasta. Chile no ten√≠a jurisdicci√≥n sobre territorio boliviano.

LT.- Esta versi√≥n contraria a la historia oficial de Chile, ¬Ņle ha tra√≠do problemas?

CM.- Me consideran traidor, vendido a Bolivia y que mi obra está tergiversada. Mis libros no son aceptados y hay un continuo ataque contra mí y contra lo que yo escribo.

En dos librerías de Chile dejé mis libros para que por lo menos lo mostraran. Al día siguiente me los devolvieron. En una editorial de Santiago recibieron mis borradores para analizarlos, pero luego de seis meses rechazaron su publicación.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Bolivia
An√°lisis