Un puerto soberano en Puerto Busch, nueva ruta de integración comercial
Edición "dat0s 222"
Por: Carlos Rodriguez San Martín
Junio 2019

Expectativas empresariales y lleno completo que definen la historia de una salida poco ortodoxa al mar por el oc√©ano Atl√°ntico. La cita tuvo como escenario en Hotel Radisson en Santa Cruz de la Sierra los pasados 30 y 31 de mayo. Evo Morales intuitivo y muy aplaudido se rob√≥ el show. El jefe del Estado Plurinacional revalid√≥ sus t√≠tulos. "En 2005 me recib√≠an con huevos, hoy sin ning√ļn rencor pido la unidad para llevar a buen puerto este anhelado proyecto del departamento de Santa Cruz". Tras la ovaci√≥n cerrada en un sal√≥n colmado de expectativas, los participantes que siguieron el discurso del mandatario destacaron sus palabras. La Conferencia Internacional "Integraci√≥n de Bolivia al Oc√©ano Atl√°ntico a trav√©s de Puerto Busch y la Hidrovia Paraguay Paran√°" tuvo una seguidilla de efectos posteriores aunque no inmediatos. Los empresarios cruce√Īos anduvieron entre reuniones y contactos en los espacios de descanso entre caf√©s, cu√Īapes y masacos de queso y pl√°tano, ciertamente un tanto desconfiados. "Haremos todo lo que se deba hacer hasta que se tengan listos los contratos de acceso de las v√≠as y hasta que se haya firmado la Ley de Desarrollo de Puerto Busch, como paso previo a la licitaci√≥n del proyecto", dijeron. Se trata de un acceso de 120 kil√≥metros y la construcci√≥n de una v√≠a f√©rrea que dar√° luz verde a la factibilidad de la obra, adem√°s se habla de un puerto flotante con todas las caracter√≠sticas m√°s avanzadas y transferencia de tecnolog√≠a. Aportaron belgas y holandeses con videos enriquecedores sobre el uso de aguas por canales de acceso al mar.

La incertidumbre es justificada

La Alianza P√ļblica Privada (APP) deber√° seguir en los pr√≥ximos meses un camino de certidumbres para terminar de so√Īar el arranque de las obras de ingenier√≠a civil. Se trata de un proyecto de algo m√°s de US$ 1.000 millones de los que el Estado Plurinacional deber√° solventar con algo m√°s del 60%, el resto con reglas claras, se dividir√°n los sectores empresariales en furtivas alianzas con¬† empresas de varios pa√≠ses que se dieron cita a la Conferencia. No falt√≥ desde lo m√°s alto la promesa del presidente Morales. "Convertir Bolivia en un polo de desarrollo regional con reglas claras para que los inversionistas vengan a Bolivia". Un mensaje que son√≥ tranquilizante entre los asistentes, entre empresarios argentinos, paraguayos, representantes de organismos multinacionales y expertos de otras nacionalidades.

El presidente habló de puentes de integración, dejando de lado el discurso efímero que se había generado en torno a la media luna. "Hoy aquí veo luna llena", citó el jefe de Estado.  "No más de separación", completó. En tono subliminal dejó cicatrizar las heridas. Sin papeles visibles que delinearán su actuación en el evento, Evo habló de complementariedad con los organismos de financiamiento externo dispuestos a respaldar la ejecución de obras. La Corporación Andina de Fomento (CAF) envió a uno de sus expertos a exponer la viabilidad del proyecto. Fausto Arroyo experto en infraestructura del organismo multilateral con sede en Panamá y experiencia en el Canal no se quedó corto. "El Gobierno boliviano ha tomado la decisión de estructurar la construcción de un puerto potente que incorpore la zona al desarrollo del país". Gestionó en sus palabras la metodología: plataformas, herramientas de institucionalización claras, logística, desarrollo tecnológico y empresarial. Una suma de factores que derivan en la sustentabilidad del proyecto.

En la actualidad, las exportaciones e importaciones bolivianas, casi en su integridad, apuntan los puertos chilenos de Arica, Iquique y Antofagasta cubriendo cerca al 81% de nuestras exportaciones y hasta el 83% en el caso de las importaciones de las mercaderías bolivianas en tránsito a los mercados de ultramar. Se piensa revertir hasta el 2030 los equivalentes en los mismos niveles sobre todo las vinculadas a minería, agroindustria, energía e hidrocarburos. El ministro Carlos Romero fue el indicado a citar antecedentes. Reconstruyó en imágenes los momentos clave desde que se inició la odisea que hoy parece una realidad.

El paraguayo Luis Carlos Garc√≠a, jefe de la Agencia Pluvial de la canciller√≠a de Paraguay, apunt√≥ la voluntad de desarrollar complementariedades en lugar de hablar de competencia. "Hay campo para todos", dijo. Cit√≥ como ejemplo el modelo que impuls√≥ su pa√≠s. "Tenemos la tercera flota de embarcaciones m√°s grande del mundo y la primera en Latinoam√©rica. Se trata de un ej√©rcito de 4.000 embarcaciones que nos permite exportar 14 millones de toneladas al a√Īo". Y para coronar el √©xito aport√≥ un detalle. "Hace 20 a√Īos circulaban por la Hidrovia apenas 700 mil toneladas. Esto nos ha permitido generar un vuelco abismal en nuestro desarrollo econ√≥mico. Estamos entre los 10 primeros pa√≠ses del mundo el producci√≥n y exportaci√≥n de soya".

No faltaron lecciones de geopolítica. El experto boliviano Marwin Flores. Dijo que existe un contexto geopolítico favorable para desarrollar Puerto Busch. "Cambiaría drásticamente el concepto de dependencia de nuestro comercio". Observó que en el mundo ya no se habla de mediterraneidad sino de Interoceanidad y volvió a destacar el esfuerzo que cambiaría ostensiblemente el concepto arraigado que tenemos de dependencia con los puertos que miran al Pacífico.

Si algo quedó en el ojo de las conclusiones de la Conferencia, destaca el compromiso del presidente Evo Morales de apretar el acelerador. La conformación de un Consejo Superior integrado entre el Estado y la Empresa Privada para el aprovechamiento de Puerto Bush y de la Hidrovia. Los representantes gubernamentales estiman que con el pie a fondo del acelerador, en cuatro meses se llegue a la licitación como paso fundamental para concretar la construcción de Puerto Busch.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Bolivia
An√°lisis