"Los mercados de Alemania son indispensables para mantener la confección de textiles de manera sostenible"
Edición "dat0s 223"
Por: Redacción Dat0s
Julio 2019
Fotografia: dat0s

El embajador de Alemania en Bolivia Matthias Sonn se ha convertido en una pieza fundamental a la hora de destacar los valores de la cultura de Bolivia en el mundo. El cree que la moda y lo relacionado con los entornos de la naturaleza, su desarrollo y quienes han hecho posible que el arte se difunda y preserve son personas resueltas sin las que no se podría valorar el significado que representan las comunidades que contribuyen con su trabajo para desarrollar el esplendor de la cultura textil boliviana por el mundo; es el caso de la presentación de los diseños de Deanna Canedo Patiño, una cita volcada a la introspectiva de dos mundos que tratan de convivir juntos. La performance Contemplation, el pasado abril, ha sido una oportunidad para conocer ese trabajo al que se han ido sumando cada vez más diseñadores bolivianos enfocados en hacer crecer la propuesta boliviana.

El embajador Sonn ha estado apoyando abiertamente este tipo de emprendimientos y ha cedido la residencia alemana para realizar eventos en los que además de los labradores de confección boliviana, brillaron entre otros modistos de categoría que se dieron cita para buscar entre las tenues luces de los desfiles un significado altruista y comercial a la inspiración de la variedad colorida con la que se presenta al mundo. Conversamos con el embajador poco antes de culminar su gestión en Bolivia. Directo en sus respuestas afirma que Alemania está presente y lo seguirá estando en todas las áreas de la cooperación.

El aporte de la embajada alemana a la cultura de Bolivia ha sido siempre muy significativo, ¿por qué el interés de contribuir en nuestro desarrollo cultural? En Bolivia hay un grato nivel de interés en lo que Alemania tiene que aportar a la cultura en nuestro mundo. Tenemos el Goethe-Institut que hace un trabajo importante. También es muy alentador que podemos, de vez en cuando, contribuir a la preservación del patrimonio cultural boliviano. Por ejemplo, nuestra residencia y su jardín forman parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

¿Qué acciones concretas se han avanzado relacionadas a los espacios de la cultura en los que Alemania apoya en Bolivia? Me gustaría mencionar el proyecto de conservación para el Convento Santa Clara en Sucre. Hemos visto también una respuesta muy alentadora durante la conmemoración de los 500 años de La Reforma luterana.

¿Nos puede citar un ejemplo del por qué la cooperación alemana es significativa para Bolivia? Esta es una pregunta que los bolivianos pueden responder mejor. No obstante, si la industrialización del litio boliviano no es significativa, no sé qué lo sería.

Usted ha sido junto a su señora esposa uno de los impulsores de aspectos relevantes para destacar la cultura boliviana; ¿cuál su contribución al desarrollo del cuidado de las comunidades dedicadas a la confección de textiles en el caso concreto de prendas de alpaca y sus variedades? Estamos hablando de un tema tanto comercial como cultural. Los mercados extranjeros como el de Alemania son indispensables para mantener esta confección de textiles tradicionales de manera sostenible. Y Berlín es uno de los centros más dinámicos en la creatividad y la moda en Europa.

¿Qué visitantes destacados de su país estuvieron en Bolivia para profundizar este tema que contribuyan al cuidado del medio ambiente, la ecología y el trabajo responsable con mano de obra especializada en estas tareas? En este año pudimos dar la bienvenida al diseñador boliviano alemán Samuel Acebey que vino de Berlín. Su colección aquí presentada fue inspirada en la naturaleza descubierta por Alexander von Humboldt. Creo que la artesanía tradicional no significa un gran riesgo para el medio ambiente o la ecología. Se podría decir que es naturalmente amigable con el medio ambiente.

Cuéntenos alguna experiencia que le tocó vivir en Bolivia si es que puede hacerlo relacionado al contacto con estas comunidades, artistas, diseñadores y personas comprometidas con la protección del hábitat natural en Bolivia. Hemos tenido el privilegio de conocer a Deanna Canedo Patiño, quien, para mí, personifica perfectamente el vínculo entre la mano de obra tradicional, un estilo atemporal, sostenibilidad y excelente calidad.

Se han presentado a lo largo de estos años muchas denuncias de diseños nativos de comunidades indígenas de América latina y Centro América que han sido usadas sin consentimiento ni acuerdos en transgresión de compromisos internacionales de respeto y preservación a las culturas originarias, ¿cuál es su opinión al respecto? Se trata de un tema de protección de propiedad intelectual. Donde los diseños tradicionales no son protegidos de manera formal en su lugar de origen, se vuelven casi imposible de ser protegidos internacionalmente.

¿Qué opinión le merece el trabajo de los artesanos bolivianos dedicados a la confección de textiles que se han aliado responsablemente para conseguir que sus productos ganen mercados en el mundo? En un mercado mundial, todos los actores necesitan alianzas internacionales. Es admirable cómo los artesanos bolivianos implementan esta verdad fundamental.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Bolivia
Análisis
Actualidad