Divide y conservarás: reclasificar a los tigres para evitar su extinción
Por: The New York Times
Octubre 2018
Fotografia: Marvin Recinos/Agence France-Presse ‚ÄĒ Getty Images

Menos de cuatro mil tigres viven en estado salvaje. Una nueva investigación intenta que los conservacionistas entiendan mejor la genética de estos animales para poder salvarlos.

Despu√©s de a√Īos de debates, un grupo de cient√≠ficos public√≥ un art√≠culo en la revista Current Biology en el cual se afirma que los tigres se dividen en seis subespecies √ļnicas. Una de esas subespecies, el tigre del sur de China, solo sobrevive en cautiverio.

"Los resultados que se presentan en este artículo son importantes porque contradicen las clasificaciones internacionales de conservación actualmente aceptadas para los tigres", comentó Uma Ramakrishnan, ecóloga molecular del Centro Nacional de Ciencias Biológicas en Bangalore, India, que no estuvo involucrada en el estudio.

Un sistema que hace poco propusieron algunos cient√≠ficos para clasificar a los tigres del mundo en dos subespecies perjudicar√≠a a los que quedan en vez de beneficiarlos, se√Īal√≥ Shu-Jin Luo, genetista de la Universidad Peking que encabez√≥ el estudio. Para conservar la diversidad gen√©tica de los tigres, se tendr√°n que tomar en cuenta todas las subespecies restantes, afirman Luo y sus coautores.

"Si se piensa que todos los tigres son homog√©neos en t√©rminos gen√©ticos, se podr√≠a decir que, si perdemos al tigre de Amur, a√ļn quedar√≠a el tigre de Bengala, y no hay problema porque son muy similares", recalc√≥ la especialista. "Pero eso no est√° bien porque ahora sabemos que los tigres no son todos iguales".

Luo espera que sus hallazgos terminen con el debate de d√©cadas sobre el n√ļmero de subespecies de tigre que existen: seis, cinco o dos. En 2004, con base en an√°lisis gen√≥micos parciales, Luo y sus colegas presentaron por primera vez una investigaci√≥n que demostr√≥ que hay seis subespecies vivas de tigres. No obstante, otros investigadores pronto cuestionaron los hallazgos.

El √ļltimo an√°lisis confirm√≥ seis subespecies vivas: los tigres de Bengala, Amur, sur de China, Sumatra, Indochina y Malasia. Los cient√≠ficos tambi√©n creen que tres subespecies adicionales ya est√°n extintas: los tigres del Caspio, de Java y de Bali, los cuales se describieron en la d√©cada de los treinta.

La distinci√≥n entre especie y subespecie a veces es confusa. Aunque dos subespecies diferentes se pueden aparear y producir cr√≠as viables, las subespecies suelen estar separadas por h√°bitats distintos, adaptaciones ambientales diferentes y caracter√≠sticas morfol√≥gicas y gen√©ticas particulares. Seg√ļn muchos investigadores, las subespecies son pelda√Īos evolutivos intermedios en el camino hacia las especies completamente formadas.

Armados con tecnologías genómicas más asequibles y robustas, Luo y sus colegas fortalecieron sus hallazgos originales. Antes, solo habían secuenciado un genoma completo de tigre. En el nuevo estudio, los investigadores realizaron el análisis de la secuencia del genoma completo de 32 especímenes de tigres salvajes de todo el mundo. Un análisis estadístico de 1,8 millones de variantes de ADN en todos los genomas de los especímenes de tigre dio como resultado seis subespecies distintas.

"Aunque los métodos genómicos se han utilizado de forma extensa en humanos y modelos de organismos, se ha explotado poco su uso en el estudio de especies en peligro de extinción", comentó Ramakrishnan.

El an√°lisis tambi√©n ofreci√≥ una mirada a la historia evolutiva de los tigres. La evidencia f√≥sil indica que el depredador evolucion√≥ hace unos dos millones de a√Īos en Asia. El nuevo estudio revel√≥ que las subespecies compartieron un ancestro com√ļn por √ļltima vez hace relativamente poco, m√°s o menos hace 110.000 a√Īos, lo m√°s probable es que haya sido en los territorios actuales del sureste asi√°tico y del sur de China. Cuando el clima cambi√≥, los tigres se expandieron a India, en el oeste; a China y Siberia, en el norte, y a Indonesia y Malasia, en el sur.

En las decenas de miles de a√Īos que han pasado desde entonces, los tigres han evolucionado en subespecies con distintas caracter√≠sticas gen√≥micas. Por ejemplo, los investigadores encontraron que los tigres de Sumatra -los cuales viven en una sola isla de Indonesia y fueron los primeros en separarse de la otra subespecie- poseen genes asociados con tama√Īos de cuerpo m√°s peque√Īos en relaci√≥n con la mayor√≠a de los tigres en el continente. Esto coincide con las observaciones morfol√≥gicas y las expectativas ecol√≥gicas, se√Īal√≥ Luo.

"En India y Siberia, los tigres cazan grandes ungulados, pero en Sumatra dependen m√°s de los jabal√≠es y los venados peque√Īos", mencion√≥ Luo. "Tiene sentido que las presas m√°s peque√Īas ejerzan presi√≥n en la selecci√≥n de los tigres m√°s peque√Īos".

Se estima que hace un siglo unos cien mil tigres merodeaban por las selvas, los pantanos y los pastizales de Asia. Sin embargo, la caza furtiva, la destrucción de su hábitat y las muertes por venganza han generado una espiral descendente en su población; en la actualidad, hay más tigres en cautiverio que en estado salvaje. Los tigres ya desaparecieron de Camboya y Vietnam, y se piensa que tan solo unos pocos individuos aislados sobreviven en estado salvaje en Laos y China.

Ullas Karanth, director de ciencia de Asia de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre, alabó el nuevo estudio porque representa un avance en la comprensión científica de la genética de los tigres, pero cuestionó la viabilidad de salvar a las seis subespecies. "Las cifras de todas las subespecies, a excepción de las indias y las rusas, son demasiado reducidas", comentó.

En la actualidad, las poblaciones de tigres con una probabilidad razonable de supervivencia ocupan apenas alrededor de un 10 por ciento de su h√°bitat potencial, y la presi√≥n solo va en aumento, expres√≥ Karanth. En vez de concentrarse en la gen√©tica, los esfuerzos para mantener y recuperar a los tigres deber√≠an priorizar los sitios donde la conservaci√≥n parece m√°s realista y promisoria, se√Īal√≥.

Sin embargo, los autores de la investigación argumentan que salvar de la extinción a los tigres también conlleva salvar su diversidad genética.

"Conservar este tipo de caracter√≠sticas gen√≥micas es conservar la singularidad evolutiva que han acumulado los tigres a lo largo de miles de a√Īos", mencion√≥ Luo. "Debemos respetar esta singularidad maximizando nuestros esfuerzos para todas las subespecies de los tigres".

 

Imprimir
Enviar Articulo

Vida Sana
Industria & Farmacia