Bolivia será autosuficiente en diésel y gasolinas en cinco años
Por: Edwin Miranda V.
Noviembre 2020
Fotografia: AFP

En los próximos cinco años Bolivia será autosuficiente en la producción de diésel y gasolinas, prometió ayer el nuevo Viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, William Donaire.

"En un plazo no mayor a los cinco años, debemos autoabastecernos", afirmó minutos después que el Ministro de Hidrocarburos, Franklin Molina, juramentó a Donaire como viceministro.

La realidad habla diferente de la provisión de líquidos

En la producción de combustibles líquidos para el mercado interno, las planta de refinación tiene un papel estratégico debido a que tienen la misión de procesar petróleo crudo, claro está siempre y cuando, exista suficiente producción en el Estado.

Sin embargo una reciente evaluación que hizo el Ministerio de Hidrocarburos, durante el gobierno de transición de la Presidenta, Jeanine Añez, estableció que en los últimos diez años (2010-2019) el gobierno del expresidente, Evo Morales Ayma (2006-2019), las refinerías más grandes que tiene el Estado, Gualberto Villarroel en la ciudad de Cochabamba y Guilermo Edel Bel, en el departamento de Santa Cruz "trabajan con alta capacidad ociosa por falta de crudo".

YPFB Refinación cuenta con una capacidad para procesar 63.750 barriles de petróleo día (BPD).

Sin embargo al mes de mayo 2020, las plantas de refino  lograron procesar solo 37.981 BPD, es decir, utilizaron solo el 60% de la capacidad instalada de las refinerías (58% GEB y 61% GV), refiere el informe gubernamental que tiene en sus manos el gobierno del Presidente, Luis Arce.

El informe señala también que para la presente gestión, a diciembre de 2020, la refinación promedio de crudo estará por el orden de los 37.833 BPD, precisa el estudio oficial.

A pesar de esta situación crítica en cuanto a producción de petróleo, el gobierno de Morales ejecutó inversiones por 665,8 millones de dólares en las estaciones de refino: GV y GEB, señala el documento oficial que bajo el título de Agenda de Reactivación de los Hidrocarburos, entregó la administración de la presidenta Añez al nuevo gobierno.

 

GNV en sustitución de diésel y gasolinas

Las promesas que hizo la flamante autoridad no terminaron aquí.

Dijo también que en el próximo lustro, el 50% del parque automotor en el Estado, deberá usar el gas natural vehicular (GNV), y desechar el diésel y la gasolina, como combustible básico y sustancial para la actividad productiva.

"Pasar al 50% de vehículos de gasolina convertidos a GNV", anunció también Donaire.

"Queremos avanzar con la expansión de los compromisos asumidos en cuanto a la masificación del uso del gas, en cuanto al abastecimiento de redes de gas domiciliario, activar el proceso de industrialización", dijo a su vez Molina.

La nueva autoridad tiene el reto no sólo de reactivar la panta de urea, también debe garantizar el suministro de los líquidos, que la refinación funcione a cabalidad y la producción de crudo, además del incremento del condensado de gas, endoso trabajo la autoridad energética al flamante viceministro.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Economía & Finanzas
Negocios
Inversiones