Deuda externa, la m√°s alta en 13 a√Īos
Por: P√°gina Siete
Octubre 2019

La deuda externa del pa√≠s es la m√°s alta registrada en 13 a√Īos, justo el periodo de gobierno de Evo Morales. A este saldo se sumar√°n los 100 millones de d√≥lares que se pidi√≥ a la CAF, que los expertos afirman que ser√°n destinados a financiar el gasto corriente, mientras que el Ministerio de Econom√≠a sostiene que se usar√° en obras p√ļblicas.

De acuerdo con los datos hist√≥ricos del saldo de la deuda externa p√ļblica, en 2005 el pa√≠s adeudaba 4.941,7 millones de d√≥lares. Cuando comenz√≥ la gesti√≥n de Morales (2006), la deuda se situaba en 3.248,1 millones ¬†y desde entonces s√≥lo fue en aumento, seg√ļn los datos del Banco Central de Bolivia (BCB), disponibles en su p√°gina web.

El volumen de la deuda externa super√≥ la barrera de los 10.000 millones de d√≥lares en 2018, al cerrar con 10.177,9 millones de la divisa extranjera; y hasta agosto de este a√Īo subi√≥ a 10.747 millones, que en porcentaje significa el 24,9% del producto interno bruto.

A este monto se sumar√° los 100 millones de d√≥lares del contrato de pr√©stamo que se suscribir√° con la CAF-Banco de la Am√©ricas, que el Gobierno asegura que se destinar√° a obras p√ļblicas, mientras que los expertos sostienen que ser√° para gastos corrientes.

En el Proyecto de Ley PL 448-19, del 23 de septiembre de 2019, se especifica que el dinero servir√° para el "programa de apoyo a la mejora de la gesti√≥n de las finanzas p√ļblicas".

No obstante, para el economista Alejandro Arana  la razón para contraer la deuda es el "estancamiento" económico y la caída de las ventas de gas.

"Sin duda, la raz√≥n para solicitar dicho cr√©dito es ¬†la presi√≥n financiera, producto del creciente d√©ficit fiscal que este a√Īo, el sexto consecutivo, se presupuest√≥ en 7,8% del PIB, pero ¬†probablemente termine siendo mayor. Esto porque los ingresos tributarios est√°n estancados hace cinco a√Īos, producto de menor expansi√≥n de la econom√≠a ¬†y los menores vol√ļmenes de gas exportados", consider√≥ el experto.

Arana cuestionó que  la carga del aparato estatal no para de crecer, por ejemplo, los gastos en sueldos y salarios subieron de 1.160 millones de dólares, en 2006, a  5.700 millones  de dólares para la presente gestión.

El economista acot√≥ que al ser este un a√Īo electoral, con m√ļltiples presiones sociales y dada la naturaleza del cr√©dito de la CAF -que seg√ļn su cl√°usula primera, es de libre disponibilidad-, es probable que esos 100 millones de d√≥lares vayan a financiar gasto corriente: sueldos, vi√°ticos y un posible segundo aguinaldo.

Tambi√©n mencion√≥ que desde 2006, el pa√≠s se benefici√≥ de sucesivas condonaciones de deuda del FMI, Espa√Īa y el BID, por un monto total de 1.400 millones de d√≥lares. Sin ello, el √≠ndice de la deuda estar√≠a en 28% del PIB.

"No es aconsejable seguir endeud√°ndose para financiar d√©ficit fiscales, en un contexto de una econom√≠a que se enfr√≠a y cuando la experiencia demuestra que gran parte de la deuda, hasta ahora, se ha usado para incrementar el gasto corriente o inversi√≥n poco productiva, como en ingenios azucareros sin ca√Īa y aeropuertos sin vuelos, entre otros", manifest√≥ Arana.

El expresidente del BCB  Juan Antonio Morales  apuntó que en el caso de que el crédito sirva para el fortalecimiento institucional del Ministerio de Economía, es correcto, pero   si es para  financiar gasto corriente, es un tema que debe preocupar.

"El problema es que la deuda está creciendo  rápidamente. El otro problema es que la nueva deuda con la CAF no está en términos concesionales, como estaba la deuda en el pasado. Ahora es con intereses más altos y con plazos más cortos que en el pasado", observó Morales.

Agregó que si bien el saldo es el más alto que en el pasado, la economía también es más grande, por lo que el crédito en  porcentaje del PIB resulta razonable.

En criterio del asesor de la Gobernaci√≥n de Santa Cruz, Jos√© Luis Parada, ya se tienen acumulados seis a√Īos de d√©ficit fiscal y cinco a√Īos de d√©ficit comercial, que seguro se sostienen ¬†con financiamiento interno-externo.

"En 2017 se emitieron 1.000 millones de d√≥lares para financiar la construcci√≥n de 11 ¬† hospitales. ¬ŅD√≥nde los construyeron? Hay ¬†un espejismo presupuestario y el cr√©dito de la CAF es para cubrir gastos corrientes, porque, de lo contrario, se tendr√≠a el nombre del proyecto y el ¬†monto a pagar", declar√≥ Parada.

Al evaluar el Presupuesto General del Estado 2018 y 2019, Parada advirtió que hay un "manejo discrecional" del ingreso interno,  con montos que no tienen una fuente identificada.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Economía & Finanzas
Negocios
Inversiones
An√°lisis