Directora del FMI: "De esta crisis debemos obtener una visión más amplia de lo que es la resiliencia"
Por: El País
Junio 2020
Fotografia: AFP

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional tomó posesión el pasado octubre y se enfrenta ahora a la convulsión económica global por la pandemia del coronavirus

 

A poco que uno empiece a hablar con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre econom√≠a, saldr√°n en la conversaci√≥n sus or√≠genes, lo que aprendi√≥ sobre la historia de un pa√≠s y el paso implacable de los cambios. Kristalina Georgieva (Sof√≠a, Bulgaria, 66 a√Īos) trabaj√≥ vendiendo alimentos en un mercado de la ciudad y se convirti√≥ en profesora universitaria. Vio caer un r√©gimen comunista y su vida dio un giro radical. En 1993, se incorpor√≥ al Banco Mundial y al cabo de un tiempo volvi√≥ a Europa, donde fue vicepresidenta de la Comisi√≥n.

Se postul√≥ como secretaria general de la ONU en 2016, pero fue Ant√≥nio Guterres quien acab√≥ siendo designado. En 2017, fue nombrada directora general del Banco Mundial y ya entonces, en una entrevista con EL PA√ćS, advert√≠a de que no pensaba retirarse. El a√Īo pasado, el FMI elimin√≥ el l√≠mite de edad para acceder a la direcci√≥n del organismo y Georgieva sali√≥ elegida. Tom√≥ posesi√≥n en octubre. Cinco meses despu√©s, cambi√≥ el mundo. El viernes, analizaba en una entrevista por videoconferencia la crisis m√°s grave en generaciones.

 

Pregunta. Seguro que cuando asumi√≥ su cargo esperaba enfrentarse a una crisis o incluso a una gran recesi√≥n, pero no a esto. ¬ŅC√≥mo ha sido para usted?

Respuesta. "Rece por lo mejor y prepárese para lo peor" es un lema importante. Me encuentro en esta posición y creo que todo lo que he hecho en mi vida me está ayudando a lidiar con esto. Fui comisaria europea de ayuda humanitaria, vengo de un país que sufrió una crisis muy severa en los noventa y en el Banco Mundial trabajé sobre casos y situaciones muy dramáticas. Me he preparado para este momento durante toda mi vida.

P. Hace dos a√Īos, cuando estaba en el Banco Mundial, recordaba usted su tiempo en Sof√≠a y el estallido de 1989. Dec√≠a que la mayor lecci√≥n que obtuvo es que el cambio es imparable. ¬ŅPiensa en ello tambi√©n ahora?

R. Es √ļtil pensar en dos cosas. Una, que podemos usar una crisis como una oportunidad de transformar el mundo en algo mejor. Lo he visto ocurrir, creo firmemente en ello y que eso es lo que debemos hacer ahora. Estar triste o decepcionado no es lo que ayuda; lo que ayuda es pasar a la acci√≥n. La falta de confianza es la madre de todas las crisis, y solo podemos construir confianza si tenemos la convicci√≥n de que podemos superar esta crisis juntos. Y me siento afortunada de estar al frente de esta instituci√≥n que une a 189 pa√≠ses. Vivimos en un mundo m√°s propenso a los shocks. Ahora tenemos la pandemia, pero la crisis clim√°tica no se ha ido a ning√ļn sitio. Experimentamos choques clim√°ticos y, al estar tan interconectados, tenemos que superar obst√°culos econ√≥micos, inevitablemente. Tenemos que avanzar hacia una sociedad y una econom√≠a m√°s resilientes.

P. Se debate mucho si de esta crisis vamos a salir mejores. O si, al menos, la econom√≠a lo va a hacer. ¬ŅConsidera que eso ocurri√≥ la √ļltima vez? ¬ŅPuede pasar ahora?

R. La crisis financiera global condujo al mundo a reformas muy importantes en el sector bancario. Ahora es m√°s resistente, lo que ha ayudado mucho a lidiar con el shock actual. De esta crisis debemos obtener una visi√≥n m√°s amplia de lo que es la resiliencia. Un aspecto obvio son los sistemas sanitarios, pero tambi√©n los shocks de la naturaleza, que se van a acelerar a menos que actuemos. Necesitamos un futuro m√°s verde, inteligente y justo. ¬ŅEs posible? S√≠. Si miramos a la Gran Depresi√≥n, despu√©s hubo un New Deal y un cambio muy significativo de pol√≠ticas que redujo mucho el riesgo de una nueva depresi√≥n econ√≥mica. Ahora debemos transformar las pol√≠ticas para hacer un mundo m√°s resiliente. Las crisis son una oportunidad para ello porque la gente est√° m√°s inclinada a buscar soluciones.

P. ¬ŅEs optimista respecto a una recuperaci√≥n r√°pida?

R. Le responder√© en dos partes. Primero, esta crisis no es como ninguna otra porque hemos pisado el freno tanto en la oferta como en la demanda con el fin de proteger la salud de las personas. Nunca antes hab√≠amos hecho algo as√≠. Adem√°s, el grado de incertidumbre es muy alto porque no sabemos c√≥mo se vencer√° a la pandemia, ni si habr√° una nueva ola. Somos optimistas respecto a las vacunas y los tratamientos, pero no los tenemos a√ļn. Creo que la crisis ser√° muy profunda, pero de corto plazo, relativamente, y la recuperaci√≥n comenzar√° gradualmente ya este a√Īo. Nuestra √ļltima previsi√≥n para 2021 es un crecimiento global del 5,8%, aunque a finales de este mes actualizaremos nuestras previsiones. La revisi√≥n para 2020 ser√° a la baja para la mayor parte de pa√≠ses, con algunas excepciones.

P. Aun así, si no hay sorpresas, sí podemos descartar una depresión económica.

R. S√≠, podemos descartar la depresi√≥n. Recordemos que los economistas la definen como una recesi√≥n muy acentuada, del 10% o m√°s, y de muchos a√Īos. Nosotros proyectamos una gran ca√≠da este a√Īo, pero no de esa magnitud, adem√°s de una recuperaci√≥n parcial para el pr√≥ximo. En la Gran Depresi√≥n hubo poca acci√≥n inmediata de los Gobiernos y creo que, esta vez, la gente va a reconocer la decisi√≥n con la que han actuado las Administraciones y bancos centrales. Se han aprobado 10 billones de d√≥lares en medidas fiscales, y los bancos centrales han inyectado al menos seis billones en compra de activos.

P. ¬ŅQu√© espera de la econom√≠a estadounidense? ¬ŅPuede esta ola de tensiones sociales empeorar las perspectivas?

R. Los √ļltimos datos de empleo dan se√Īales positivas, de que la reapertura del pa√≠s se traduce en la contrataci√≥n de trabajadores despedidos por la pandemia. Es lo que esperas de los pa√≠ses que empiezan a reactivarse, aunque el problema est√° lejos de resolverse. Lo que los disturbios y las protestas nos recuerdan es que, tanto en EE UU como en el resto del mundo, todav√≠a hay desigualdad y exclusi√≥n. Me tomar√≠a esas protestas m√°s como una llamada de atenci√≥n. Debemos dirigirnos a las causas del problema, a por qu√© la gente sale a la calle, y cuando lo hacemos, vemos que suele ser la discriminaci√≥n y la desigualdad. 2019 fue un a√Īo de protestas en muchos sitios. Cuando construimos pol√≠ticas p√ļblicas que respondan a esta crisis, debemos concentrarnos en las que reduzcan la desigualdad. Espero que veamos acci√≥n para terminar con el patr√≥n de discriminaci√≥n racial.

P. ¬ŅQu√© m√°s le gustar√≠a ver en el Gobierno estadounidense respecto a pol√≠ticas econ√≥micas?

R. A nivel doméstico, ha respondido muy bien en la respuesta a la crisis. La Reserva Federal, que no es Gobierno, sino independiente, ha jugado un papel enormemente importante en la provisión de liquidez y el Congreso y la Administración han aprobado buenas medidas de estímulo fiscal. La liquidez masiva creada por la Fed también ha ayudado a los mercados emergentes a seguir emitiendo bonos. En marzo, vimos 100.000 millones de dólares saliendo de economías buscando la seguridad en otros activos y temíamos que se cerrase el mercado para ellos. En abril y mayo, sin embargo, los países emergentes emitieron 77.000 millones de dólares en bonos a un coste muy razonable. Así que las medidas han sido adecuadas y rápidas, aunque también hay que ver cómo salimos juntos. En otras palabras, debemos evitar un repunte de proteccionismo. Hay que resistir esa tentación natural. Hay problemas con la globalización, quejas legítimas de las que hemos hablando antes de esta pandemia, como el haber dejado a partes de la sociedad atrás. Hay asuntos que solucionar, pero no podemos volver hacia un mundo en el que cada país se preocupe solamente de su economía y de su gente.

P. Espa√Īa ha aprobado una renta m√≠nima vital para familias vulnerables. ¬ŅCree que deber√≠a ser una herramienta permanente o solo adscrita a esta crisis?

R. R. Primero, bravo. Espa√Īa ha adoptado una medida apropiada para proteger a las personas m√°s vulnerables de estas crisis y, segundo, s√≠, tiene l√≥gica hacerla permanente. Con la advertencia de que hay tambi√©n instrumentos regionales y se tiene que hacer algo de trabajo para asegurarse de que hay una coherencia, de que no se producen solapamientos que generen injusticias. La pobreza en Espa√Īa es m√°s alta en comparaci√≥n con la eurozona, especialmente entre los ni√Īos. Un 21% de la poblaci√≥n se encuentra bajo el umbral de la pobreza, cuando en la Uni√≥n Europea es menos del 17%. En cuanto a gente en riesgo de pobreza, Espa√Īa estaba en el 26% y la UE, en el 22%. En otras palabras, Espa√Īa tiene una importante labor para mejorar la desigualdad en el pa√≠s y este es un buen instrumento. Al salir de esta crisis debemos construir estabilizadores de protecci√≥n social. Siento un enorme respeto por la ministra de Econom√≠a, Nadia Calvi√Īo. Como sabe, trabaj√© con ella cuando yo era vicepresidenta de la Comisi√≥n y ella era directora general de Presupuesto y s√© que ella estar√° pensando en m√°s adelante. ¬ŅQu√© puede a√Īadirse a estas redes sociales? Las cuerdas sociales, es decir, ayudas para que la gente pueda ayudarse a s√≠ misma. Esta renta para familias vulnerables es buena, y es bueno mantenerla en el futuro.

P. ¬ŅPor cu√°nto tiempo puede mantener este ritmo de gasto p√ļblico en Espa√Īa? ¬ŅCu√°ndo ser√° el momento de volver a pensar en consolidaci√≥n fiscal?

R. Ahora mismo el foco debe estar en salir de esta crisis con las m√≠nimas cicatrices. Usted no oye al FMI decir esto a menudo: gasten. Pero es lo que estamos diciendo a los Gobiernos: gasten tanto cuanto puedan, aunque guarden los recibos, aseg√ļrese de que se rinden cuentas de c√≥mo se usa el dinero. Y aseg√ļrese tambi√©n de que las medidas son temporales y tienen objetivos concretos. As√≠ que algunas medidas pensadas para proteger de esas heridas, especialmente las de desempleo o bancarrota, deber√°n retirarse, pero cuando estemos al otro lado de la crisis. Y no estamos ah√≠ todav√≠a. Y por supuesto, entonces los Gobiernos deber√°n asegurarse de que hay crecimiento fuerte y sostenido, porque as√≠ ser√° m√°s f√°cil lidiar con d√©ficit y deudas. Y entonces, retirar las medidas temporales y buscar un modo de reducir gradualmente la deuda y el d√©ficit. Es importante no cometer el error que cometimos con la crisis financiera, retirar el apoyo demasiado r√°pido. Hay que inyectar m√°s dinamismo en la econom√≠a, sabemos cu√°les son los sectores ganadores. La econom√≠a digital es una gran ventana de oportunidad, va a ir r√°pido, y lo medioambiental, tambi√©n. Hay sectores, y esto es aplicable a Espa√Īa, de gran creaci√≥n de empleo, como la reforestaci√≥n, las instalaciones de edificios o la gesti√≥n de zonas costeras, entre otros. Todo esto, siempre observando la redistribuci√≥n desde el punto de vista fiscal. Es justo que los ganadores de esta crisis contribuyan al resto de la sociedad.

P. ¬ŅDir√≠a que el FMI tambi√©n ha aprendido de sus errores?

R. Todos lo hemos hecho, los Gobiernos y el FMI. Desde luego, el Fondo ha aprendido dos lecciones importantes. Una, que las políticas son para la gente, para mejorar sus vidas, y no para el paper en el que están escritas. No son solo para esos que están en los pasillos del poder. Así que hemos estudiado mucho el modo en que hacemos la vigilancia, cómo hacemos nuestros paquetes de ayuda y cómo juzgamos si estamos teniendo éxito. Y la segunda lección importante es, como usted citaba antes, asumir que el cambio es imparable. Hay que mirar hacia delante. Por ejemplo, tener en cuenta el impacto del clima. Algo que amo del FMI es lo abierto de mente que es.

P. Por ejemplo...

R. Por ejemplo, ahora estalla esta crisis y por primera vez necesitamos proyecciones epidemiol√≥gicas, as√≠ que las incorporamos a nuestros modelos macroecon√≥micos muy r√°pido. A nivel pr√°ctico, casi de la noche a la ma√Īana, del 13 al 16 de marzo, toda la instituci√≥n se puso a trabajar desde casa. Y en seis semanas hemos aprobado 69 peticiones de financiaci√≥n de emergencia. Le digo esto porque la gente a veces cree que el Fondo son unos tipos en trajes grises que trabajan en habitaciones cerradas, pero soy una privilegiada: este no es el FMI de la √©poca de su abuela. Esta es una instituci√≥n muy √°gil y humana. Tiene un gran monedero de un bill√≥n de d√≥lares y tiene cerebro, pero tambi√©n coraz√≥n.

P. Eso me lleva a Argentina. El apoyo al pa√≠s en las negociaciones es muy remarcable y veo en ello un cambio. ¬ŅPuede explicar eso y el modo en que imagina al pa√≠s saliendo de esta crisis?

R. Argentina es una historia compleja. Un pa√≠s que ha pasado por ciclos de boom y ca√≠da durante d√©cadas, que ha suspendido pagos ocho veces y ahora se encuentra en el noveno impago t√©cnico, esperemos que no se convierta en real. Y ha tenido relaciones turbulentas con el FMI durante tiempo. Lo que vemos ahora es una oportunidad para que el pa√≠s rompa con este ciclo y esa oportunidad debe anclarse en algo, que es devolver la deuda a un nivel sostenible. En otras palabras, lograr un resultado positivo en las negociaciones con los acreedores con el fin de abrir un espacio. Me parece rese√Īable c√≥mo la sociedad argentina se ha unido en las negociaciones. Por supuesto, como en todos los pa√≠ses, hay diferencias, pero es un pa√≠s con gran potencial econ√≥mico. Respecto al presidente, con el que he estado interactuando por asuntos econ√≥micos, le dir√© que quiere hacer lo correcto para el pueblo argentino y tambi√©n para el papel que puede jugar el pa√≠s en la regi√≥n y en el mundo. As√≠ que les deseo toda la suerte y, si vienen al Fondo a pedir un programa de ayuda, trabajaremos duro en apoyar las pol√≠ticas que rompan ese ciclo de boom y ca√≠da.

 

"Europa es la voz m√°s coherente contra el proteccionismo; lo agradezco"

"Veremos lo que hace falta", asegura Kristalina Georgieva, con respecto a la aprobación del programa de 750.000 millones de euros de la UE.

Pregunta. ¬ŅSer√° suficiente?

Respuesta. Bueno, veremos lo que hace falta, pero es la primera vez que la Unión Europea va al mercado a levantar esos fondos y más de la mitad, unos 400.000 millones, será concedidos como subvenciones. Y, para no incrementar el peso en los países, ofrecerá una inyección masiva más allá del actual acuerdo marco financiero. Me alegra ver esto, va en la dirección que pedimos, la de gastar más, y consigue que el beneficio de los tipos de interés negativos se traspase a los países más afectados por la crisis.

P. Con cada pa√≠s aprobando sus medidas, ¬Ņno est√° la idea de mercado √ļnico en riesgo?

R. Bueno, es muy importante que los legisladores y Gobiernos dirijan estas medidas de forma apropiada, visible y competitiva. Y que el fondo de recuperaci√≥n se use de forma que sirva para equilibrar. Las medidas adoptadas hasta ahora son considerables. Espa√Īa, por ejemplo, ha introducido medidas para proteger los negocios, con un foco espec√≠fico en las pymes, que suman en torno al 10% del PIB. Las medidas fiscales pueden ser menores, del 3% √≥ 4%, pero igualmente considerables. Y eso se complementa con los fondos europeos. Europa ha sido r√°pida en ver lo que hab√≠a que hacer, tambi√©n en cuanto a las tentaciones de proteccionismo. Proteger el mercado √ļnico es una de ellas, as√≠ como la integraci√≥n global. Europa es la voz m√°s coherente contra el proteccionismo en el mundo y lo agradezco.

P. ¬ŅQu√© espera de la econom√≠a mexicana y qu√© medidas deber√≠an tomarse?

R. M√©xico se ha enfrentado a varios retos antes de esta crisis. Se ha centrado mucho en mantener una buena situaci√≥n fiscal al mismo tiempo que en poner en marcha pol√≠ticas para contener la pandemia. Hemos apoyado a M√©xico por alg√ļn tiempo con una l√≠nea de cr√©dito flexible para robustecer sus amortiguadores econ√≥micos. Pero la econom√≠a no est√° en una posici√≥n f√°cil. Los datos de producci√≥n industrial del jueves reflejan una ca√≠da dr√°stica. Hab√≠amos previsto que la econom√≠a mexicana bajar√≠a alrededor de un 5% en 2020 y muy probablemente lo revisaremos a la baja. Esto ser√° as√≠ para muchos pa√≠ses, no solo M√©xico. Su reto ser√° c√≥mo reanimar el crecimiento y c√≥mo hacerlo con las estrecheces fiscales que tienen. Va a ser un 2020 duro, confiemos en ver un giro en 2021.

P. ¬ŅDir√≠a lo mismo de Brasil?

R. En términos de respuesta a la crisis, han dado pasos al frente significativos, de hecho, más que muchos otros países. Sus medidas fiscales y las acciones del banco central son muy fuertes y adecuadas. También tienen más amortiguador económico y margen de maniobra. Aunque, como sabrá, han sido más golpeados por la pandemia y sería muy importante gestionar la situación sobre la base de datos transparentes. También lograr la máxima unidad posible entre el Gobierno central y las provincias.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Economía & Finanzas
Negocios
Inversiones