20 a√Īos de transformaci√≥n
Edición "dat0s 229"
Por: Carlos Rodriguez San Martín
Febrero 2020
Fotografia: Revista dat0s 229

Hace 20 a√Īos a nadie se le pasaba por la cabeza que se hable de Metadatos ni de los campos reservados a la tecnolog√≠a digital. Hace 20 a√Īos a nadie se le habr√≠a pasado por la mente que un topo desvele los datos de un Estado poderoso para que el mundo conozca el grado de control que ejerce. La informaci√≥n abruma a millones de seres humanos en el planeta. Ya nadie encuentra inter√©s ni satisfacci√≥n cotidiana sin la conexi√≥n a internet. Nos ha pasado a todos. La ansiedad es el agotamiento de d√©cadas de evoluci√≥n que ha dado pie a una Comunidad Inteligente que vigila todo, d√≥nde estamos, por qu√© estamos, con qui√©nes nos rodeamos, cu√°les son nuestros gustos y preferencias. Vivimos en un mundo vigilado en la "era digital".

Las diferencias han rebasado el entendimiento. Hace 20 a√Īos nadie hubiera imaginado Silicom Valley ni Burning Man; hace 20 a√Īos nadie hubiera pensado que el poder de un solo hombre sea m√°s que un Estado; tenga almacenados los registros de todos los habitantes del planeta. El fruto de esta revoluci√≥n tecnol√≥gica dio surgimiento a los Millenialls. Facebook es el ensamble de esa generaci√≥n por sus particularidades homogenizadas. Los que vienen y los que han nacido en medio de la tecnolog√≠a G5 se enfrentar√°n a similares campos de acci√≥n; que los intereses de las mayor√≠as no pueden esperar mucho m√°s si el mundo no se propone equilibrios y oportunidades en conocimiento, salud, educaci√≥n y desarrollo.

Lo que viene a ser la llamada "era digital" tiene un sin√≥nimo inevitable: "la era de la informaci√≥n". En ning√ļn otro momento de la historia humana ha sido posible saber con tanta facilidad lo que est√° sucediendo en cualquier punto del planeta. Al contrario de lo que se podr√≠a suponer, el fen√≥meno cre√≠ble de internet, no solo ha tra√≠do beneficios a los medios de comunicaci√≥n; en verdad ha impuesto desaf√≠os monumentales. El mayor de ellos es que contin√ļen siendo imprescindibles para sus audiencias, frente a la avalancha de noticias puestas en circulaci√≥n por un sin n√ļmero de agentes y de intereses muchas veces -la mayor√≠a- inconfesables, de ah√≠ la fake news. Para enfrentar este nuevo escenario, dat0s se vale de aquello que la transform√≥ en la m√°s influyente revista de Bolivia: el periodismo de excelencia en las diferentes plataformas que llevan su nombre. Reflexi√≥n y respecto de los hechos y sucesos de inter√©s p√ļblico sobre los poderes que mueven la sociedad est√°n en el ADN de los reportajes de dat0s, que en su naturaleza interpretativa ofrece informaci√≥n y opini√≥n. Es en ese norte que en la presente edici√≥n al avanzar el 2020, la revista ha identificado a 20 personajes que est√°n al frente a un incuestionable y variad√≠simo campo de temas que hacen al futuro pol√≠tico, econ√≥mico y social.

Revisando la historia de la revista, refrescamos al lector con un reportaje de febrero de 2007 cuando el Gobierno de la época se disponía a tomar el control del país de forma violenta - como luego se desencadenó su caída también violenta- en un estallido que estuvo a punto de derivar en una guerra civil. Los prolegómenos de esas acciones ya estaban en el tintero de nuestras ediciones con la misma valentía y entrega que caracterizó la acumulación de nuestra historia.

Una entrevista con el editor - socio de dat0s, el periodista Carlos Rodriguez San Mart√≠n que no se dobleg√≥ frente a los poderosos se√Īalando el camino de la denuncia, fiel a lo que en ese momento se viv√≠a en el cargado ambiente pol√≠tico de la √©poca; este y otros momentos son apenas una se√Īal de que no estuvimos equivocados; identificamos en todos los casos a los responsables de una historia que se enriqueci√≥ en el papel, hoy en nuestras plataformas digitales con el mismo empe√Īo: ser confiables y cre√≠bles con los miles de lectores que hemos ganado en estos 20 a√Īos. Y c√≥mo no, a nuestros personajes de la cultura y las artes, descubrimos con el tiempo que la m√°xima que nos nueve en el plano ideol√≥gico es sencillo: al centro en la pol√≠tica, a la derecha en las finanzas y a la izquierda en la cultura. Esta trilog√≠a de elementos hace que dat0s se convierta en una referencia en la cobertura de estos tres grandes campos de la informaci√≥n.

Durante estos 20 a√Īos y en curso la era digital, el conocimiento transmitido con responsabilidad y rigor es un activo fundamental para el ciudadano. Entregar tal tipo de contenido regularmente a sus lectores, representa la defensa incondicional a la democracia y la raz√≥n de ser de la revista.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Editorial