En plena emergencia Covid 19, se respira un ambiente de pre agitación
Por: Carlos Rodriguez San Martín
Mayo 2020
Fotografia: Correo del Sur

El ministro de la Presidencia Yerko Nu√Īez ha cometido dos gafes interminables. Primero, pide "disculpas" por el "vuelo solidario" del que ya sabemos lo que pas√≥. Luego, sale a decir que los "periodistas no deben preocuparse" tras el anuncio de los decretos contra la libertad de expresi√≥n. La ingenuidad del ministro hace pensar que nos miente o en verdad no sabe lo que hace. Si es lo segundo, estamos frente a un cuadro muy severo de anomia que hace dudar de su propia ingenuidad.

Perm√≠tanme que vuelva sobre lo mismo, lo hago salvando las distancias en las peculiaridades de cada pa√≠s. El s√°bado se conoci√≥ que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, invit√≥ a su equipo √≠ntimo a una parrillada en medio de un drama que sube la temperatura por el arrebato de la emergencia sanitaria. Sao Paulo ha declarado desastre. La red p√ļblica de salud ha colapsado en varias ciudades con 800 a 1000 muertos diarios. "¬°Y que!", sentencia Bolsonaro.

El Ministro de Gobierno, Arturo Murillo, quien propicio la apertura de las investigaciones en la Fiscal√≠a General contra el expresidente Morales y hasta mostr√≥ grilletes para detenerlo. La c√°rcel, seg√ļn √©l, el lugar que le corresponde al expresidente, acaba de enviar una conceptuosa nota en la que le pide a Evo que evite generar convulsi√≥n en el pa√≠s. El mismo Murillo amenaza, sin ser de su competencia, destituir al exdirector del Fondo Ind√≠gena por haber participado de una reuni√≥n en el campo en plena cuarentena. Dos semanas m√°s tarde, la presidenta A√Īez destituye a Quispe y 24 horas despu√©s el propio Gobierno anuncia su designaci√≥n en alg√ļn otro cargo.

En Trinidad, la gente sigue esperando ya cansada, aunque m√°s molesta que cansada, la remontada para enfrentar al Covid 19. Hace m√°s de dos semanas el Gobierno ofreci√≥ un hospital de campa√Īa que hasta ahora no llega. Las pruebas para detectar contagios tampoco llegan. A cambio, todos los d√≠as se perifonea desde movilidades en las calles trinitarias que ¬°la salvaci√≥n es el reino de Dios!, mientras la poblaci√≥n se est√° muriendo.

En Cochabamba se vive un ambiente de pre agitación que en minutos podría llegar a encender la mecha. En La Paz, la mismísima plaza del Estudiante sirve de escenario de protestas. A pocos pasos del Ministerio de Salud, médicos, asistentes, enfermeras y auxiliares desafían a la policía. "¡Deténganos coronel qué espera!". Reclaman ítems, condiciones de seguridad y empleo.

 

Imprimir
Enviar Articulo