El Supremo brasile√Īo suspende la censura a la comedia de Netflix sobre Jes√ļs gay
Por: El País
Enero 2020
Fotografia: Netflix

 

La Corte Suprema de Brasil ha acordado con Netflix anular la orden judicial que ped√≠a retirar de la plataforma de v√≠deo en l√≠nea la comedia La primera tentaci√≥n de Cristo, de la productora Porta dos Fundos. La empresa envi√≥ este jueves una reclamaci√≥n a la m√°xima corte brasile√Īa contra la resoluci√≥n del magistrado Benedicto Abicair, del Tribunal de Justicia de R√≠o de Janeiro. La queja fue atendida por el presidente del Supremo, Antonio Dias Toffoli. Netflix argumentaba que¬†la medida impon√≠a "restricciones constitucionales a la libertad de expresi√≥n, de creaci√≥n y de desarrollo art√≠stico", infringiendo de este modo resoluciones del propio Supremo que aseguran el derecho a la libre expresi√≥n art√≠stica.

"Apoyamos fuertemente la expresión artística y vamos a luchar para defender este importante principio, que es el corazón de grandes historias", afirmó el portavoz de Netflix. Dias Toffoli resolvió que "en virtud de lo expuesto, y sin perjuicio de una nueva apreciación del tema por parte del ponente, concedo la medida preliminar provisional para suspender los efectos de las resoluciones dictadas".

 

En La primera tentaci√≥n de Cristo, especial humor√≠stico que emite Netflix desde el 3 de diciembre, la productora Porta dos Fundos muestra la figura de Jesucristo e insin√ļa que era homosexual. La obra caus√≥ pol√©mica y despert√≥ la ira de algunos sectores religiosos. Una petici√≥n de la Asociaci√≥n Centro Dom Bosco de F√© e Cultura ya hab√≠a sido desestimada en primera instancia. No obstante, tras el recurso interpuesto en segunda instancia, el juez Benedicto Abicair, del sexto tribunal civil de R√≠o de Janeiro, acab√≥ concediendo la medida provisional que ordenaba que Netflix retirara la producci√≥n de su cat√°logo hasta que el tribunal se reuniera y tomara una decisi√≥n definitiva, prevista solo despu√©s del par√≥n.

En su resoluci√≥n, Abicair argument√≥ que "el derecho a la libertad de expresi√≥n, prensa y art√≠stica no es absoluto". Tambi√©n afirm√≥ que las "redes sociales son incontrolables", que todos pueden entrar en la plataforma de v√≠deo en l√≠nea, "incluso menores de edad" y que "el t√≠tulo de la producci√≥n art√≠stica no refleja la realidad de lo que se reproduce". Y concluy√≥ de la siguiente forma: "Considero, por lo tanto, m√°s adecuado y ben√©fico, no solo para la comunidad cristiana, sino para la sociedad brasile√Īa, mayoritariamente cristiana, hasta que se juzgue el fondo del recurso, recurrir a la cautela para calmar los √°nimos, por lo que concedo una medida preliminar provisional en la forma solicitada".

El malestar que provoc√≥ la comedia en sectores conservadores y ultraconservadores en Brasil fue tal, que, la madrugada del 24 de diciembre, un grupo de hombres lanz√≥ c√≥cteles molotov en la sede de la productora, en R√≠o de Janeiro. Nadie result√≥ herido. Esa misma semana, varios encapuchados divulgaron un v√≠deo en YouTube asumiendo la autor√≠a del atentado e identific√°ndose con el integralismo, movimiento cat√≥lico y de orientaci√≥n fascista surgido en la d√©cada de 1930 en Brasil. D√≠as despu√©s, la Polic√≠a Civil se√Īal√≥ al economista y empresario Eduardo Fauzi como principal sospechoso. Fauzi permanece en paradero desconocido desde el 31 de diciembre, cuando la Polic√≠a de R√≠o intent√≥ cumplir la orden de detenci√≥n que la Justicia emiti√≥ contra √©l. Seg√ļn la Polic√≠a, el empresario huy√≥ a Rusia el 29 de diciembre. El mi√©rcoles, la Polic√≠a Federal incluy√≥ el nombre del economista en la lista de la Interpol.

 

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente