El ingenioso intercambio de cartas anónimas con el que sobrellevan la cuarentena en Medellín
Por: BBC Mundo
Julio 2020
Fotografia: Daniel Guzm√°n

Cuando la carta llegó a las puertas de Daniel Guzmán, fue como un rayo de esperanza durante uno de los momentos más difíciles de su vida.

"Sigue adelante, cuando todo esto termine, saldrás de la casa con la cabeza en alto y tu corazón dispuesto a dar lo mejor de ti", se leía.

Estaba firmada simplemente como "Ni√Īa Peregrina".

Fue una de las cientos de cartas que han sido intercambiadas por completos desconocidos en la ciudad colombiana de Medellín durante la cuarentena que se ha prolongado durante meses en el país.

El intercambio forma parte de un proyecto de una red de bibliotecas en la ciudad.

Palabras de extra√Īos

Llamado "El amor en tiempo de coronavirus", está inspirado en la novela Gabriel García Márquez "El amor en los tiempos del cólera".

La novela del nobel de Literatura colombiano cuenta la historia de una pareja que se enamora en su juventud pero se ve obligada a dejar su cortejo cuando el padre de ella descubre su relación secreta.

Durante las siguientes cinco décadas intercambian cartas de amor usando seudónimos.

Cuando las bibliotecas de Medell√≠n cerraron como parte de las medidas adoptadas para frenar la propagaci√≥n del coronavirus, Bibiana √Ālvarez decidi√≥ jugar con la idea retratada por Garc√≠a M√°rquez d√©cadas antes en su libro.

Ella y otros líderes de la comunidad hicieron un llamado a los residentes para que enviaran cartas anónimas de amistad, amor o simplemente apoyo.

Cada vez que el equipo recibe una carta, la decoran y luego la envían a alguien que también ha enviado una misiva. El destinatario se elige al azar y ni el destinatario ni el escritor saben la identidad del otro.

√Ālvarez explica que la idea es mostrar que "las palabras tienen mucho poder" y que pueden transmitir un sentido de uni√≥n.

"Escribir ha sido increíblemente poderoso, como una especie de catarsis, pues ellos pueden desahogarse y sienten que no están solos", dice.

Incluso con el distanciamiento por la cuarentena, dice, las cartas hacen posible que las personas "sepan que los dem√°s sienten lo mismo que ellos".

Al principio, √Ālvarez no sab√≠a si la idea despegar√≠a, pero pronto llegaron cientos de cartas.

Entre ellos estaba una de Daniel, de 30 a√Īos. Su esposa ten√≠a cuatro meses de embarazo cuando los primeros casos de coronavirus se reportaron en Colombia, en marzo.

A pesar de llevar tres meses de cuarentena, el n√ļmero de casos confirmados ha seguido aumentando de manera constante y ahora asciende a m√°s de 120.000.

La preocupación se convirtió en su nueva normalidad: "Hay tantas cosas que se te pasan por la cabeza", dice Daniel sobre las preocupaciones mutuas de la pareja.

"Ha sido realmente aterrador para mi esposa y ha sido muy difícil para nosotros pensaren cuando dé a luz".

Cuentos de reyes y caballeros

Daniel había estado leyendo un libro sobre reyes y caballeros cuando vio la convocatoria de cartas y decidió escribir sus misivas con la voz de un personaje ficticio al que llamó "cardenal Cervantes de Guzmán".

"Extra√Īo tus ojos, azules como el cielo, durante estos d√≠as grises de encierro. Todav√≠a tengo en mi memoria ese maravilloso sonido de ti riendo a carcajadas, no puedo olvidar tu aroma... esa mezcla de ciudad en caos con hermosos paisajes de lavanda. Quiero verte de nuevo, incluso sin estar seguro de cu√°ndo ser√° ese encuentro", escribi√≥, a√Īadiendo una firma: "eternamente tuyo, cardenal Cervantes de Guzm√°n".

El joven describe a su personaje como alguien que sue√Īa con viejos recuerdos y anhela un amor del que se separ√≥.

Mientras que algunos aprovechan la oportunidad para componer poemas o cuentos de ficci√≥n como Daniel, otros, como "Ni√Īa Peregrina", usan el espacio para escribir palabras de aliento.

Daniel recibió una misiva de ella. Piensa que "estas cartas llegan en los momentos que más las necesitas".

Bibiana √Ālvarez opina que dar consuelo en tiempos de crisis era solo uno de los objetivos del proyecto. El otro era mostrar las crudas realidades del momento en palabras de las personas.

Las bibliotecas p√ļblicas han jugado un papel importante en la historia de Medell√≠n.

En las décadas de 1980 y 1990, la ciudad estaba en el centro de una violenta guerra contra las drogas que se desarrollaba en toda Colombia.

Las tasas de homicidio se dispararon, pero eso comenz√≥ a cambiar a medida que la ciudad comenz√≥ a invertir en proyectos p√ļblicos en √°reas peligrosas de la ciudad.

El sistema de metro ofreció un modo de transporte seguro y las bibliotecas se convirtieron en espacios libres de violencia para las comunidades acostumbradas a vivir bajo la amenaza constante.

"Son las bibliotecas las que han estado disponibles cuando otras instituciones han cerrado en tiempos de violencia", explica √Ālvarez.

"En momentos de crisis, en momentos de incertidumbre, han estado allí para sus comunidades".

Ahora, con el continente americano como el nuevo epicentro del coronavirus, dice que esperan seguir cumpliendo ese mismo papel, incluso cuando tienen que encontrar formas innovadoras de conectarse con las personas.

Est√° especialmente interesada en llegar a familias en las zonas m√°s pobres.

Antes de la cuarentena, los empleados iban a zonas rurales fuera de Medellín para prestar libros y leer a las familias que no gozan de acceso a una biblioteca.

El proyecto, llamado "Letras Viajeras", se ha vuelto digital.

Envían videos de ellos mismos leyendo a aquellos que no tienen acceso a internet a través de WhatsApp, o llamando a las familias directamente y leyéndoles en voz alta.

"Todav√≠a no s√© si podemos ver una luz al final del t√ļnel, pero tenemos la esperanza de que todo llegue a estar bien", dice.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente