La OMS reconoce ahora que es posible la transmisión aérea del coronavirus en interiores
Por: El País
Julio 2020
Fotografia: REUTERS-Denis Balibouse

 

La Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) acepta, finalmente, que la covid-19 puede contagiarse por el aire en algunas circunstancias. No es ni de lejos tan f√°cil ni tan com√ļn como en otras enfermedades, como el sarampi√≥n, pero es posible y se debe tener en cuenta. Por primera vez desde el 29 de marzo, la OMS ha actualizado el documento en el que detalla los modos de transmisi√≥n del virus que encerr√≥ a medio planeta en sus casas para incluir los llamados aerosoles, esas peque√Īas part√≠culas que pueden mantenerse en suspensi√≥n unos minutos con carga v√≠rica e infectar a quien las inhale.

No obstante, la declaraci√≥n de la OMS es muy cautelosa, ya que las pruebas son indirectas. Adem√°s, muchos especialistas advert√≠an de que alertar del contagio por v√≠a a√©rea podr√≠a malinterpretarse por la poblaci√≥n. Seg√ļn describe el nuevo documento, se han observado brotes en "algunos entornos cerrados, como restaurantes, clubes nocturnos, lugares de culto o lugares de trabajo donde la gente puede estar gritando, hablando o cantando". "En estos brotes", se apunta, "no se puede descartar la transmisi√≥n de aerosoles, particularmente en estos lugares interiores donde hay espacios abarrotados y con ventilaci√≥n inadecuada donde las personas infectadas pasan largos per√≠odos de tiempo con otros". La OMS no descarta una posibilidad que cientos de cient√≠ficos reclaman que contemple desde hace semanas, con quienes trabajaba intensamente para consolidar el conocimiento cient√≠fico. Sobre todo, porque en la fase de nueva normalidad que afrontan muchos pa√≠ses, estos escenarios vulnerables se multiplicar√°n de nuevo.

Locales cerrados, con mala o nula ventilaci√≥n y mucha gente hablando (cuanto m√°s alto, peor) durante un buen rato. Esos cuatro factores sumados aparec√≠an como la causa m√°s probable de transmisi√≥n en varios brotes muy conocidos por los epidemi√≥logos desde febrero y marzo. Un recital de un coro en el que se mantuvo la higiene y la distancia de seguridad. Numerosos brotes en karaokes. Un restaurante en el que se contagiaron los comensales de las mesas vecinas. Un gimnasio en el que se practicaba zumba. Un viaje en autob√ļs de largo recorrido sin mascarillas ni ventilaci√≥n. Los expertos ten√≠an claro que la v√≠a de contagio m√°s plausible eran esos aerosoles, part√≠culas con virus que aguantan en suspensi√≥n y que pueden respirarse. Hasta ahora, las autoridades sanitarias solo aceptaban este contagio por aerosoles en los momentos en los que se intuba a los pacientes de covid, es decir, no se puede mantener la distancia de seguridad interpersonal, pero no para situaciones habituales entre la ciudadan√≠a.

En el documento, la OMS reconoce que "una persona susceptible podr√≠a inhalar aerosoles y podr√≠a infectarse si los aerosoles contienen el virus en cantidad suficiente para causar infecci√≥n en el receptor". Sin embargo, admite, se desconoce la dosis del virus necesaria para provocar la infecci√≥n. La v√≠a m√°s com√ļn de contagio son las gotas que se desprenden de boca y nariz al estornudar, toser o hablar, porque contienen m√°s virus. Las part√≠culas en suspensi√≥n que incluye ahora la OMS contienen much√≠simos menos virus y por lo tanto es menos probable la infecci√≥n. De ah√≠ que en la mayor√≠a de los casos rese√Īados el contagio se haya producido tras una exposici√≥n prolongada, en torno a una hora, al paciente cero. Varios estudios muestran que la cantidad de got√≠culas que se expulsan aumentan con la fuerza de la vocalizaci√≥n, siendo mucho mayores al cantar, gritar o al hablar en alto que al comunicarse en voz baja.

Por tanto, la OMS recomienda "evitar las reuniones abarrotadas en interiores tanto como sea posible, en particular cuando el distanciamiento f√≠sico no es factible, y garantizar una buena ventilaci√≥n ambiental en cualquier entorno cerrado". Pensando en el verano y en la vuelta a los lugares de trabajo, los fabricantes de aires acondicionados han preparado recomendaciones detalladas espec√≠ficas para mejorar la ventilaci√≥n, ya que es importante renovar el aire con el exterior y evitar la recirculaci√≥n en lugares cerrados. Obviamente, las mascarillas siguen siendo un factor esencial para evitar que esas gotas, grandes o peque√Īas, escapen de nariz o boca y expongan a otras personas al contagio. La semana pasada, cientos de especialistas en aerosoles hicieron p√ļblica una carta dirigida a la OMS en la que reclamaban que se tuviera en cuenta esta v√≠a de contagio en sus recomendaciones.

"Creemos que debemos estar abiertos a estas pruebas y comprender sus implicaciones con respecto a los modos de transmisi√≥n y las precauciones que deben tomarse", admiti√≥ el martes Benedetta Allegranzi, responsable de prevenci√≥n y control de infecciones de la OMS. Allegranzi a√Īad√≠a que llevaban desde abril atendiendo a las aportaciones de estos cient√≠ficos especializados en aerosoles y transmisi√≥n a√©rea. No obstante, esta cient√≠fica a√Īadi√≥: "Hay algunas pruebas nuevas, pero no es definitivo. Por lo tanto, no se puede descartar la posibilidad de transmisi√≥n a√©rea en entornos p√ļblicos, especialmente en condiciones muy espec√≠ficas: lugares abarrotados, cerrados, con poca ventilaci√≥n".

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente