Los impuestos de Trump: ahora los fiscales tienen m√°s acceso a las finanzas del expresidente
Por: Mike McIntire/ The New York Times
Febrero 2021
Fotografia: DOR LAMKEY - POOL- EFE


Por todo lo que revelan, las declaraciones de impuestos tienen limitaciones. Pero otros documentos de los contadores del expresidente pueden ayudar a dar una visión más completa de sus finanzas.

 

 

Cuando los fiscales de Nueva York finalmente analicen las declaraciones de impuestos federales del expresidente Donald Trump, descubrir√°n una verdadera gu√≠a pr√°ctica para hacerte rico, mientras pierdes millones de d√≥lares y pagas poco o ning√ļn impuesto sobre la renta.

Sin embargo, encontrar pruebas de delitos también dependerá de otra información que no se encuentra en las declaraciones.

El lunes, la Corte Suprema de Estados Unidos despej√≥ el camino para que el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus R. Vance Jr., tenga acceso a ocho a√Īos de las declaraciones de impuestos federales sobre la renta de Trump y otros registros de sus contadores. La decisi√≥n culmin√≥ una larga batalla legal sobre el acceso de los fiscales a esa informaci√≥n.

El a√Īo pasado, The New York Times ofreci√≥ un adelanto de lo que le espera a Vance, cuando obtuvo y analiz√≥ d√©cadas de datos de impuestos sobre la renta de Trump y sus empresas. Los registros fiscales brindan una visi√≥n sin precedentes y muy detallada del mundo bizantino de las finanzas de Trump, algo de lo que se jact√≥ durante a√Īos y que, simult√°neamente, trat√≥ de mantener en secreto.

El an√°lisis del Times mostr√≥ que el expresidente report√≥ cientos de millones de d√≥lares en p√©rdidas comerciales, pas√≥ a√Īos sin pagar impuestos federales sobre la renta y enfrenta una auditor√≠a del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por su sigla en ingl√©s) por un reembolso de impuestos de 72,9 millones de d√≥lares que reclam√≥ hace una d√©cada.

Entre otras cosas, los documentos revelaron que Trump solo hab√≠a pagado 750 d√≥lares en impuestos federales sobre la renta durante su primer a√Īo como presidente y ning√ļn impuesto sobre la renta en 10 de los 15 a√Īos previos. Tambi√©n mostraron que hab√≠a incluido 26 millones de d√≥lares en "honorarios de consultor√≠a" como un gasto comercial entre 2010 y 2018, algunos de los cuales parecen haber sido pagados a su hija mayor, Ivanka Trump, mientras ella era una empleada asalariada de la Organizaci√≥n Trump.

Desde entonces, la legitimidad de los honorarios, que redujeron la renta imponible de Trump, se ha convertido en un tema de investigaci√≥n para Vance, as√≠ como en una investigaci√≥n civil separada de Letitia James, la fiscal general de Nueva York. James y Vance son dem√≥cratas, y Trump ha tratado de decir que las m√ļltiples investigaciones tienen motivaciones pol√≠ticas, mientras niega cualquier irregularidad.

La oficina de Vance emiti√≥ citaciones y ha realizado entrevistas en los √ļltimos meses, mientras analiza una serie de asuntos financieros como la posibilidad de que la Organizaci√≥n Trump haya tergiversado el valor de sus activos al obtener pr√©stamos o pagar impuestos a la propiedad, as√≠ como el pago de 130.000 d√≥lares como parte de un acuerdo de confidencialidad con Stephanie Clifford, la actriz de cine pornogr√°fico cuyo nombre art√≠stico es Stormy Daniels, durante la campa√Īa de 2016. Entre los entrevistados se encuentran empleados del Deutsche Bank, uno de los mayores prestamistas de Trump.

A pesar de todas sus revelaciones, los registros fiscales de Trump tambi√©n son importantes por lo que no muestran, incluidos los nuevos detalles sobre el pago a Clifford, que fue el foco inicial de la investigaci√≥n de Vance cuando comenz√≥ hace dos a√Īos.

Las declaraciones de impuestos representan la contabilidad de ingresos y gastos y, a menudo, carecen de la especificidad requerida para saber, por ejemplo, si los costos legales relacionados con los pagos del acuerdo de confidencialidad se incluyeron como una cancelación de impuestos o si el dinero de Rusia alguna vez se movió a través de las cuentas bancarias de Trump. La ausencia de ese nivel de detalle subraya el valor potencial de otros registros a los que Vance obtuvo acceso con la decisión de la Corte Suprema del lunes.

Además de las declaraciones de impuestos, los contadores de Trump, Mazars USA, también deben producir registros comerciales en los que se basan esas declaraciones y comunicaciones con la Organización Trump. Ese material podría proporcionar un contexto y antecedentes importantes para las decisiones que Trump o sus contadores tomaron al prepararse para declarar impuestos.

John D. Fort, exjefe de la divisi√≥n de investigaci√≥n criminal del IRS, dijo que las declaraciones de impuestos eran una herramienta √ļtil para descubrir pistas, pero que solo pod√≠an entenderse completamente con informaci√≥n financiera adicional obtenida en otros lugares.

"Es un documento financiero personal muy importante, pero solo es una pieza del rompecabezas", dijo Fort, director de investigaciones de Kostelanetz & Fink en Washington. "Lo que se encuentre en la declaración deberá ser objeto de entrevistas y citaciones".

Sin embargo, la investigaci√≥n del Times sobre los impuestos de Trump expuso una serie de afirmaciones enga√Īosas y falsedades que ha propagado sobre su riqueza y astucia comercial.

Numerosas afirmaciones de Trump sobre su generosa filantropía se desmoronaron tras el análisis de sus declaraciones de impuestos, lo que generó dudas sobre la cantidad de ciertas donaciones y la naturaleza general de sus donaciones deducibles de impuestos. Por ejemplo, 119,3 millones de dólares de los aproximadamente 130 millones en deducciones caritativas que declaró desde 2005 resultaron ser el valor estimado de los compromisos de no desarrollar bienes raíces, a veces después de que fracasara un proyecto planificado.

Se sabe que al menos dos de esas deducciones caritativas basadas en terrenos, una relacionada con un campo de golf en Los √Āngeles y la otra con una finca de Westchester llamada Seven Springs, forman parte de la investigaci√≥n civil de James, quien est√° examinando si las tasaciones inflaron las deducciones fiscales.

En t√©rminos m√°s generales, los registros fiscales mostraron c√≥mo la informaci√≥n p√ļblica que present√≥ como candidato, y luego como presidente, ofrecieron una visi√≥n distorsionada de sus finanzas generales al reportar n√ļmeros brillantes en sus campos de golf, hoteles y otras empresas en funci√≥n de los ingresos brutos que recaudaban cada a√Īo. El resultado final real, despu√©s de las p√©rdidas y los gastos, era mucho m√°s sombr√≠o: en 2018, mientras que las declaraciones p√ļblicas de Trump mostraban 434,9 millones de d√≥lares en ingresos, sus declaraciones de impuestos presentaron un total de 47,4 millones en p√©rdidas.

Y esos n√ļmeros tan ominosos no eran una anomal√≠a. Los numerosos campos de golf de Trump, un componente central de su imperio empresarial, registraron p√©rdidas de 315,6 millones de d√≥lares entre 2000 y 2018, mientras que los ingresos derivados de la concesi√≥n de licencias de su nombre a hoteles y complejos tur√≠sticos pr√°cticamente se hab√≠an agotado cuando ingres√≥ a la Casa Blanca. Adem√°s, Trump tiene cientos de millones de d√≥lares en pr√©stamos, muchos de los cuales garantiz√≥ personalmente, que vencen en los pr√≥ximos a√Īos.

La investigación del Times también descubrió que se enfrenta a una auditoría del IRS centrada en el enorme reembolso que reclamó en 2010, que cubría todos los impuestos federales sobre la renta que pagó de 2005 a 2008, más los intereses. Trump citó repetidamente la auditoría en curso como la razón por la que no podía publicar sus declaraciones de impuestos, después de decir inicialmente que lo haría, aunque nada en el proceso de auditoría le impedía hacerlo.

Si, en √ļltima instancia, el IRS fallara en su contra, Trump podr√≠a verse obligado a tener que devolver m√°s de 100 millones de d√≥lares, teniendo en cuenta los intereses y las posibles multas, adem√°s de unos 21,2 millones en devoluciones de impuestos estatales y locales que se basaron en las cifras de sus archivos federales.


Russ Buettner y Susanne Craig colaboraron con reportería.

Mike McIntire es reportero de la unidad de investigaciones. Gan√≥ un Pulitzer por sus reportajes sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 y ha escrito en profundidad sobre la financiaci√≥n de campa√Īas, la violencia con armas de fuego y la corrupci√≥n en los deportes universitarios. @mmcintire

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente