Lula: un a√Īo en la c√°rcel e intentando mantener el control del PT
Por: El País
Abril 2019
Fotografia: Reuters

La prisi√≥n del expresidente brasile√Īo Luiz In√°cio Lula da Silva cumple un a√Īo este 7 de abril, en medio de incertidumbres sobre c√≥mo se conducir√° su proceso en la Justicia y con el Partido de los Trabajadores (PT) luchando para consolidarse como la principal fuerza de oposici√≥n al presidente ultraderechista Jair Bolsonaro. El consenso en el PT es que las condenas por corrupci√≥n pasiva y blanqueo de capitales en dos casos (12 a√Īos y 11 meses de prisi√≥n en cada uno) son injustas y que la prisi√≥n del expresidente es pol√≠tica. De esta forma, la agrupaci√≥n trata de reanimar sus filas con actos por el "Lula Libre" en S√£o Paulo, R√≠o de Janeiro y otras ciudades este domingo. Una forma no solo de mantener la presi√≥n sobre el Poder Judicial sino tambi√©n de mantener unidos a los petistas y a los movimientos sociales m√°s cercanos bajo una rara bandera com√ļn.

Desde su celda en Curitiba, en el sur de Brasil, Lula recibe informes de las reuniones del partido, que ha decidido posponer la elecci√≥n de la presidencia de la formaci√≥n¬† expresidente para el segundo semestre. La contienda tiene potencial para, por primera vez, no corresponder con la voluntad de Lula, que ya ha manifestado su deseo de mantener a la diputada federal Gleisi Hoffman al frente del PT, aunque otros petistas no est√©n de acuerdo. A la pol√≠tica del estado de Paran√° se le considera una de las responsables de mantener como prioridad el "Lula Libre", sin avanzar en una renovaci√≥n de partido y otras cuestiones program√°ticas. Con Hoffmann en la presidencia, la influencia de Lula en las decisiones del partido estar√≠an garantizadas. "Cuando puedo, le escribo cartas, porque esas las puede recibir. Le hablo de las reuniones de las direcciones, de las reuniones que hacemos, de las decisiones que tomamos", cuenta¬†Hoffmann a EL PA√ćS. "Es nuestro presidente de honor. Es natural e importante que reciba informaci√≥n. Lula es el gran l√≠der pol√≠tico y popular de este Brasil. Despu√©s de √©l no ha salido nadie m√°s con esa envergadura, con esa grandeza, con ese poder de movilizaci√≥n", apostilla.

Las esperanzas de una absoluci√≥n y puesta en libertad del l√≠der del PT son escasas, pero estriban ahora en el recurso interpuesto por su defensa ante el Supremo Tribunal de Justicia (STJ), el primer tribunal superior que analizar√° su √ļnica sentencia ya confirmada en segunda instancia. Tanto el STJ como el Supremo Tribunal Federal (STF) solo han analizado hasta la fecha peticiones de excarcelaci√≥n del expresidente, pero no la condena en s√≠. Todav√≠a no hay una fecha para que los magistrados del tribunal se re√ļnan, pero la defensa de Lula espera que se produzca en breve. Seg√ļn el abogado Cristiano Zanin, la defensa pide y enfatiza en el recurso la anulaci√≥n del proceso en las instancias inferiores o una absoluci√≥n. Tambi√©n presenta argumentos auxiliares que podr√≠an propiciar una revisi√≥n de la pena -lo que podr√≠a derivar, por ejemplo, en arresto domiciliario - o la prescripci√≥n del caso.

La defensa contesta las acusaciones y considera que no hay pruebas y presentan un abanico de argumentos al STJ, tales como una presunta falta de imparcialidad del ex juez Sergio Moro -el hoy ministro de Justicia de Bolsonaro. "Estamos viendo a lo largo del tiempo episodios de diversas ilegalidades y abusos que tienen que ser cohibidos", explica Zanin a EL PA√ćS. Entre las quejas, est√° el bloqueo de los bienes y cuentas del expresidente por la Justicia. El entorno de Lula reclama que ya no hay dinero para llevar adelante la defensa mientras hay algunas accciones de apoyo. En la pasada semana se celebr√≥ una subasta de fotos ic√≥nicas de Lula, donadas por los fotografos y firmadas por el expresidente, para ayudar a pagar su defensa, por ejemplo.

PT y Bolsonaro

En el campo pol√≠tico los obst√°culos no son m√°s peque√Īos. El PT cuenta con la mayor bancada en la C√°mara de Diputados, con 55 esca√Īos -uno m√°s que el PSL de Bolsonaro-, y es la mayor fuerza de oposici√≥n. Pero, de momento, sigue apostando sus energ√≠as en la campa√Īa por el "Lula Libre" mientras las encuestas indican el apoyo popular a la prisi√≥n del expresidente -seg√ļn Atlas Pol√≠tico, cerca del 57,9% del electorado-."El partido se ha quedado muy atado a eso. No s√© si dentro del partido hay un consenso sobre qu√© hacer. Entre tanto, el 'Lula Libre' la da una cierta unidad de acci√≥n a la m√°quina del partido", explica el soci√≥logo Celso Rocha de Barros.

Para √©l, la "actualizaci√≥n" del PT todav√≠a depende de c√≥mo le va a ir al Gobierno de Bolsonaro. Rocha de¬† Barros destaca el hecho de que, aun siendo num√©ricamente mayor, es m√°s com√ļn ver a l√≠deres de otros partidos progresistas encabezando la oposici√≥n. "El partido todav√≠a no ha encontrado un l√≠der en el Congreso porque est√° amarrado a esas cuestiones", explica. En juego tambi√©n hay una disputa en el campo progresista por la hegemon√≠a, ocupada por el PT desde hace 30 a√Īos. "Como m√≠nimo", explica el soci√≥logo, "esta competici√≥n va a obligar a los petistas a moverse".

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente