Paraguay anula el acuerdo energético con Brasil que amenazaba con hacer caer el Gobierno
Por: El País
Agosto 2019
Fotografia: NORBERTO DUARTE / AFP

El Gobierno paraguayo han anulado este jueves el acta secreta firmada con Brasil el pasado 24 de mayo sobre el reparto del excedente de energ√≠a que ambos pa√≠ses generan en la inmensa represa compartida sobre el r√≠o Paran√°, la Itaip√ļ, una de las mayores del mundo. El acuerdo, cuyos t√©rminos beneficiaban a Brasil, hab√≠a provocado la primera gran crisis del Ejecutivo paraguayo y hab√≠a desatado amenazas de juicio parlamentario al presidente Mario Abdo Ben√≠tez.

"La parte contratante paraguaya comunic√≥ su decisi√≥n unilateral y soberana de dejar sin efecto el acta bilateral del 24 de mayo de 2019", dice el documento mostrado por la Embajada paraguaya en Brasilia, seg√ļn el diario brasile√Īo O Globo. Ambos pa√≠ses deber√°n redefinir ahora un nuevo cronograma.

"Es el momento para una reflexión, para volver a recuperar la bandera, hay que seguir insistiendo en la negociación y unión de nuestro pueblo", dijo Abdo Benítez desde el Palacio de Gobierno paraguayo. El mandatario destacó que no quería salir a hablar "antes de que la ciudadanía se informase de la gestión que se ha hecho para dejar sin efecto el acta".

Esta in√©dita crisis de Gobierno se desat√≥ la semana pasada con la renuncia del titular de la empresa nacional de energ√≠a el√©ctrica, que se neg√≥ a firmar el acuerdo, hasta entonces secreto. Le sigui√≥ la del canciller, Luis Castiglioni, la del titular paraguayo de Itaip√ļ y la del embajador en Brasil.

La renegociaci√≥n del acuerdo, firmada sin consulta al Congreso ni divulgaci√≥n p√ļblica, encarecer√≠a hasta los 200 millones de d√≥lares por a√Īo los costos de la energ√≠a que contrata la empresa paraguaya estatal del 2019 al 2022. Cuando Itaip√ļ produce m√°s energ√≠a de la acordada por ambos pa√≠ses en su tratado original, esa es revendida a los dos estados. La oposici√≥n denuncia que el pacto tambi√©n establec√≠a que a Paraguay pasar√≠a a recibir menos cantidad de esa energ√≠a excedente. De un 50 por ciento a un 13 por ciento.

Juicio parlamentario para destituir a Abdo Benítez

Desde el estallido de la crisis, la oposici√≥n paraguaya ha tratado de recabar apoyos para promover un juicio parlamentario que concluya con la destituci√≥n del presidente Abdo Ben√≠tez y a su vicepresidente, Hugo Vel√°zquez, en el cargo con el conservador Partido Colorado desde hace un a√Īo. El presidente paraguayo respondi√≥ por Twitter: "Acepto la pelea!".

Para el Partido Liberal, principal formaci√≥n opositora, ambos mandatarios deben responder por "traici√≥n a la patria" y "mal desempe√Īo de sus funciones" tras conocerse que Abdo Ben√≠tez firm√≥ un acta secreta con el presidente brasile√Īo, Jair Bolsonaro, que perjudicaba econ√≥micamente a Paraguay. La bancada liberal acusa de "entreguista" y "vendepatria" a Abdo porque en la pr√°ctica provocar√≠a a la empresa nacional de energ√≠a paraguaya un sobrecosto anual de unos 200 millones de d√≥lares por el reparto de la energ√≠a excedente de Itaip√ļ, la represa de mayor producci√≥n del mundo, y la segunda m√°s grande despu√©s de la china Tres Gargantas.

Abdo Benítez estuvo reunido hasta las dos de la madrugada con senadores y diputados oficialistas. Despegó a las 6.30 en helicóptero de la Mburuvichá roga, (la casa del jefe en guaraní, residencia presidencial) y llegó al Palacio de López donde lo esperaban varios centenares de manifestantes en su apoyo. Allí se reunió con su aliado, el senador Silvio Ovelar quien a su salida dijo a la prensa que no hay votos para destituir al presidente.

"El proceso democr√°tico va a seguir en Paraguay, no hay votos en el Senado", declar√≥ Ovelar. Su propia formaci√≥n est√° dividida en dos principales grupos rivales: los que apoyan fielmente a Abdo (Colorado A√Īetete, aut√©nticos en guaran√≠) y los pertenecientes a Honor Colorado (del expresidente Horacio Cartes) que anunciaron primero que apoyar√≠an a la oposici√≥n en el pedido de juicio pol√≠tico, pero que ahora, al conocer la cancelaci√≥n del pol√©mico acuerdo con Brasil, han dado un paso atr√°s. Sin ellos pierde fuerza la amenaza de juicio pol√≠tico.

La C√°mara de Senadores est√° conformada por 45 miembros y, seg√ļn establece la Constituci√≥n paraguaya, se requiere de 30 legisladores para aprobar un juicio pol√≠tico. Sin el grupo colorado de Cartes, la oposici√≥n no alcanzar√≠a los votos necesarios.

Paraguay y Brasil comparten la hidroeléctrica sobre el río Paraná, que produce energía vital para la industria del gigante sudamericano y que es imprescindible para el suministro paraguayo. La represa fue pactada en 1973 y fue construida entre las dictaduras militares que gobernaban ambos estados en la época. La construcción implicó para Paraguay pérdidas de territorio y la inundación de comunidades de pueblos indígenas por lo que siempre fue considerado un acuerdo injusto a este lado del río Paraná. Ambos tienen hasta 2023 para renegociar el tratado original.

 

Brasil llama a evitar que se "quiebre el orden democrático" en Asunción

N. N. G., Río de Janeiro

Antes de que el Gobierno de Paraguay anunciara que rompe el acuerdo bilateral, Brasil, a través de su Ministerio de Asuntos Exteriores, ha salido en defensa del presidente Abdo y del orden constitucional. Era la primera reacción de Brasilia al anuncio de un impeachment contra el presidente paraguayo. "Brasil espera que el proceso sea conducido sin quiebra del orden democrático", afirma el comunicado de la cancillería.

Exteriores atribuye a "la excelente relación personal" entre los dos presidentes lo que considera una mejora de la relación bilateral hasta niveles sin precedentes. Y confía en que habrá nuevos avances en beneficio mutuo.

Paraguay intent√≥ que Brasil suscribiera tambi√©n la ruptura del acuerdo sobre la presa hidroel√©ctrica, seg√ļn la prensa brasile√Īa, pero el Gobierno de Ja√≠r Bolsonaro se ha negado porque considera que eso significar√≠a reconocer que el acuerdo es perjudicial para el pa√≠s vecino cuando opinan que no lo es.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente