Peronismo y kirchnerismo se unen para derribar la imagen de Macri
Por: El País
Noviembre 2015
Fotografia: Nicol√°s Stulberg / Infobae

La gran inc√≥gnita pol√≠tica de las elecciones argentinas parece haber quedado resuelta: Cristina Fern√°ndez de Kirchner quiere ganar la segunda vuelta. Hab√≠a dudas muy serias, sobre todo mientras mantuvo su prolongado silencio. Algunos interpretaban que prefer√≠a que su candidato, Daniel Scioli, perdiera frente a Mauricio Macri para poder convertirse ella en la l√≠der de la oposici√≥n y as√≠ volver dentro de cuatro a√Īos como la chilena Michelle Bachelet. Pero esas dudas parecen despejadas. Fern√°ndez de Kirchner ha lanzado una orden clara al kirchnerismo: hay que ganar cueste lo que cueste. Lo hizo el jueves, y desde ese d√≠a la campa√Īa contra Macri arrecia en todos los grupos fieles a la presidenta, en especial La C√°mpora. Con la idea de que Macri viene a hacer un ajuste e incluso una pol√≠tica econ√≥mica neoliberal como la de la √ļltima dictadura militar (1976-1983) el kirchnerismo intenta evitar una derrota el 22 de noviembre que ahora mismo los analistas dan como muy probable.

Las diversas ramas del peronismo y de los grupos que han apoyado todos estos a√Īos a la presidenta, seg√ļn se√Īalan personas del kirchnerismo duro, est√°n divididas en torno a Scioli. Hay muchas tensiones internas porque est√° asumido que es un mal candidato que no ha sido capaz de aglutinar ni siquiera a todos los votantes fieles a la presidenta y sobre todo no ha ampliado ni un gramo el espacio kirchnerista, que en teor√≠a era su principal virtud como hombre muy a la derecha de los Kirchner. La indignaci√≥n con Scioli es muy fuerte en el mundo kirchnerista no solo pol√≠tico, sino tambi√©n en el influyente entorno cultural. Sin embargo, la orden de la presidenta fue tajante el jueves, cuando estuvo m√°s de tres horas dando discursos en la Casa Rosada para sus grupos m√°s fieles y en especial para los j√≥venes: hay que conservar "el proyecto", hay que parar a Macri.

El efecto fue inmediato. La C√°mpora se est√° moviendo por todo el pa√≠s con pintadas contra Macri y folletos como el que repart√≠an el domingo a la salida del estadio de Boca Juniors en el partido clave en el que se alz√≥ con el campeonato argentino: "Tus derechos o Macri". En √©l se detalla que si gana empeorar√° la salud, la educaci√≥n, la jubilaci√≥n, y el empleo. As√≠, el kirchnerismo se encarga de la campa√Īa dura contra Macri mientras Scioli, con un discurso m√°s moderado, trata de atraer a los votantes peronistas que apoyaron a Sergio Massa, que logr√≥ un 21% de respaldos y ahora est√° fuera de la segunda vuelta.

Pero el kirchnerismo ide√≥ no se qued√≥ solo en los panfletos en la calle: ide√≥ otro sistema a√ļn m√°s eficaz, siempre con el f√ļtbol de trasfondo, en un pa√≠s en el que el deporte rey y la pol√≠tica son casi la misma cosa. Millones de argentinos estaban viendo el domingo el Boca-Tigre que defin√≠a el campeonato. Lo emit√≠a como siempre la televisi√≥n p√ļblica. El Estado paga a los equipos 200 millones de d√≥lares al a√Īo para emitirlo gratis. En el intermedio se dan publicidades oficiales de la presidenta, un mecanismo pol√≠tico de enorme eficacia. Esta vez fueron m√°s lejos. Nada m√°s empezar el descanso, la televisi√≥n p√ļblica emiti√≥ un montaje en el que se comparaban los planes del ministro de Econom√≠a de la dictadura, Mart√≠nez de Hoz, con los proyectos de Macri.

La guerra es ya sin cuartel, con los medios p√ļblicos y los privados cercanos al Gobierno lanzados para atacar al l√≠der de la oposici√≥n y los medios cr√≠ticos con el kirchnerismo, todos privados, con un tono cada vez m√°s duro. Se da la paradoja de que el kirchnerismo trata de convencer a los ciudadanos de que con Macri vienen las recetas neoliberales de los 90 pero quien gobernaba en esos a√Īos era el peronismo y precisamente Scioli entr√≥ en pol√≠tica en ese momento de la mano de Carlos Menem tambi√©n en campa√Īa a favor del candidato. Los v√≠deos de Scioli defendiendo las privatizaciones menemistas circulan tanto en Argentina estos d√≠as como los de Macri reinvindicando pol√≠ticas liberales o rechazando las nacionalizaciones kirchneristas. Todo se mezcla en la pol√≠tica argentina, que lucha ahora para ver qu√© miedo puede m√°s entre los ciudadanos.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente