Rousseff promete como candidata "m√°s futuro" para Brasil
Por: El País
Junio 2014
Fotografia: REUTERS
Rousseff con Lula, durante la convención del PT.

La presidenta confirma su postulación a las elecciones de octubre defendiendo los programas sociales de su Gobierno y asegurando que seguirá transformando al país sudamericano

Dilma Rousseff se confirm√≥ este s√°bado como la candidata a las presidenciales de octubre del Partido de los Trabajadores (PT) con la promesa de seguir transformando Brasil en el caso de que vuelva a salir reelegida. La presidenta del pa√≠s, cuya popularidad ha ido decayendo seg√ļn las encuestas m√°s recientes, estar√° acompa√Īada en su candidatura del vicepresidente Michel Temer (PMDB).

Roussef anunció su postulación durante una convención del PT en Brasilia que reunió a las principales figuras del partido y también de la actual coalición del Gobierno. Los gritos de "Uno, dos tres... ¡Dilma otra vez!" se impusieron sobre los que preferían a Lula en la disputa. De ganar Roussef, sería la cuarta administración petista consecutiva.

Tras la votación, en la que los presentes confirmaron la elección de Rousseff a mano alzada, la presidenta habló acerca de la "construcción de más futuro" y de "cambiar con continuidad". Su estrategia, como se esperaba, pasó por destacar los programas gubernamentales que han tenido éxito, como el de aceleración del crecimiento, médicos por todo el país y la expansión de la ciencia en todos los ámbitos. Roussef insistió en que se encuentra ante la reelección "más difícil de todas".

Al comienzo de su intervenci√≥n, Rousseff ley√≥ unas notas para no olvidarse de los agradecimientos y los puntos de su intervenci√≥n que iba a tratar. Pero pronto se desprendi√≥ de su cordialidad y atac√≥ a los cr√≠ticos de su Gobierno y adelant√≥ los rumbos de un posible segundo mandato, llegando a afirmar que no le eligieron "para vender el patrimonio p√ļblico, ni para mendigar dinero para¬†el FMI". "Porque no lo necesitamos", dijo. Entre los proyectos de futuro de la candidata est√° el Plan de Trasformaci√≥n Nacional (PTN), amparado por la "solidez econ√≥mica" y la "amplitud de pol√≠ticas sociales" que har√°n Brasil "ingresar decisivamente en la sociedad del desarrollo". El PTN trata de una reforma pol√≠tica para que haya una "participaci√≥n popular m√°s amplia y un plebiscito para votar los caminos pol√≠ticos del pa√≠s".

Al final, DIlma describi√≥ a Lula como "un gigante" y reafirm√≥ que es un desaf√≠o ser su sucesora en la administraci√≥n del pa√≠s. Pidi√≥, claro, "cuatro a√Īos m√°s" y "el apoyo del pueblo brasile√Īo" y, para los que esperaban alguna declaraci√≥n acerca de los¬†abucheos e injurias que se hicieron eco en Arena Corinthians durante la apertura del Mundial, se limit√≥ a decir que nunca hizo pol√≠tica con odio. "No insulto, pero no me doblo". Y, para acabar, dej√≥ claro que "el Mundial est√° dando una paliza monumental a los pesimistas".

El furor de Lula

Con el micrófono en la mano y caminando de un lado al otro, Lula despertó las reacciones más calurosas de la convención al proferir sus palabras. Su discurso, además de servir como apoyo incondicional a la candidata, a la que él definió como la más preparada para el "cambio" entrevisto por el PT. Lula marcó el tono combativo de la convención. "Nunca habrá divergencias entre Dilma y yo. Y, si la hay, Dilma tendrá siempre la razón", aclaró el expresidente que abordó las críticas contra la gestión petista, el supuesto pesimismo que rodea la realización del Mundial en el país y los desafíos que enfrentarán los militantes del partido hasta octubre.

Adem√°s de la preparaci√≥n para el Mundial, temas espinosos como los pol√©micos abucheos a la presidenta en el primer partido de Brasil contra Croacia, la corrupci√≥n en el Gobierno del PT y "los cambios que las gestiones anteriores no han sido capaces de hacer". Lula a√ļn encontr√≥ ganchos para divertir a los oyentes, especialmente sobre f√ļtbol. "Hablaron mal de¬†los estadios del Mundial, que iban a quedar mal. Pero vean a Inglaterra... Ella perdi√≥ porque no estaba acostumbrada a jugar en campos de esta calidad", dio una punzada. Y: "¬ŅVosotros hab√©is visto a Costa Rica?"

Tanto Lula como otros ponentes insistieron en que estas elecciones ser√°n las m√°s dif√≠ciles para el PT. Rui Falc√£o, presidente del PT, abri√≥ la ceremonia hablando de la necesidad de cambio, un concepto que ser√° central en la campa√Īa de Rousseff. Habl√≥ de Lula como "el m√°s grande l√≠der que ya surgi√≥ en Brasil", adelantando que el expresidente har√° una gira para "traer de vuelta el entusiasmo de¬†la campa√Īa de 1989 - cuando el exmetal√ļrgico casi venci√≥ las primeras elecciones directas despu√©s de la dictadura militar - y luchar contra "los que se presentan como una tercera v√≠a, pero que se concilian con intereses neoliberales".

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente