"El coste humano de las políticas de inmigración de Trump es imposible de medir"
Por: El País
Octubre 2020
Fotografia: Luis Antonio Rojas /The New Yok Times

Un abogado de inmigraci√≥n tiene que aprender a tratar con dramas humanos, una legislaci√≥n ambigua y cambiante, jueces y funcionarios que act√ļan con un amplio margen de discreci√≥n y, en general, una casu√≠stica infinita. "Oyes historias muy duras. Es un trabajo de vida o muerte. Si fallas, alguien puede ser deportado a una muerte segura", afirma Erika Pinheiro, abogada de la organizaci√≥n Al Otro Lado, que asiste a demandantes de asilo en la frontera de Tijuana/San Ysidro, California. Pinheiro llevaba 15 a√Īos navegando ese mundo cuando Donald Trump lleg√≥ a la Casa Blanca. Las cosas nunca hab√≠an sido f√°ciles, pero en estos cuatro a√Īos ha sido testigo directo del progresivo cierre de la frontera sur hasta que el sistema de asilo ha sido pr√°cticamente destruido, con consecuencias humanas que apenas se pueden comprender de este lado de la valla.

En Estados Unidos, cualquier persona pod√≠a presentarse en un puesto fronterizo, pedir refugio y exponer su caso ante un juez. Ya no. "Ahora nos parecemos a Europa", dice Pinheiro (Nueva Jersey, 41 a√Īos). Hija de inmigrantes portugueses, ha acabado por fijar su residencia en Tijuana, convertida en un campo de refugiados. Desde all√≠ responde por tel√©fono.

Pregunta. ¬ŅC√≥mo ha empeorado su trabajo en la frontera en los a√Īos de Trump?

Respuesta. En 2016, CBP (la agencia de protecci√≥n de fronteras y aduanas, por sus siglas en ingl√©s) empez√≥ a rechazar gente en la frontera. Eso se increment√≥ tras la elecci√≥n de Trump. Ese fue el primer cambio grande. En 2017, empezamos a documentar casos de separaci√≥n de familias. Al principio, el Gobierno neg√≥ que fuera una pol√≠tica expresa, dec√≠a que solo les pasaba a las que hab√≠an cruzado ilegalmente. Pero nosotros documentamos varios casos de demandantes de asilo que se hab√≠an presentado en el puerto de entrada de San Ysidro y los hab√≠an separado de sus hijos. Esto se increment√≥ en 2018, cuando se hizo oficial la pol√≠tica de tolerancia cero. En realidad, no ha terminado, pero aquel fue el pico, cuando hubo miles de familias separadas. Luego lleg√≥ el Protocolo de Protecci√≥n de Migrantes (MPP), que es el nombre m√°s orwelliano que hay. Han obligado a entre 50.000 y 60.000 personas a quedarse en M√©xico mientras esperan las audiencias de sus casos de asilo. La mayor√≠a est√°n aqu√≠ atrapados sine die, porque ahora han cerrado toda la frontera por la covid-19. Y por √ļltimo, hicieron los acuerdos con los pa√≠ses centroamericanos para enviar a los solicitantes de asilo directamente de vuelta. En cuanto a M√©xico, cuando L√≥pez Obrador lleg√≥ al poder daban visados en la frontera sur. Eso se cerr√≥ a toda velocidad. Creo que, por resumir, M√©xico se ha convertido en el muro, porque EE UU ha puesto una presi√≥n enorme para que paren a los refugiados antes de llegar a la frontera.

P. ¬ŅCu√°les son las consecuencias humanas de todo esto?

R. Conozco personalmente casos de personas asesinadas despu√©s de haber sido rechazadas en el puerto de entrada. Nunca olvidar√© a tres menores con los que est√°bamos trabajando, ten√≠an 16 y 17 a√Īos, que estaban en Tijuana en noviembre de 2018. No aceptaban a ning√ļn menor en el puerto de entrada, ninguno. A dos de ellos los secuestraron, los torturaron y los mataron. Aquello me impresion√≥. Si alguien tiene que recibir protecci√≥n son los menores que escapan de la violencia. Luego todos vimos aquella foto famosa del padre y su hija de dos a√Īos que se ahogaron en el R√≠o Grande despu√©s de haber sido rechazados en un puerto de entrada. De la gente a la que han obligado a quedarse en M√©xico, no puedo ni decir cu√°ntos conozco a los que han disparado, robado, secuestrado, torturado o lo que quieras. La frontera es un lugar peligroso y Tijuana es una de las ciudades m√°s peligrosas del mundo. Lo m√°s inquietante para m√≠ son los intentos de secuestro de ni√Īos menores de 10 a√Īos, particularmente los que est√°n aqu√≠ por el MPP. Tijuana es un centro del tr√°fico sexual. Y sabemos que muchos de los secuestros e intentos de secuestro tienen que ver con eso, porque nunca piden rescate. Solo quieren a los ni√Īos. Y la falta de protecci√≥n de las autoridades mexicanas es decepcionante, pero no sorprende. El coste humano es imposible de medir.

P. ¬ŅCu√°l fue el momento que super√≥ sus peores expectativas?

R. Creo que la separaci√≥n de familias. Eso fue dif√≠cil de asumir. Los primeros casos eran personas que estaban en Estados Unidos y ten√≠an a sus hijos aqu√≠, as√≠ que pudimos encontrarlos y reunificarlos. Eran casos de ni√Īos de 18 meses o de 3 a√Īos. Las historias que contaban sus padres sobre el momento de la separaci√≥n eran como una pel√≠cula de terror. No puedo imaginar qu√© clase de persona puede arrancar a un beb√© de los brazos de su padre o a una ni√Īa de la mano de su madre. En ese momento me di cuenta de que est√°bamos tratando con una agencia (CBP) que no ve a sus clientes como seres humanos. Porque no puedo imaginar a un ser humano haci√©ndole eso a otro. Y despu√©s, fue a peor. Empez√≥ a haber casos en los que los padres eran deportados sin sus hijos. Esos fueron los casos m√°s dif√≠ciles.

P. ¬ŅCu√°ntos siguen separados?

R. Cientos. Las primeras denuncias solo abarcaban ni√Īos que estaban bajo custodia del Gobierno desde junio de 2018. Pero hemos documentado separaciones que se remontan a 2017. Justo antes de la pandemia empezamos a trabajar para buscar a esos padres, que ahora llevan ya a√Īos separados de sus hijos. No hemos podido encontraros a todos.

P. ¬ŅC√≥mo era el trabajo en la frontera antes de todo esto?

R. Yo hab√≠a defendido m√°s de 100 casos de asilo en cortes de inmigraci√≥n. Solo hab√≠a perdido uno. No eran casos f√°ciles, sol√≠an ser personas que hab√≠an pasado por el sistema penal y sus peticiones de asilo eran complicadas. Cuando Trump lleg√≥ a la presidencia, el fiscal general empez√≥ a cambiar las leyes, las agencias fronterizas se politizaron en extremo y empezamos a perder m√°s casos. Pero no quiero dar la imagen de que todo estaba bien antes de Trump. En 2014, durante la llegada masiva de menores no acompa√Īados, ya presentamos una denuncia en nombre de m√°s de 100 ni√Īos que hab√≠an sufrido abusos f√≠sicos, sexuales y verbales por parte de la polic√≠a fronteriza. Presentamos muchas demandas en nombre de detenidos a los que se les hab√≠a negado atenci√≥n m√©dica o los hab√≠an violado. Barack Obama fue el que construy√≥ la arquitectura para la maquinaria de deportaci√≥n que Trump ha convertido en un arma pol√≠tica. Cuando el auge de la llegada de menores, Obama construy√≥ los centros de detenci√≥n de familias y fue cuando empezaron muchas cuestiones de violaciones de derechos civiles y falta de asistencia legal. Las cosas ya estaban mal, pero no estaba en el radar de la mayor√≠a de la gente antes de que llegara Trump. Es importante decir esto porque, aunque las cosas se han puesto obviamente mucho peor con Trump, deshacerse de √©l no va a solucionar los problemas.

P. En este momento ¬Ņc√≥mo es su relaci√≥n con CBP?

R. Me han puesto en una lista de sospechosos, hay una alerta sobre mi pasaporte y me separaron de mi propio hijo. Yo hab√≠a renovado mi visado y al volver a M√©xico las autoridades mexicanas no me dejaron entrar. Me dijeron que Estados Unidos hab√≠a puesto una alerta de seguridad en mi pasaporte. Mi hijo tenia un a√Īo y estaba en Tijuana. Solo nos enteramos de lo que pasaba por la denuncia de un confidente an√≥nimo. Este barbarismo no es solo contra los inmigrantes, es contra cualquiera que ayude a los inmigrantes.

P. Si nos ponemos en el punto de vista de la Administraci√≥n, ¬Ņhan conseguido su objetivo de cerrar las fronteras a los inmigrantes?

R. La gente no ha dejado de venir. Pero yo dir√≠a que el ultimo clavo en el ata√ļd ha sido la orden de los CDC (la autoridad sobre enfermedades) restringiendo el tr√°fico en la frontera y la entrada de demandantes de asilo por la covid-19. Ahora se devuelve en caliente a cualquiera que cruza irregularmente entre los puertos de entrada. Se saltan la ley sin consecuencias. La gente sigue llegando a la frontera, pero ya no puede pasar. Si pasan, los mandan a su pa√≠s. Todo esto es ilegal, claro, pero el Congreso y los tribunales no est√°n obligando a la Administraci√≥n a seguir la ley, as√≠ que qu√© mas da.

P. ¬ŅCree que el interior del pa√≠s entiende la vida en la frontera y en qu√© consiste la inmigraci√≥n desesperada y el asilo?

R. Hay mucha gente que cree que lo entiende, pero no lo entiende. No creo que la gente entienda lo militarizada que est√° la frontera y lo dif√≠cil que es entrar en EE UU y las cosas por las que tiene que pasar la gente para pedir asilo. Los que se oponen al asilo piensan que es m√°s f√°cil de lo que en realidad es. En el pico de la separaci√≥n de ni√Īos, cuando les dec√≠amos a las familias que los iban a separar, decid√≠an seguir adelante. Porque lo que hab√≠an dejado atr√°s era peor de lo que pod√≠an esperar en EE UU. La gente piensa que es f√°cil y que hay mucho fraude, pero esta muy lejos de la realidad.

P. ¬ŅHa tenido √©xito Trump en pintar la frontera como un lugar sin ley y fuera de control?

R. Ha tenido √©xito con su base. Pero creo que ha tenido el efecto opuesto. Los abusos en los centros de detenci√≥n ya exist√≠an de antes pero a nadie le importaba. A la gente le ha empezado a importar a partir de que Trump lo ha intensificado. Creo que si miras las encuestas ahora a nivel nacional la mayor√≠a de los norteamericanos apoya la inmigraci√≥n, y no estoy segura de que eso fuera as√≠ en los a√Īos de Obama, porque la gente no pensaba tanto en ello. La separaci√≥n de familias, especialmente, ha tenido el efecto contrario. Yo siempre he trabajado en organizaciones sin √°nimo de lucro y nunca hemos tenido la clase de apoyo que hemos tenido durante esta Administraci√≥n.

P. ¬ŅEste pa√≠s se sigue viendo a s√≠ mismo como un lugar de inmigrantes y un lugar de refugio para gente perseguida?

R. Mucha gente se da cuenta de que nuestra autoridad moral en el tema del asilo se ha dado la vuelta durante la Administración Trump, y hay mucha gente que quiere restaurarlo. Pero la mayoría de los norteamericanos nunca ha salido del país y no entiende la vida en otras partes del mundo. No entienden que la gente no quiere venir, sino que necesita venir, porque huyen de situaciones terribles.

P. Cuando ve la situaci√≥n de los refugiados en Lesbos, Grecia, ¬Ņqu√© piensa?

R. Mi familia es de Europa y he pasado mucho tiempo all√≠. En comparaci√≥n con otros pa√≠ses, Estados Unidos sigue siendo un lugar con mejores oportunidades para demandantes de asilo, al menos hasta que la covid-19 cerr√≥ la frontera por completo. Por muy mal que estuviera la situaci√≥n, nunca ha estado tan mal como en Europa, en cuanto a los campamentos, c√≥mo funciona la relocalizaci√≥n de inmigrantes y el porcentaje tan bajo de peticiones que se aprueban. La forma en que a la gente la ponen en campamentos, esas condiciones... sol√≠a ser muy diferente en Estados Unidos. Ahora nos parecemos m√°s. Tambi√©n hay un ascenso del populismo de derechas que demoniza a los inmigrantes. Yo dir√≠a que en los √ļltimos a√Īos nos hemos en la peor versi√≥n de Europa.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente
Actualidad