Brasil: entre la redenci贸n de Lula y el desquicio de Bolsonaro
Por: Olga Wornat / The Washington Post
Marzo 2021
Fotografia: Getty

La noticia logr贸 que todo pasara a un segundo plano en el pa铆s: el 8 de marzo el juez Edson Fachin, uno de los 11 miembros del Supremo Tribunal Federal de Brasil, anul贸 las condenas del expresidente Luiz In谩cio "Lula" da Silva y lo habilit贸 para las elecciones presidenciales de 2022. El fallo elev贸 las tensiones en un pa铆s que vive la peor cat谩strofe sanitaria de su historia, con m谩s de 2,800 muertes diarias por el coronavirus, consecuencia de las acciones de Jair Bolsonaro, un mandatario irresponsable y negacionista.

La redenci贸n pol铆tica de Lula dispar贸 el d贸lar y tumb贸 la Bolsa de Valores. Pero, sobre todo, ensombreci贸 los 谩nimos del presidente y su equipo. El l铆der del Partido de los Trabajadores (PT) es el principal enemigo de Bolsonaro, un outsider mesi谩nico que encarna la estirpe m谩s prosaica de los militares latinoamericanos prohijados por las dictaduras, y quien tiene de nuevo frente a 茅l al dirigente metal煤rgico que, a sus 75 a帽os, regresa a la pol铆tica despu茅s de haber estado 580 d铆as en la c谩rcel.

La decisi贸n del juez Fachin, quien por a帽os le neg贸 a Lula la excarcelaci贸n, genera interrogantes. Pero tambi茅n resulta l贸gica ante la ausencia de l铆deres capaces de derrotar a Bolsonaro en las elecciones de 2022. El regreso de Lula, un pol铆tico carism谩tico, con experiencia de gesti贸n y sobre todo, predecible, ser铆a lo 煤nico capaz de cambiar la debacle de Brasil.

En 2018, Lula fue encarcelado por corrupci贸n y lavado de dinero, y no pudo participar en la campa帽a presidencial de ese a帽o. Los brasile帽os estaban hastiados de la corrupci贸n y de la brutal polarizaci贸n pol铆tica que divid铆a al pa铆s. El PT estaba manchado por las investigaciones de la Operaci贸n Lava Jato y el discurso incendiario de Bolsonaro cay贸 en el momento ideal.

Esa monumental investigaci贸n anticorrupci贸n en Brasil -que se ampliar铆a a Am茅rica Latina- la dirig铆a el ahora exjuez Sergio Moro, y desnud贸 una millonaria trama de sobornos que llev贸 a prisi贸n a presidentes, expresidentes, pol铆ticos y poderosos empresarios en toda la regi贸n. La limpieza despert贸 la ilusi贸n ciudadana, pero dur贸 poco.

Los desmanejos de Moro, las presiones ilegales sobre los familiares de testigos y las maniobras il铆citas realizadas con los fiscales, quedaron al descubierto cuando el portal The Intercept public贸 los chats del juez con el fiscal Deltan Dallagnol, conversaciones prohibidas por las leyes brasile帽as. Se revel贸 que Moro ayudaba a la fiscal铆a en la investigaci贸n que despu茅s 茅l tendr铆a que juzgar, y provoc贸 da帽os al Estado de derecho.

Las evidencias derrumbaron la Operaci贸n Lava Jato y el 1 de febrero de 2021 la Fiscal铆a General de Brasil disolvi贸 la unidad de investigadores y le coloc贸 la l谩pida. Para entonces Moro, quien hab铆a aceptado ser ministro de Justicia de Bolsonaro, hab铆a renunciado y su imagen de incorruptible hab铆a desaparecido.

Despu茅s lleg贸 la pandemia y con ella, la muerte y el mal manejo gubernamental. "Todos vamos a morir un d铆a, tenemos que dejar de ser un pa铆s de maricas", dijo Bolsonaro en noviembre pasado, y volvi贸 a la carga en marzo: "De nada sirve quedarse en casa a llorar".

Brasil es el segundo pa铆s con m谩s muertos por COVID-19 y, en medio de esta crisis, Lula regresa al ruedo pol铆tico. Sin embargo, el juez no dijo que el expresidente es inocente: apel贸 a un tema de jurisdicci贸n para sacar las causas de Curitiba -la ciudad donde Moro estaba a cargo de un juzgado y donde naci贸 la Operaci贸n Lava Jato en 2014 - y las deriv贸 a la justicia federal.

El fallo es una reivindicaci贸n para el obrero metal煤rgico que gobern贸 Brasil durante ocho a帽os y sac贸 a 28 millones de personas de la pobreza, una haza帽a que el mundo aplaudi贸 y que elev贸 su figura a un 铆cono del progresismo.

Por el otro lado, Bolsonaro lleva poco m谩s de dos a帽os de desgobierno con un discurso nacionalista-religioso, racista, mis贸gino, homof贸bico y armamentista que mantiene a rajatabla. Aunado al colapso sanitario y con la econom铆a en recesi贸n, las encuestas muestran su imagen muy deteriorada. En sentido contrario, la de Lula est谩 en crecimiento.

"A veces tengo la sensaci贸n de estar en 1984, la novela de George Orwell, con los cambios abruptos de discurso del Supremo Tribunal Federal. Durante siete a帽os apoy贸 lo que hizo la Operaci贸n Lava Jato, ahora dicen que todo estuvo mal", me dijo Mauricio Santoro, polit贸logo y profesor de la Universidad del Estado de R铆o de Janeiro. Agreg贸 que la creciente popularidad de Lula frente a un Bolsonaro que se hunde, puede haber influido en la resoluci贸n del juez para devolverle sus derechos pol铆ticos. "Hay que salvar a Brasil", ser铆a para 茅l, la idea imperante en las 茅lites pol铆ticas y econ贸micas.

"Este pa铆s, sin rumbo y sin gobierno, genera sentimientos de cambio y la sociedad busca una alternativa a Bolsonaro. Nos sentimos unos parias mundiales, sin autoestima. Lula es el 煤nico que puede vencer a Bolsonaro", me dijo Felipe Nunes, polit贸logo y director de la Consultora Quaest.

驴Se presentar谩 Lula en las elecciones de 2022? A煤n no se sabe, ni 茅l lo ha dicho concretamente. "La pol铆tica est谩 en mi ADN, solo cuando muera dejar茅 de hacerla", dijo hace pocos d铆as. Pero Brasil ya no es el pa铆s que era cuando Lula lleg贸 al gobierno y 茅l tampoco es el mismo. Tiene a su favor el descontento de los que apostaron por Bolsonaro y ahora lo ven con esperanza. Pero tambi茅n deber谩 remar en aguas turbulentas y demostrarle a esa parte del pa铆s que no lo quiere, que cambi贸 y que es capaz de sacar a Brasil de esta cat谩strofe.

Olga Wornat es periodista y escritora argentina. Es autora de diez libros y 'Felipe, el oscuro' es su 煤ltimo trabajo editorial.

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Opinion
Personajes
Asa Regner / The Washington Post
Jorge Zepeda Patterson / El Pa铆s
Mart铆n Caparr贸s / The New York Times
Cayo Salinas
La Industria del conflicto Dat0s 195