Mariana Prado: "Estoy en la cúspide de mi carrera profesional"
Edición "dat0s 210"
Por: Redacción Dat0s
Mayo 2018
Fotografia: Revista Dat0s

Mariana Prado tiene una sorprendente soltura. La Ministra de Planificación y Desarrollo habla con aplomo sobre las metas de desarrollo que se ha propuesto la administración del presidente Morales. De la relación con la cooperación internacional, los ciclos: altos, bajos; la tónica de la presencia china en Bolivia. El audaz empeño de integrar a los jóvenes a la franja de empleo y el no menor desafió de la desburocratización, la nube negra que acecha cualquier iniciativa pública. Maneja estadísticas, lo que probablemente la haga aún más segura de sí misma. Dice que siete de cada 10 bolivianos vive en un espacio urbano -"ya no es el típico país de la llamita"-. Seis de cada 10 bolivianos tiene menos de 35 años -"una mirada que la tenemos que acomodar a ese contexto joven"-. Una ministra joven formada en Administración de Empresas para una Bolivia joven que se encamina a las metas de la agenda del Bicentenario 2020-25, siguiendo aplicadamente reglas elaboradas desde la propia planificación estatal. Una, que se puede contar, entre las grandes diferencias con anteriores administraciones. "Tres millones de personas se han incorporado en los últimos 12 años a la clase media".

Mariana Prado asegura que antes de la llegada de la actual administración los cooperantes externos se llevaban el 60% de los ingresos generados por los proyectos que se ejecutaban en Bolivia. Si bien esto ha cambiado, sigue siendo la encargada de mantener una relación estable con los cooperantes internacionales. Es clara en las cifras que maneja. Por ejemplo cuando le consultamos sobre la presencia de capitales chinos en Bolivia asegura sin condicionamientos que hay una fuerte presencia de inversión privada de ese país. Ella le pone paños fríos a las cifras que han dado mucho de qué hablar sobre el endeudamiento externo. "Con China tenemos créditos contratados por 1.300 millones de dólares que no representa ni un tercio de lo que tenemos asignado con la Corporación Andina de Fomento. El monto desembolsado de créditos chinos a Bolivia es de 860 millones, que representa la deuda contraída en términos financieros". Aclara que el Gobierno tiene una estrategia de diversificación de sus fuentes de financiamiento. "No nos interesa contraer volúmenes de deuda con un solo país para disminuir el riesgo. Si hay una modificación del tipo cambiario en China y las condiciones financieras se van a las nubes, no pasa nada", completa de forma pragmática una de las encargadas de la planificación gubernamental.  "Gran parte de los recursos destinados a la inversión pública se encaminan al cumplimiento de metas. El BID por ejemplo no otorgaría préstamos sino tuviéramos condiciones de pago y una buena salud macroeconómica. Es una relación saludable que hay que sostener para materializar obras de desarrollo", dice la ministra poniendo los ojos al futuro desde una perspectiva segura.

En cuanto a la dinámica de los agentes de financiamiento fija una posición estratégica. "Ha sido un tema de alineamiento. Desde el momento que teníamos un Plan Nacional de Desarrollo establecimos los paradigmas y lineamientos generales en los cuales estos organismos vienen a trabajar a Bolivia. Ellos estaban acostumbrados a venir con una determinada agenda de lo que percibían como necesario para el desarrollo nacional. Desde la llegada del presidente Evo somos nosotros los que definimos la agenda de desarrollo; definimos su presencia de apoyo en el país. Claramente si no desean hacerlo pena, veremos cómo gestionamos nuevos recursos".

Según apunta la ministra este proceso que generó un principio de tensionamiento se ha ido superando de a poco. "El presidente Morales vio siempre el potencial de este giro. Por ejemplo en el tema de la Nacionalización por muy dramático que podría haber sido tomar esta medida, era una agenda social que había que cumplir sentando soberanía en nuestra relación con las empresas transnacionales". Mariana Prado aclara el aporte de organismos como la Corporación Andina de Fomento (CAF) en proyectos de inversiones significativos. Otro aspecto importante durante el mismo periodo fue la condonación de la deuda contraída con el BID en 2007. "Cuando el presidente asumió el Gobierno habíamos alcanzado un endeudamiento de 45% respecto al PIB, cifra complicada para un país con ingresos magros". Señala que hasta el año 2020 el Gobierno tiene como parte de los acuerdos con el BID una cartera consolidada de 2.000 millones de dólares que puede ejecutar en proyectos de desarrollo hasta cubrir ese cupo. "Para el 28 de mayo está programada una reunión del Gobierno con los cooperantes externos: CAF, BID, FMI, CEPAL para hacer una mirada al mundo, la región y la visión que ellos tienen de Bolivia y las decisiones que estamos tomado en materia económica".

Esta mañana -la entrevista se realizó en vísperas del 1ro de mayo- la ministra se dio una ronda desde tempranas horas de madrugada por algunos sets de televisión para explicar el componente estadístico del incremento salarial tan criticado por varios grupos de la sociedad. Este dato no es menor por la rutina del día a día que se debe enfrentar cuando se es ministra; muestra la entrega en un camino que no siempre está plagado de rosas.

Enfatiza que hoy su trabajo está orientado en dos polos. "El Plan de Empleo que nos da la oportunidad de tender un puente con el sector privado y trabajar con jóvenes profesionales. Además, trabajamos el Plan de Desburocratización que pasa por haber encontrado a nuestro socio estratégico en la AGETIK entrando a las instituciones para facilitar la vida de los ciudadanos. Cita un ejemplo: "cómo automatizar algunas actividades para hacer que los sistemas operen. Diría que son dos toques distintos al trabajo que hacía el ministerio".

 

 

"El proceso de construcción de la agenda 2020-25 ha planificado el Plan de Desarrollo. Creo que el gran sueño está orientado a cumplir esta agenda con sus trece pilares, si a esto sumamos que el mundo construye la agenda 2030 esto nos permite a los técnicos una carta de navegación sobre qué queremos lograr para disminuir los índices de pobreza, desigualdad, servicios públicos, salud y otros. Se trata de un trabajo estructurado".

 

"Gran parte de nuestros logros de desarrollo han sido impulsados por el vigoroso sector público en todos los ámbitos de la economía; el sector privado ha tenido un rezago, los empresarios no podrán decir que en este tiempo les ha ido mal, creemos que su participación tiene que ser más significativa en la agenda de desarrollo. Si logramos este objetivo desde el ministerio habremos hecho un aporte significativo al sueño de la agenda 2020-25".

 

"Existen ciertos perjuicios sobre la participación de la mujer en funciones de Estado, aunque el 52% de la asamblea son mujeres. Respecto al ejecutivo el presidente tiene que tener un equipo con el que se sienta a gusto. Creo que ese espacio no es una cuota biológica, o sea una no puede estar ahí para sacarse la foto sino que tiene que ganar ese espacio por méritos si es necesario a codazos en un mundo tan masculino y hacer respetar tu voz"

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Política
Especiales
Gobierno
Análisis