Notice: Use of undefined constant ___FILE__ - assumed '___FILE__' in /home/forge/datos-bo.com/articulo.php on line 3
Ediciones DATOS-BO.COM
Angela Merkel, el fin de un ciclo pol铆tico y econ贸mico
Por: Redacci贸n Dat0s y Agencias Jueves, Junio 13, 2019-Hrs.

Alemania est谩 a punto de cerrar una etapa pol铆tica y econ贸mica gobernada por a帽os de prosperidad y estabilidad con 脕ngela Merkel. Las elecciones europeas pondr谩n a prueba el plan de sucesi贸n de la canciller que ha entregado el testigo a su disc铆pula. Annegret Kramp-Karrenbauer tiene por delante cohesionar la CDU, tejer alianzas para gobernar en las pr贸ximas generales y dirigir el pa铆s en plena transformaci贸n y declive de la hegemon铆a de la econom铆a alemana.

La canciller ha puesto fecha de salida a la pol铆tica tras cuatro mandatos siendo el faro y la gu铆a del pa铆s y de la Uni贸n Europea. Donde otros cayeron como Nicolas Sarkozy o Gordon Brown, engullidos por la crisis, Merkel sali贸 reforzada de la mayor crisis vivida por el euro, manteniendo a flote a Alemania e imponiendo la austeridad como la 煤nica v铆a de supervivencia de la Uni贸n Europea. Mientras que las principales econom铆as de la zona euro ca铆an en una segunda recesi贸n, y otras como Espa帽a, Portugal o Irlanda rozaban la quiebra arrastradas por Grecia, Alemania se consolidaba como la locomotora de Europa, benefici谩ndose de un euro a la baja.

La canciller tambi茅n lider贸 la crisis de refugiados desde 2014, intentando ofrecer una f贸rmula humanitaria y de integraci贸n ante las voces de cerrar las fronteras europeas. Desde entonces ha ido perdiendo popularidad, coincidiendo con el hundimiento de la gran coalici贸n, su partido el CDU y los socialdem贸cratas del SPD, mientras emerg铆a el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) y Los Verdes ganaban popularidad. La pol铆tica migratoria defendida por Merkel ha erosionado su figura y la relaci贸n con los socios hist贸ricos de la CSU de Baviera dejando en evidencia la fragilidad del 煤ltimo mandato de la canciller.

A final del a帽o pasado, despu茅s de varios castigos electorales, Merkel anunci贸 que daba un paso al costado y que no optar铆a por una nueva elecci贸n para los comicios generales previstos para 2021. Con Merkel en la rampa de salida, y habiendo salvado su sucesi贸n, el pa铆s se enfrenta a un futuro incierto. En las primarias de la CDU, sali贸 elegida Annegret Kramp-Karrenbauer, su favorita y disc铆pula, con el desaf铆o de mantener la estabilidad pol铆tica y la prosperidad econ贸mica.

Por primera vez en d茅cadas la hegemon铆a alemana se encuentra amenazada. Pese a que en el primer trimestre del a帽o el PIB sorprendi贸 al alza con un crecimiento del 0,4%, hay serios indicios de que Alemania puede tener problemas a corto plazo. El pa铆s esquiv贸 la recesi贸n de milagro a final de a帽o siendo uno de los principales damnificados de la guerra comercial, emprendida con Trump por todo el mundo.

El frenazo que ha provocado en el comercio internacional ha golpeado al coraz贸n de la econom铆a alemana, las exportaciones de productos y bienes de equipo. La industria alemana sufri贸 una fuerte desaceleraci贸n en la segunda parte de 2018, de la que todav铆a no se ha recuperado, hasta el punto que por primera vez en tres a帽os el sector ha comenzado a destruir empleo. El crecimiento hasta marzo se debi贸 principalmente al consumo privado, al tir贸n del sector servicios y a la construcci贸n. Quedan dudas si el crecimiento germano mantendr谩 el ritmo si la guerra comercial entre EEUU y China se intensifica.

Pero el problema de la econom铆a alemana no es solo coyuntural, tambi茅n afronta el fin del reinado de la automoci贸n. Desde el DieselGate de Volkswagen, la poderosa industria alemana del coche intenta readaptarse a la nueva normativa de emisiones para los motores de combusti贸n, varios de sus gigantes automovil铆sticos como BMW, Volkswagen o Porsche se han visto obligados a detener la producci贸n de algunos de sus modelos debido a la nueva homologaci贸n de consumos de combustibles, mientras intentan no perder el paso de la transici贸n al veh铆culo el茅ctrico.

Alemania es el pa铆s m谩s exportador del mundo, el comercio representa el 86% del PIB. Y los autom贸viles son unas de la pieza clave. Seg煤n la Asociaci贸n Alemana de la Industria Automotriz, el sector emplea directamente a 800.000 personas y tiene un valor de exportaci贸n de m谩s de 240.000 millones de euros. Volkswagen sigue siendo el mayor fabricante de autom贸viles del mundo por volumen de ventas.

La actual situaci贸n recuerda al momento vivido con la gran industria sider煤rgica alemana al comienzo de siglo. Los gigantes Salzgitter y ThyssenKrupp tuvieron que abordar una profunda reestructuraci贸n ante el empuje del acero chino. La amenaza sobre el sector auto comienza a parecerse a la crisis de las grandes sider煤rgicas

La receta de la pol铆tica no tuvo muchas diferencias con Merkel a nivel europeo. Recort贸 el gasto p煤blico, incluido el sueldo de los funcionarios. El creciente desempleo procedente del cierre de minas fue absorbido con una transici贸n suave hacia el sector de la energ铆a renovable y con generosas prejubilaciones para no trastocar la paz social.

Del afianzamiento de Annegret Kramp-Karrenbauer, conocida en la prensa germana como AKK, depender谩 si Alemania se enfrenta a un mandato anticipado de Merkel. Antes de tomar las riendas de la CDU, AKK no ten铆a mucha popularidad m谩s all谩 del estado natal Sarre. Para muchos AKK tiene un escaso bagaje pol铆tico m谩s all谩 de imponerse en un territorio propicio para la socialdemocracia y de acallar las voces cr铆ticas del partido ganando en las primarias a Friedrich Merz.

AKK tendr谩 que lidiar con un cambio pol铆tico en Alemania que aboca al fin de la gran coalici贸n con los socios socialistas. El pa铆s muestra con claras se帽ales de fatiga del bipartidismo, reparti茅ndose el poder en el Gobierno. Por lo menos para AKK las encuestas siguen ofreciendo a la CDU como fuerza mayoritaria, pero con un hundimiento significativo de los socialistas, que hace dif铆cil pensar que se reedite la f贸rmula de la gran coalici贸n.