Notice: Use of undefined constant ___FILE__ - assumed '___FILE__' in /home/forge/datos-bo.com/articulo.php on line 3
Ediciones DATOS-BO.COM
Movilizaci贸n Poselectoral: Los incendios en la Chiquitania y el efecto electoral
Por: Redacci贸n dat0s Jueves, Noviembre 21, 2019-Hrs.
Revista dat0s 227

(*)

Santa Cruz atraviesa su primera emergencia despu茅s de una d茅cada ganada de desarrollo que apunta Megaproyectos en torno a los cuales se unen el Gobierno y los empresarios de ese departamento. Nadie contaba con los incendios en la Chiquitania que repercuten en el resultado electoral.

Un hecho importante para comprender lo que el pa铆s vive ahora es la expansi贸n en t茅rminos de espacios territoriales que va conquistando en estos 煤ltimos a帽os el MAS incluso despu茅s del frustrado resultado del 21F.

Un punto culminante en este periodo es la alianza que emprende el presidente Morales con los sectores empresariales m谩s fuertes de Bolivia en torno a los cuales aglutina una fortaleza econ贸mica con proyectos de gran envergadura para el desarrollo nacional. Era muy frecuente entrar a una oficina de los empresarios cruce帽os y encontrarse con Evo Morales, compartiendo espacio y planificando estos proyectos. Las llamadas Alianzas P煤blico Privada (APP) funcionaban a pedir de boca. Uno de ellos, ya discutido y acordado con los grupos influyentes de Santa Cruz precisamente, es la expansi贸n de la frontera agr铆cola. Vale la pena en este caso citar el desarrollo del agro cruce帽o en la construcci贸n de esa relaci贸n tan cordial que nace en el oriente despu茅s de un periodo tenso que como punto culminante deriv贸 en la matanza del hotel Las Am茅ricas el a帽o 2008.

El polo de desarrollo cruce帽o comprende adem谩s de Megaproyectos multimillonarios un plan que, a manera de ejemplo, modifica normas y establece regulaciones que permite el chaqueo y asentamientos de colonos del occidente en espacios de su territorio preparando la tierra para su industrializaci贸n.

Para 2019 la APP estableci贸 incorporar un mill贸n de hect谩reas nuevas de soja, trigo, ma铆z, sorgo y otros productos agr铆colas para que Bolivia se convierta en un verdadero polo agroindustrial no solo de la regi贸n sino del mundo. Los agro empresarios cruce帽os so帽aban y deben seguir so帽ando en convertir a Santa Cruz en una potencia sojera, por citar un ejemplo. Estos acuerdos se suscriben entre los empresarios cruce帽os y el Gobierno con base en estad铆sticas de organismos multilaterales que se帽alan que el departamento de Santa Cruz puede convertirse en un gran exportador de alimentos. Proyecciones que demandaron reformular reglamentos por las que Bolivia se abre al ingreso de cultivos resistentes a las variables clim谩ticas. Pese a la oposici贸n de grupos ambientalistas a mediados de este a帽o, el Ejecutivo aprueba un decreto que permite el uso de transg茅nicos con el objetivo de triplicar la producci贸n alimentaria y situarse a la altura de pa铆ses exportadores de alimentos, tal el caso de Paraguay, Argentina y Brasil.

La temida fuerza electoral del MAS en Santa Cruz

Para comprender este hecho basta citar el crecimiento cruce帽o por encima del promedio nacional y su contribuci贸n al Producto Interno Bruto (PIB) con 28,7%. No hab铆a puntada sin hilo ni aguja de modo que en torno a la agroindustria se ramifican otros proyectos como las licitaciones en marcha para construir un Megapuerto sobre la Hidrovia Paran谩 - Paraguay perfilando las exportaciones de soya a los mercados de As铆a y Europa, principalmente. Los empresarios se re煤nen regularmente con el Gobierno para avanzar la estrategia de una agenda desarrollista sentando las bases de proyectos de largo plazo. Empero, este clima cordial de relaciones no cuenta con un factor clave y cometen un grave error.

Faltando pocos d铆as para las elecciones de 2019, definen incorporar en los planes de expansi贸n agroindustrial el mill贸n de nuevas hect谩reas para la cosecha verano de 2019. Sellada la postulaci贸n del binomio oficialista se echa a andar la estrategia agroindustrial cumpliendo los acuerdos entre el sector empresarial cruce帽o y el Gobierno nacional.

Se programa la quema del mill贸n de hect谩reas en una zona de inmensos pastizales y bosque seco, pero un factor adverso obstruye el plan: en lugar de quemarse el mill贸n de hect谩reas planifi cadas el fuego descontrolado arrasa alrededor de 5 millones de hect谩reas y toma zonas emblem谩ticas del patrimonio ecol贸gico del departamento.

El fuego descontrolado estuvo a punto de alcanzar el patrimonio natural de la zona del Bosque Seco Chiquitano (BSCH), considerado una reserva de fl ora y fauna entre las principales del mundo.

La tragedia mal administrada por el Gobierno de Evo genera un sentimiento antigubernamental sobre todo entre los j贸venes que se vuelcan de toda Bolivia en patrullas organizadas para controlar los incendios que a medida que avanzan ponen en peligro cinco parques nacionales, adem谩s de una variedad importante de riqueza silvestre y animal. Por esto, afl ora un sentimiento ecologista particular entre los j贸venes que se convierten en el motor del descontento contra los asentamientos promovidos por el Gobierno en la zona.

Germina una lucha por la preservaci贸n de la naturaleza en Santa Cruz que deteriora la expectante relaci贸n con el electorado. Bolivia se pone en la mira internacional ya que en el mismo periodo otros focos de incendio se registran en la Amazonia brasile帽a levantando sospechas de una deforestaci贸n a gran escala del bosque considerado el m谩s importante pulm贸n del planeta. Si bien el BSCH no es parte de la Amazonia las fake news no hacen diferenciaciones sutiles. El Gobierno queda mal parado por la incapacidad de controlar la voracidad del fuego y se niega a declarar la emergencia nacional clamada a gritos en el departamento.

El fen贸meno electoral en la Chiquitan铆a y los j贸venes

Poco antes de las elecciones de octubre confluye un movimiento que se concentra en los ya famosos, muy utilizados y pol茅micos cabildos que en Santa Cruz congrega a m谩s de un mill贸n de personas. El respiro de aliento del cabildo cruce帽o no es precisamente la defensa del Medio Ambiente pero esta fi gura concentra masa y a la tem谩tica de los incendios se juntan otras demandas departamentales que exigen el Federalismo y fi ja plazos al Gobierno a derogar las normas de expansi贸n de la frontera agr铆cola. Adem谩s, se expande un rumor de baja intensidad contra la reelecci贸n del binomio del MAS y crece la fi gura 21F. En ese clima antigubernamental, los bolivianos asistimos a las elecciones. El resultado fractura el apoyo del electorado del MAS en Santa Cruz y la victoria que se daba por descontada resulta una tremenda derrota para sus aspiraciones y planes en ese departamento. La candidatura de Carlos Mesa por Comunidad Ciudadana (CC) obtiene un apabullante triunfo en Santa Cruz con el respaldo del 47% de los votos frente a 33% del MAS. El resultado adverso voltea todos los c谩lculos.

Hasta un d铆a antes de los incendios se segu铆a preparando a Santa Cruz a un despegue inusual de crecimiento. Como prueba de esta afirmaci贸n el Gobierno y dos poderosos grupos empresariales cruce帽os celebran en plena emergencia por la quema del bosque la primera exportaci贸n de 200 toneladas de carne a mercados de La Rep煤blica Popular de China.

Nadie en Santa Cruz hablaba de la preservaci贸n de sus bosques, sino de seguir creciendo hasta convertir al departamento en el principal polo de desarrollo.

Las discusiones giraban sobre la construcci贸n de modernos puertos y carreteras en la Hidrovia Paran谩 - Paraguay, un moderno HUB para el aeropuerto de Viru Viru que convertir铆a a Santa Cruz en un centro comercial de primer nivel; el desarrollo agroindustrial, incentivando la siembre de semillas transg茅nicas; la producci贸n de etanol a gran escala y un largo etc茅tera. Hasta ese d铆a los temas de discusi贸n eran la construcci贸n de ciudades inteligentes sobre el Urubo o el Norte Integrado; la Nueva Santa Cruz con sus lagunas artificiales, los World Trade Center. Se puede decir con claridad que en el caso de los incendios el Gobierno reaccion贸 tarde y sin tomar en cuenta el efecto domino que le arranc贸 de las manos uno de sus bastiones electorales m谩s consistentes. La naturaleza convirti贸 el sue帽o en una desencajada pesadilla.

De un d铆a a otro, Santa Cruz defin铆a una crucial elecci贸n por el ambiguo manejo estatal para sofocar los incendios en la Chiquitania. En la ocasi贸n, dat0s entrevist贸 a grupos de profesionales y ecologistas que coincidieron en que "la pesadilla reci茅n estaba comenzando" Se refer铆an a las elecciones. El fuego fue devorando a su paso Concepci贸n, San Xavier, San Mat铆as y otras 谩reas muy queridas por los cruce帽os". En muchos registros la opini贸n de los j贸venes era acompa帽ada con llanto. El BSCH, el mayor afectado por los incendios tiene una extensi贸n de alrededor 40 millones de hect谩reas y junto a la zona del Pantanal y el Gran Chaco, alberga alrededor del 36% de la extensi贸n del departamento de Santa Cruz. En esa inmensidad de territorio se encuentran los parques nacionales Noel Kempff, San Mat铆as, Kaa Iya, y Otuquis -declarados as铆 por su riqueza en biodiversidad- dos parques departamentales: Silvestre R铆os Blanco y Negro y Santa Cruz la Vieja; y otros tantos de tuici贸n municipal.

Era un momento de reflexi贸n que no se entendi贸 en su magnitud. Un momento para repensar el progreso tan obsesivo de Santa Cruz.

-------------------------

*Desde este mi茅rcoles y en los pr贸ximos seis d铆as dat0s compartir谩 con sus lectores, material especial sobre la movilizaci贸n poselectoral que ha sumido al pa铆s en una crisis sin precedentes. Para la comprensi贸n hist贸rica de sus efectos iniciar谩 la serie con un recuento desde la recuperaci贸n de la democracia en 1982, los posteriores pactos de gobernabilidad que abri贸 paso al denominado "neoliberalismo", pasando por el agotamiento del modelo econ贸mico dependiente en octubre de 2003, hasta la posterior instalaci贸n del Gobierno del MAS que culmina con la movilizaci贸n poselectoral de octubre de 2019 que ha sumido al pa铆s en uno de sus momentos m谩s dram谩ticos de la 煤ltima d茅cada. 21 d铆as de movilizaci贸n que derivaron en la "renuncia" de Evo Morales a la presidencia y la posterior conformaci贸n de un Gobierno transitorio que debe convocar en los pr贸ximos meses a nuevas elecciones en medio de un estallido social que trata de ser contenido con el Ej茅rcito en las calles.