Notice: Use of undefined constant ___FILE__ - assumed '___FILE__' in /home/forge/datos-bo.com/articulo.php on line 3
Ediciones DATOS-BO.COM
Apple ataca a Google, Facebook y Twitter por hacer negocio con los datos
Por: ABC Viernes, Junio 05, 2015-Hrs.
ABC

No ¬†hizo falta que mencionara a¬†Google, Facebook o Twitter. Todo el mundo se dio por enterado cuando Tim Cook lanz√≥ el mayor ataque que se recuerda contra sus grandes competidores tecnol√≥gicos. Tuvo lugar este lunes 1 de junio, cuando el consejero delegado de Apple hizo una aparici√≥n a trav√©s de una videoconferencia en el evento EPIC's¬†Champions for Freedom, en Washington. ¬ęOs hablo desde Silicon Valley, donde algunas de las compa√Ī√≠as m√°s importantes y exitosas han construido sus negocios animando a sus usuarios a ser complacientes con el uso de su informaci√≥n personal¬Ľ, dijo en un discurso al que tuvo acceso ¬ęTechcrunch¬Ľ. ¬ęEst√°n engullendo todo lo que puedan saber sobre ti y tratando de monetizarlo. Nosotros creemos que eso est√° mal. No es el tipo de compa√Ī√≠a que Apple quiere ser¬Ľ.

EPIC (Centro para la Informaci√≥n Privada Electr√≥nica, en sus siglas en ingl√©s) es una organizaci√≥n dedicada al estudio de los problemas emergentes relacionados con la privacidad y las libertades civiles en el entorno de internet. Cook trat√≥ de diferenciar¬†el tratamiento que Apple da a los datos privados de sus usuarioscon el de sus grandes competidores. ¬ęNosotros¬†no creemos que [la privacidad] sea algo que tengas que intercambiar por un servicio que se supone gratuito, pero que en realidad acaba teniendo un coste muy alto. Esto es todav√≠a m√°s importante cuando almacenamos datos sobre nuestra salud, nuestro dinero o nuestras casas en nuestros aparatos¬Ľ, explic√≥.

No era la primera vez que Cook expon√≠a su punto de vista sobre privacidad: ya lo hizo el a√Īo pasado¬†en una entrevista en el programa televisivo de¬†Charlie Rose para hablar sobre mensajes encriptados, en una carta abierta sobre las nuevas medidas de seguridad de Apple tras el esc√°ndalo de las filtraciones de fotos privadas de famosas y en un discurso en la cumbre sobre ciberseguridad organizada este a√Īo por el presidente de EE.UU., Barack Obama, en la Universidad de Stanford (a la que no acudieron los m√°ximos responsables de Google, Facebook o Yahoo).

Sin embargo, nunca hab√≠a apuntado con tanta precisi√≥n a quienes hacen dinero con la privacidad del usuario:¬†¬ęCreemos que el cliente debe controlar su propia informaci√≥n. Quiz√° te gusten esos servicios supuestamente gratuitos, pero no creo que merezcan que tengan tu email, tu historial de b√ļsquedas y ahora incluso tus fotos familiares rastreados y vendidos para sabe Dios qu√© objetivos publicitarios¬Ľ. Se trataba de una referencia expl√≠cita a Google Photo, una aplicaci√≥n presentada la semana pasada que permite a los usuarios de Google guardar y organizar sus fotos de forma gratuita en Internet -reconocimiento facial y geolocalizadores son algunas de sus funciones-.

En su discurso, Cook tambi√©n se refiri√≥ a los planes del Gobierno¬†de limitar el uso de mensajes encriptados (por ejemplo, los que Apple utiliza en aplicaciones como iMessage o FaceTime). ¬ęSi pones una llave debajo de la alfombrilla para la polic√≠a, los ladrones tambi√©n pueden encontrarla¬Ľ, asegur√≥.

Publicidad a medida

Pero en el centro del pulso entre Apple y los gigantes de internet está la llamada publicidad segmentada, que ha beneficiado al usuario (al recibir anuncios que se ajusten a sus intereses) y a las empresas desarrolladoras de estos servicios (al ampliar sus ingresos). Sin embargo, todo tiene un precio: la privacidad. Los usuarios ceden información sensible a costa de utilizar estas plataformas, relacionarse con otras personas o pasar el rato.

¬ęEllos viven un poco de nuestra informaci√≥n y nos ofrecen sus servicios a cambio de que le facilitemos los datos. La privacidad no existe en internet hoy en d√≠a. Est√°s dando tus datos a muchas empresas voluntariamente.Los usuarios no son conscientes¬Ľ, se√Īala a ABCLuis Corrons, director t√©cnico de¬†PandaLabs en la firma de seguridad Panda, quien asegura que las grandes corporaciones de internet no ¬ęcogen tus datos para venderlos a terceras personas¬Ľ. Voluntariamente, los usuarios escriben sus datos personales en sus biograf√≠as. Con un peque√Īo gesto le dan a ¬ęme gusta¬Ľ a decenas de p√°ginas que les interesa. Y comparten sus im√°genes de sus hijos y sus fiestas sin miedo. Pero eso permite a empresas como Facebook elaborar un perfil detallado de todos nosotros. Va camino de rastrear el planeta entero.

Hay dos modelos de negocio enfrentados: los que cobran por servicios y los que lo ofrecen gratis a cambio de los datos para fines publicitarios. ¬ęEs un mercado que ha adquirido una gran profundidad. Hemos pasado en diez a√Īos de una publicidad contextual¬†a un modelo que se basa en an√°lisis de comportamiento¬Ľ, matiza¬†Ricard Mart√≠nez, presidente de la¬†Asociaci√≥n Profesional Espa√Īola de Privacidad.

Por su parte,¬†Eduard Blasi, especialista en derecho tecnol√≥gico en¬†Marimon Abogados, asegura que hay ¬ęuna gran cantidad de servicios gratuitos que, en muchas ocasiones, no resultan tan gratuitos como tal. Efectivamente, no hay un pago econ√≥mico pero, claro, todo servicio comporta unos gastos. Facebook y Google tienen unos gastos que tienen que sufragar, pero ¬Ņde qu√© forma?¬†A trav√©s de los datos personales en muchos casos¬Ľ, subraya. Las principales compa√Ī√≠as ¬ęintentan estudiar el comportamiento de sus usuarios para mandarles publicidad personalizada. Estos datos de navegaci√≥n son un activo que tienen en su poder¬Ľ.

Lo hacen de m√ļltiples formas. Revisando el historial de navegaci√≥n, los gustos, la edad, el sexo o la ubicaci√≥n, las empresas cruzan estos par√°metros para que el usuario reciba contenidos individualizados y, con ello, aumentar las posibilidades de venta. Y se garantizan, adem√°s, de que va a pinzar la curiosidad del receptor. ¬ęMuchas veces si nos leemos detenidamente los t√©rminos y condiciones que aceptamos, muchos servicios no nos compensar√≠an¬Ľ, opina este experto. Ya se sabe la m√°xima de internet:¬†cuando el servicio es gratuito, el negocio eres t√ļ.

La huella que dejamos en internet

JAVIER ANSORENA/JOS√Č MANUEL S√ĀNCHEZNUEVA YORK/MADRID

Buscas en internet unas zapatillas para correr y, al d√≠a siguiente, tu muro en Facebook y las webs que visitas se plagan de publicidad de calzado deportivo. Tener vida en internet -buscar informaci√≥n, comprar billetes, compartir fotos, opinar- deja un rastro, una ¬ęhuella digital¬Ľ, que es un caramelo para los anunciantes.

Esas acciones dan cuenta de los gustos del consumidor, su edad y localizaci√≥n, aficiones y perfil socioecon√≥mico. A veces los datos los facilitan directamente los usuarios al registrarse en una web. Dan su nombre, direcci√≥n, tel√©fono, email... Y en Facebook regalan adem√°s su estado civil, puesto de trabajo o d√≥nde han estudiado. Otras la informaci√≥n se recoge sin consentimiento directo, por ejemplo, datos de qu√© p√°ginas se visitan, cu√°ndo se da al bot√≥n de ¬ęMe gusta¬Ľ en Facebook o los mensajes retuiteados en Twitter. El resultado son monta√Īas de datos personales sobre las que estas aplicaciones gratuitas montan su negocio.