The Iron Lady

0
68

El film narra cómo los valores neo-victorianos e ideología de libre mercado de Thatcher ayudaron a transformar a una país pos-imperial en una sociedad dinámica económicamente, pero reducida en lo industrial con alta desigualdad social. La Dama de Hierro rehusó una invitación personal de la directora del film, la inglesa Phyllida Lloyds, para asistir a una función.  Según informó la prensa británica, Thatcher quedó “horrorizada” por el argumento del largometraje, que en Gran Bretaña recibió malas críticas aunque también elogios por la actuación de Streep. El estreno de la película en el Reino Unido incluso llevó a varios parlamentarios conservadores, en su mayoría seguidores y fans de Thatcher, a reclamar la prohibición del film, al que consideraron “blasfemo”.  Hasta el primer ministro británico, David Cameron se cruzó públicamente con Streep por el devastador retrato cinematográfico.

Para colmo, se reveló en informes confidenciales dados a conocer por los  Archivos Nacionales en Kew, en el oeste de Londres, que Thatcher fue acusada de “desmantelar” a la Armada del Reino Unido con los recortes planeados por su Ejecutivo en materia de Defensa, un año después de la invasión británica de las Malvinas en 1982. Los documentos revelan además las diferencias entre la primera ministra y el almirante Henry Leach, entonces responsable de la Armada británica, quien acusó a la por entonces jefa del Gobierno de realizar una “devastación desequilibrada” de la fuerzas armadas el país.