Arica activa plan de contingencia y Bolivia invertirá en otro puerto

0
33

La Terminal Portuaria de Arica (TPA) activó un plan de contingencia para el descongestionamiento de 1.100 unidades pendientes a la espera de atención; mientras que, en Bolivia, la ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado, anunció una inversión de entre 600 y 800 millones de dólares para impulsar Puerto Busch.

Según esa autoridad, existen dos iniciativas para impulsar la activación de Puerto Busch: la primera pasa por la construcción de una carretera y, la segunda, establece la apertura de un canal fluvial.

“En el caso de Puerto Busch, tenemos diferentes soluciones técnicas. Hay la opción de trabajar en una carretera que, a nuestro parecer, nos parece la mejor opción, o de un canal. En ambos casos, estamos hablando de inversiones de entre 600 y 800 millones de dólares”, manifestó Prado en contacto con la prensa.

En tanto, las demoras en la atención de carga boliviana en la TPA persisten desde hace un mes debido al cambio del sistema operativo TOS-N4. Por este paso fronterizo circularon 1,3 millones de toneladas de carga boliviana en siete meses.

El presidente de la Cámara Boliviana del Transporte Pesado Internacional, Gonzalo Valdivieso, informó que la TPA determinó activar un plan de contingencia que consiste en atender toda la carga nacional estancada en puerto y dejar de recibir planificaciones (atención a carga) por el lapso de tres días.

Para Valdivieso, esa determinación sólo provocará que existan mayores problemas en el puerto. Por esa razón, solicitaron una reunión de emergencia con la Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B) para planificar una solución definitiva a los problemas en el puerto de Arica.

“Ellos son los responsables y encargados de todo el comercio boliviano en territorio chileno. Entonces ellos tienen trato directo con la TPA y nosotros queremos que por lo menos, sino son soluciones inmediatas, se analice el tema”, indicó.

Valdivieso señaló que las demoras en la atención de carga en el puerto de Arica generaron un caos para el transporte y una alteración en toda la cadena de exportación debido al incumplimiento de contratos con los clientes.

Ayer, el presidente Evo Morales anunció que se decidió “acelerar” la concreción del tren bioceánico y el puerto cruceño para consolidar un acceso al mar y dejar de depender de los puertos chilenos.

En ese sentido, la ministra Prado anunció alianzas público-privadas para encarar ambos proyectos y recordó que el proyecto del tren bioceánico demandará una inversión superior a los 7 mil millones de dólares.

“Tanto para el tren como para Puerto Busch, nosotros queremos generar la participación del sector privado, que no sea únicamente un proyecto de inversión pública, sino que el sector privado ingrese como socio o como operador”, remarcó.

El gerente del Instituto Boliviano del Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, dijo que a para el país es necesario revertir la situación y mirar alternativas a corto y mediano plazo para garantizar el comercio exterior y dejar de depender de puertos chilenos.

 

DATOS

Existen problemas con la carga en frontera. La falta de coordinación entre instituciones, deudas pendientes y el colapso del puerto provocaron demoras de hasta 15 días para la liberación de carga.

Transporte pide una solución definitiva. El transporte pesado exige que el Gobierno active una solución definitiva para el paso de carga desde el océano Pacífico. Denuncian pérdidas económicas cuantiosas.

 

CONVOCAN A CONSORCIO SUIZO-ALEMÁN

El proyecto del tren bioceánico ya tiene prácticamente concluido el trabajo administrativo y ahora el énfasis está puesto en la ejecución del megaproyecto. Para fines de este mes fue convocado el consorcio suizo-alemán a una reunión en Bolivia para definir las estrategias de financiamiento y la pronta inversión en territorio boliviano, informó el ministro de Obras Públicas, Milton Claros.