Minerales y quinua aún saldrán por puertos del océano Pacífico

0
33
Creditos Foto: APG

Minerales, quinua y otras exportaciones del occidente del país  aún utilizarán los puertos del Pacífico para llegar a sus destinos, de acuerdo con  la opinión de expertos.

El martes, en un acto oficial con presencia de autoridades, los  puertos Aguirre, Gravetal y Jennefer, ubicados  sobre el Canal Tamengo, vía de acceso a la Hidrovía Paraguay-Paraná y desde ahí al océano Atlántico, recibieron la certificación de terminales internacionales, por lo que ahora están capacitados para enviar y recibir carga de terceros.

El presidente de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), Jorge Arias, adelantó que los costos para transportar carga por los tres puertos certificados ayer bajarán en 20% en comparación a lo que se debe erogar en las terminales portuarias de Chile.

“Con este corredor podemos dejar de depender de los puertos chilenos, y reducir los costos de transporte hasta en un 20% y en términos de tiempo entre un 15% y 20% para la carga que viene y va desde el trópico de Cochabamba y el oriente del país”, precisó.

Según  el gerente general de la Cámara Nacional de Exportadores (CANEB), Javier Hinojosa, lo que se espera es que la carga que se origina en el oriente del país utilice estos puertos para salir al exterior, pero que en el caso de los productos del occidente, como minerales, quinua, entre otros, seguirán siendo exportados por puertos sobre el océano Pacífico.

“La carga que se origina en el oriente va a encontrar más económico, más rentable salir por estos puertos, dejando de salir por los terminales peruanos y chilenos. Pero la producción minera de Potosí, Oruro y La Paz va a seguir saliendo por puertos en el Pacífico por una cuestión de costos y transporte, lo mismo con otros productos de la región occidental”.

Hinojosa agregó que esta preferencia también va a depender del destino de las mercaderías.

“Si el mercado de destino es la costa oeste de EEUU o el sudeste asiático, los puertos del Pacífico siguen siendo la opción ideal;  por otra parte, si se pretende enviar mercaderías a la costa africana o Europa, los puertos de la hidrovía son los indicados”, argumentó el empresario.

Por su parte, el experto en logística Guillermo Pou Munt  señaló que  si se observa  la estrategia de manejo de carga del país,   está compuesta en su mayor parte por minerales y soya, con una proporción menor de manufacturas y productos con valor agregado, gran parte de los cuales tiene una logística más viable si  sale por el Pacífico por las distancias y los mercados de destino.

“Lo que hay que ver ahora es qué tipos de carga nos conviene sacar por el Atlántico y que carga  por el Pacífico con el objetivo de tener una estrategia de inserción integral en ambos océanos”, añadió.

Cuatro caminos para la carga

En criterio de  Pou Munt la  estrategia del país  debe apuntar  a cuatro salidas para la carga nacional, hacia el Atlántico a través de los puertos sobre el canal Tamengo (y en el futuro Puerto Busch), por el norte del país a través de la vía Riberalta-Guayaramerín-Porto Velho-Manaos, usada en la época del caucho y recientemente redescubierta por los exportadores de castaña y hacia el Pacífico por los puertos chilenos de Arica, Iquique y Antofagasta,  y peruanos de Ilo y Matarani.

“Desde esta perspectiva, Bolivia tiene que trabajar en todas estas áreas de manera importante, no descuidar ninguna ni concentrarse en solamente una de las alternativas. Las cuatro son importantes”, destacó.

El experto señaló también que el país debe trabajar para convertirse en un centro logístico para Sudamérica, porque en la medida en que Bolivia maneje carga de terceros países se podrá aumentar el volumen de ésta y justificar las inversiones que se deben hacer en el país, y controlar con mayor eficiencia la negociación con los puertos.