Rentas: un estudio evaluará aumentos y sostenibilidad

0
50

Un estudio definirá el posible incremento de rentas y calculará la sostenibilidad de los dos sistemas de pensiones y de la Renta Dignidad, informó ayer el ministro de Economía, Luis Arce.

Entretanto, los jubilados del antiguo sistema calificaron de “burla” la oferta de adelantar 10 días la cita con el presidente Evo Morales y los del nuevo sistema se sumaron al pedido de bono, pero con otra propuesta.

La información fue dada a conocer por Arce luego de firmar el convenio con la empresa internacional Melinsky Pellegrinelli y Asociados, que se encargará de realizar el estudio.

Arce informó que el estudio demandará seis meses y una inversión de 200 mil dólares provenientes del Tesoro General del Estado (TGE), para cumplir con el pedido de la Central Obrera Boliviana (COB) que demandó determinar si la Ley de Pensiones es sostenible en el tiempo, si es que es posible incrementar o no las pensiones como piden los jubilados.

“Hay que hacer un estudio que establezca si es posible o no es posible hacer nuevos incrementos y si los incrementos que estamos haciendo de la manera como lo estamos haciendo todos los años en función de la Unidad de Fomento a la Vivienda hace sostenible el pago de pensiones y la Renta Dignidad”, dijo en conferencia de prensa, citado por ANF.

Por su parte, el viceministro de Pensiones, Mario Guillén, explicó que el estudio determinará también si es posible mejorar las rentas de los jubilados confederados y el beneficio universal de la Renta Dignidad. “Ellos esperan una mejora en sus rentas y también está dirigido a generar una sostenibilidad en la Renta Dignidad”, dijo.

Mientras, la marcha de protesta de los jubilados del antiguo sistema de pensiones continuó ayer hasta Patacamaya, donde aproximadamente 2.600 jubilados que van rumbo a La Paz tenían previsto pasar la noche para continuar el camino hoy.

La medida de presión en demanda de un bono anual de 3.000 bolivianos continuaba ayer sin visos de solución después de que por la mañana, el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, ofreciera adelantar la fecha de reunión con el presidente Evo Morales, pero sin fecha e insistiendo en que sería después de las elecciones del 12 de octubre. Poco después desde Palacio de Gobierno se informó que la cita fue movida del 24 al 14 de octubre.

El ejecutivo de la Confederación Nacional de Jubilados de Bolivia, Irineo Rivera, manifestó su molestia ante la propuesta que calificó como una “burla”.

“No sé si los Ministros perdieron la memoria, porque nosotros pedimos una reunión con el Presidente antes de las elecciones”, señaló Rivera y dijo que, al final, la propuesta es “la misma”.

Por su parte, el dirigente de los jubilados del nuevo sistema de Pensiones, Juan Urquizo, dijo ayer a radio Fides que su sector se suma al pedido de un bono anual pero sólo por este año y equivalente a un sueldo básico, es decir 1.440 bolivianos. Sin embargo, el pago para gestiones venideras estaría condicionado a si hubiera segundo aguinaldo para el sector público.

Urquizo dijo también que ellos no piden reunirse con el Presidente, sino con Arce a quien quieren explicar que hay cinco opciones que le permitirían al Gobierno cumplir el pago.

Ayer, la COB anunció que conformará una comisión para interceder por el diálogo.

Escolta policial

El comandante departamental de la Policía paceña, Edward Barrientos, ratificó ayer que efectivos de esa institución escoltan la marcha de los jubilados desde la población de Konani y abogó por el diálogo para dar una solución a la movilización.

Explicó que en ambos costados de la columna de jubilados que marchan existe un ‘cordón de seguridad’ para evitar accidentes y auxiliar a quienes tengan problemas como fatiga, calambres y ampollas.

Dijo que es un sector difícil de controlar porque la mayoría son bastante agresivos. Hasta ayer hubo 80 bajas entre los jubilados.