Nuevo Presidente alemán tras un escándalo por cohecho

0
30

El presidente alemán, Christian Wulff, presentó su renuncia luego de que una fiscalía pidiera al Parlamento se levante su inmunidad para abrir una investigación en su contra, en medio de acusaciones por corrupción y tráfico de influencias.

“Alemania necesita un presidente que cuente con un amplio respaldo de la población”, dijo el presidente saliente y aseguró que por esta investigación de la Justicia, la “confianza” de los ciudadanos en él se vio afectada.

En medio de la crisis institucional que implicó la renuncia del mandatario, Merkel, principal autoridad del país, debió suspender un viaje a Roma, a fin de enfrentar el escándalo.

La investigación

Las acusaciones contra Wulff tuvieron su origen cuando se desempeñaba como jefe de gobierno del estado federado de la Baja Sajonia y a partir de sus relaciones con el productor cinematográfico David Groenewold, que también es investigado.

Groenewold y Wulff disfrutaron juntos en 2007 de unas vacaciones en una exclusiva isla alemana que pagó el productor, aunque el ahora ex funcionario aseguró que pagó su parte.

Las vacaciones tuvieron lugar un año después de que el gobierno de la Baja Sajonia, presidido por Wulff, aprobara la concesión de un aval de un millón de euros a una empresa de Groenewold, aunque éste nunca lo hizo efectivo.

La designación de un polémico nuevo Presidente

Fue un consenso difícil de gestionar entre los líderes de las cuatro formaciones parlamentarias, pues Joachim Gauck, sucesor a la presidencia federal de Alemania, un teólogo de 72 años, no satisface del todo a ningún partido. El undécimo presidente federal de Alemania se perfila como una figura incómoda tanto para el Gobierno que lo acepta a regañadientes como para la oposición. La Asamblea Federal elegirá a Joachim Gauck el 18 de marzo. Merkel y su Unión Demócrata Cristiana (CDU) no querían que fuera presidente, porque fue el candidato de la oposición hace año y medio.

La expectación sobre Gauck alcanza su vida personal. Así, se debate sobre si un presidente puede mudarse a palacio con una mujer que no es su esposa. Tiene cuatro hijos de su matrimonio con Hansi Gauck, de la que se separó sin divorcio. Hace 12 años que mantiene una relación a distancia con la periodista Daniela Schadt, 20 años más joven, y que aparentemente planea convivir con él en Bellevue.

Uno de los mayores méritos de Gauck fue contribuir a que la unificación de 1990 no supusiera la liquidación de la memoria histórica. Defendió la conservación científica del archivo de la Stasi y abogó por que cualquier alemán tenga derecho a conocer su propio pasado en la dictadura. Esto le acarreó críticas por ambos lados: de los que preferían que los documentos desaparecieran y, más recientemente, de quienes lo acusan de haber sido demasiado generoso con algunos colaboradores de la Stasi.

 

EtiquetasPresidente