Continuidad de vacunación está en riesgo y crece duda sobre 2da dosis

0
91
Creditos Foto: Marka Registrada

En medio de una incertidumbre sobre la llegada de más inmunizantes contra la Covid-19, instancias subnacionales expresan su preocupación sobre el agotamiento de las dosis recibidas, lo que podría determinar la suspensión en los próximos días, de lo que el Gobierno denominó vacunación masiva.

En tanto, el Colegio Médico de Bolivia observó el anuncio de las autoridades de Salud sobre la ampliación del tiempo de espera para aplicar la segunda dosis, 90 días, en el caso de vacuna Sputnik V.

Las dosis para continuar con la inmunización masiva se agotan, máximo hasta este viernes contarían con dosis.

“Ya no hay vacunas. Lamentablemente, se ve una improvisación del Gobierno”, señaló el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, al relacionar el anuncio del Gobierno de prolongar la aplicación de las segundas dosis hasta 90 días.

En pasadas horas, autoridades de salientes de Salud de diferentes gobernaciones informaban sobre la carencia de vacunas y que las mismas se agotarían hasta este viernes.

La viceministra de Seguros de Salud, Alejandra Hidalgo, aseguró que se cuenta con las dosis respectivas para garantizar la provisión y que de acuerdo con los informes, de las 1.265.000 dosis recibidas, se alcanzó el 74 ,2 por ciento en aplicación de la primera dosis y el 59,3 por ciento de la segunda dosis.

Explicó que se tienen vacunas en algunos municipios como El Alto. “Si tenemos las vacunas y es en ese contexto que debemos realizar las acciones y los adultos mayores puedan acceder a las mismas. Las vacunas existen y están presentes en nuestros centros de vacunación”.

Intervalo de 90 días

Respecto a la instructiva de postergar la aplicación de las segundas dosis hasta tres meses, Larrea dijo que no es posible que se juegue con la salud de los ciudadanos, toda vez que en reunión del Comité científico se estableció que la única vacuna que tiene esa característica es la AztraZeneca; las restantes deben ser aplicadas en el intervalo de 21 días.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, afirmó que, según estudios científicos y de las empresas farmacéuticas fabricantes de las vacunas, la Sputnik V también cuenta con esa cualidad.

“En el caso de la vacuna Sputnik V, los estudios demuestran que se tiene una mayor efectividad aplicando la misma al día 90, de la misma forma con la vacuna AstraZeneca incluso hasta 120 días posteriores a la primera”, dijo.

Colapso de las UTI

El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, informó que Bolivia está en plena tercera ola y que la variante brasileña P1 está presente, lo que ha complicado, en el caso de la región oriental, las unidades de terapia intensiva (UTI).

“En menos de 72 horas, nuestros pacientes llegan a una UTI, lo que ha hecho que se colapsen todas nuestra UTI. El 100 por ciento de la terapia intensiva en el sector público ya está copado, la seguridad a corto plazo y privados ya están prácticamente con un 95 por ciento de ocupación”, dijo.

Los jóvenes, los más vulnerables

Las infecciones de Covid-19 siguen propagándose rápidamente en las Américas y las unidades de terapia intensiva (UTI) en los hospitales se están llenando de gente joven, alertó la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En Brasil, las tasas de mortalidad se han doblado desde diciembre entre los menores de 39, cuadruplicado entre los que tienen entre 40 y 50 años y triplicado entre las personas de entre 50 y 60 años.

En Bolivia, de acuerdo a los reportes, la población más vulnerable en esta tercera ola es la joven, y en muchos casos la enfermedad se complica en un par de días.

Epidemiólogo ve crítica la situación

Las autoridades sanitarias del país anunciaron que Bolivia se halla en la tercera ola de contagios, y “para que este período no deje la cantidad de muertes y contagios como la primera y la segunda ola, se necesita por lo menos el 80 por ciento de la población vacunada”, según el epidemiólogo Virgilio Prieto.

“Por ejemplo, si de 10 personas ocho están vacunadas, dos se enferman; o de cinco, uno y cuatro no. Entonces ya no hay transmisión, es una protección de masa o de rebaño”, indicó Prieto a Urgente.bo.

Para el epidemiólogo, es difícil que con la actual cantidad de vacunados que tiene Bolivia, la tercera ola no golpee con fuerza; además, se inicia la temporada de frío, y es “cuando se exacerban más las infecciones respiratorias, incluido el coronavirus”.

“No da para tan poco tiempo tener una cobertura adecuada, y los vacunados tienen que seguir manteniendo las medidas de bioseguridad”, añadió.