Un compuesto mortal de agua verde avanza por el Titicaca
Por: Edwin Conde Villarreal / Erbol
Mayo 2015
Fotografia: Freddy Grover Choque La Prensa
La Paz. Un comunario navega por un sector contaminado del Titicaca.

Una mezcla "mortal" de agua color verde recorre silenciosamente por el lago menor del Titicaca. La masa acu√°tica ahora se encuentra en las orillas de la Isla Cojata, provincia Omasuyos del departamento de La Paz, y seg√ļn las pruebas de laboratorio realizadas en el lugar, se determin√≥ que el ox√≠geno disuelto de estas aguas se agot√≥ debido a la contaminaci√≥n.

Hace tres semanas las aguas anóxicas o sin oxígeno se encontraban a orillas de la Isla Pata Patani, provincia Los Andes, donde se registró la muerte de animales de la fauna lacustre, principalmente, de anfibios y peces. Días después, las mismas aguas mortales aparecieron a orillas de la Isla Quehuaya, donde también fueron afectados muchos especímenes acuáticos.

"Esto ya es un desastre ambiental en el lago, no es sólo en la bahía Cohana, ya son varias las zonas en las que la contaminación por las aguas residuales provenientes de El Alto, Laja y Viacha, y de otros lugares, está deteriorando el hábitat acuático y destruyendo  ecosistemas, además afectando a especies lacustres y a los propios habitantes del lugar", dijo el biólogo Rubén Marín del Instituto de Ecología de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), mientras navegaba en un bote y tomaba muestras de las "aguas verdes" del Titicaca.

Mar√≠n fue acompa√Īado en su trabajo por otros dos bi√≥logos (Roberto Apaza, tambi√©n del Instituto de Ecolog√≠a de la UMSA, y Freddy Loza originario del sector lacustre y catedr√°tico de la Universidad "T√ļpak Katari") que ayudaron en la toma de muestras del l√≠quido contaminado.

Despu√©s de navegar unos 300 metros desde una de las orillas de la Isla Cojata, Mar√≠n y sus acompa√Īantes se detuvieron moment√°neamente en una zona de agua maloliente.

"En esta parte del lago no existe nada de vida, seg√ļn las pruebas este es un sector del Titicaca que est√° muerto", exclam√≥ Mar√≠n.

Las pruebas in situ, que fueron realizadas por los biólogos, arrojaron resultados inmediatos y es así que se descubrió 0,08 miligramos de oxígeno disuelto en un litro de agua en el sector más contaminado del lugar.

Es una cifra alarmante  -dijo Marín- ya que se necesita por lo menos 6,5 miligramos de oxígeno disuelto en un litro de agua para que vivan los anímales acuáticos.

Por su parte, Loza lament√≥ que pese a esos niveles de contaminaci√≥n en el lago Titicaca, los gobiernos locales, el departamental y el nacional a√ļn no se tengan pol√≠ticas claras de mitigaci√≥n.

"Estamos frente a una problemática, ya que mientras no construyamos las plantas de tratamiento de aguas residuales en cada una de las poblaciones, comenzando desde El Alto, seguirán entrando miles de litros de agua contaminada al lado", aseveró Loza.

Un estudio de la Liga de Defensa del Medio Ambiente (LIDEMA) reveló, antes de la aparición de la mancha verde, que existían 112 kilómetros cuadrados contaminados en el lago y que cada segundo ingresaban 17 mil litros de aguas residuales a través de la bahía Cohana.

Las mediciones de LIDEMA fueron realizadas en 2014, mientras que la mancha verde de aguas contaminadas apareci√≥ desde febrero de este a√Īo y recorri√≥ varios kil√≥metros del lago menor del Titicaca.

Aguas venenosas

En las aguas contaminadas -que provienen de El Alto, Laja y Viacha, además de otros lugares- hay de todo: aguas residuales domésticas, líquidos provenientes de mercados, hospitales, postas sanitarias, industrias,  mataderos y de centros mineros (Milluni y Viacha).

A ello se suma el lixiviado proveniente de la acumulación de residuos sólidos en el botadero de Villa Ingenio.

También se sabe que cuando se registran intensas precipitaciones pluviales, los residuos sólidos son arrastrados hasta el lago a través de las corrientes de los ríos Katari, Wilajawira y Pallina, que a la vez recogen la contaminación de los ríos Seco, Seque y Hernani.

La navegación de los biólogos continuó y se alejaron más de la orilla para hacer comparaciones de laboratorio con las aguas menos contaminadas en el sector de la Isla Cojata.

A su paso, encontraron totorales casi secas y con tallos emblanquecidos, probablemente por el proceso de salinización y la acidez de las aguas.

También hallaron especímenes de anfibios (telmatobius), peces y aves muertos entre las plantas acuáticas. Los biólogos bolivianos no procedieron a recoger los animales muertos y concentraron su prospección en la toma de muestras del agua.

En la Isla Cojata, Simón Flores, un comunario de la tercera edad y notoriamente afectado por el desastre, expresó su preocupación por la aparición de la mancha verde en el lago.

"Hace dos meses ya hablaron de estas aguas verdes, se movieron y ahora est√°n aqu√≠ en Cojata como si se hubieran detenido. Necesitamos que nos diga el gobierno qu√© est√° pasando con el lago Titicaca. Que se conforme una comisi√≥n con los propios lugare√Īos", afirm√≥ el isle√Īo.

Confirm√≥ que √©l tambi√©n pudo observar en las √ļltimas semanas a varios animales muertos en entre las algas. "Hasta las ranas (telmatobius) aparecieron muertas ¬ŅQu√© vamos hacer? Nosotros vivimos de la pesca, a este paso ya no va existir nada", lament√≥ el comunario, mientras dirig√≠a su nost√°lgica hacia el lago Titicaca.

Desde tierra firme, en la isla Cojata es posible percibir el cambio de coloración de las aguas del lago. Existe un sector verde, que en su superficie parece ser inofensivo, pero en realidad es mortal, porque al no existir el oxígeno necesario, destruye los ecosistemas acuáticos y con ello a las especies del lago sagrado, el Titicaca.

 

Edwin Conde Villarreal esCronista del Siglo XXI

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Bolivia
An√°lisis