Congreso argentino declara la emergencia alimentaria hasta 2022
Por: El País
Septiembre 2019
Fotografia: MART√ćN ARIAS FEIJOO

Argentina est√°, por ley, en emergencia alimentaria hasta 2022. El Senado aprob√≥ con los votos del oficialismo y la oposici√≥n (61 positivos y cero negativos) una norma que sube 50% los fondos que el Estado destina a los comedores populares,¬†un viejo reclamo de los movimientos sociales que los administran. El costo fiscal de la medida alcanza unos 175 millones de d√≥lares, seg√ļn los relatores de la ley, que saldr√°n de la "reasignaci√≥n de partidas" destinadas, por ejemplo, a la obra p√ļblica. La ley da un respiro a¬†Mauricio Macri, que negocia d√≠a por d√≠a la paz social que le permita alcanzar las elecciones del 27 de octubre con el m√≠nimo de sobresaltos. Pero la administraci√≥n de la ayuda y la estrategia presupuestaria para financiarla depender√° del pr√≥ximo Gobierno, que quedar√°, seguramente, en manos del peronista¬†Alberto Fern√°ndez.

El debate parlamentario se desarrolló bajo presión, con miles de manifestantes piqueteros fuera del edificio del Congreso. Los senadores, sin embargo, no fueron todo lo expeditivos que habían prometido tras un acuerdo de "sesión exprés", similar a la que se desarrolló en Diputados la semana pasada. Durante la primera hora de sesión, la primera en dos meses debido a la interrupción que supuso la celebración de las primarias el 11 de agosto pasado, se plantearon cuestiones de privilegio sobre temas diversos que demoraron el inicio del debate definitivo. Se acordaron luego 10 minutos de discursos para una decena de senadores, con el fin de apurar el debate. La ley, finalmente, fue aprobada con el voto tanto de legisladores del macrismo como de los opositores peronistas.

La ley de emergencia alimentaria no fue una iniciativa de Macri, pero la gravedad de la crisis econ√≥mica y las necesidades electorales terminaron por alinear a su tropa en el Congreso, donde dio su apoyo. La intenci√≥n fue sacar el asunto de la agenda p√ļblica y desmovilizar a los movimientos piqueteros que llevan semanas en las calles exigiendo mayores fondos para los comedores que son la base de su existencia en todo el pa√≠s. La necesidad de una campa√Īa electoral sin acciones de calle convenci√≥ finalmente a todas las fuerzas pol√≠ticas. Los grupos piqueteros tendr√°n ahora m√°s fondos para repartir entre sus afiliados, que como contraparte garantizar√°n, se espera, la gobernabilidad hasta las generales.

El contexto de la ley es de extrema gravedad. La √ļltima estad√≠stica oficial cifr√≥ en 32% la pobreza, el mismo porcentaje que Macri encontr√≥ cuando sucedi√≥ al kirchnerismo en diciembre de 2015. Pero la estad√≠stica no toma en cuenta la tormenta financiera iniciada tras¬†el arrollador triunfo del kirchnerista Fern√°ndez en las primarias, un ensayo general de lo que se podr√° esperar el 27 de octubre. La depreciaci√≥n acelerada del peso¬†dispar√≥ la inflaci√≥n de agosto hasta 4% (54,5% interanual) y las previsiones de septiembre ya cifran la subida de precios en alrededor de seis puntos. Este mi√©rcoles, la oficina de estad√≠sticas oficiales, el INDEC, determin√≥ que la canasta b√°sica alimentaria, aquella que se define por el consumo m√≠nimo de prote√≠nas necesarias para una familia tipo,¬†subi√≥ en agosto 3,8% con respecto a julio y 58,8% en t√©rminos interanuales.

El recrudecimiento de la crisis iniciado tras las primarias oblig√≥ a Macri a romper con la ortodoxia econ√≥mica, y en ese trance llegar√° a las urnas. Durante las √ļltimas semanas, la Casa Rosada anunci√≥ negociaciones para refinanciar¬†la deuda de 57.000 millones de d√≥lares contra√≠da con el FMI y con los tenedores privados de bonos, congel√≥ el precio de los servicios p√ļblicos y los combustibles, redujo impuestos a la clase media y reparti√≥ dinero extra entre los m√°s pobres. La emergencia alimentaria cerr√≥ el c√≠rculo, aunque al costo de entregar m√°s recursos a los movimientos piqueteros que le son m√°s refractarios.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente