Abraham Lincoln y el ataque al Capitolio
Por: Carlos Rodriguez San Mart铆n
Enero 2021

El fin del mandato del presidente de los Estados Unidos Donald Trump ha sido matizado con un acto que pone al l铆mite la historia del pa铆s que, desde Abraham Lincoln, considerado el padre de la constituci贸n en consecuencia de las leyes y de la democracia. Valores estos exaltados, la democracia que permite la separaci贸n de poderes, elecciones cada cierto tiempo, lo que llamamos alternancia; el fortalecimiento de las instituciones, con la independencia de la justicia a nombre de la que EEUU ha concedido importante ayuda econ贸mica cuando hac铆a luz en el patio trasero de los pa铆ses de este lado del planeta.

El expresidente George Bush en una alusi贸n a la invasi贸n al Capitolio por parte de seguidores de Trump se帽al贸 que "as铆 es como se resuelven los resultados de las elecciones en una rep煤blica bananera, no en nuestra democracia". Bush es republicano igual que Trump, poco refinado para plantear este argumento desafortunado como fue desafortunado el ataque a las torres gemelas y otro que estuvo a punto de alcanzar el edificio contiguo a la Casa Blanca, el mayor centro de inteligencia, la CIA, el 11-S de 2001.

Lo de rep煤blica bananera viene a cuento por el desprecio del pa铆s de Lincoln a esta parte de la Am茅rica Central. Guatemala es el mayor productor de bananas de la regi贸n, ejemplo recurrente del chiste pol铆ticamente incorrecto de Guatemala a Guatepeor. El 21 de noviembre pasado Guatemala fue tapa de varios diarios cuando quienes protestaban contra la aprobaci贸n de un presupuesto que beneficiaba a los amigos del presidente ingresaron al Congreso Nacional y prendieron fuego. Y poco antes durante el velorio de Maradona las barras bravas ingresaron a la Casa Rosada y provocaron un disturbio de proporciones preocupantes para sus promotores.

Quiz谩 Bush en su dicotom铆a mundo bananero y civilizado, hasta confundi贸 ambos hechos porque tanto los manifestantes que incendiaron el Congreso guatemalteco como quienes en Argentina protestaban porque no los dejaban despedir a Maradona.

Es peculiar la historia, Ronald Reagan (1981-1989) quien ejerci贸 dos mandatos presidenciales de la naci贸n por entonces m谩s poderosa del mundo, impulso la Perestroika que derrumb贸 el Muro de Berl铆n y desintegr贸 a la Uni贸n Sovi茅tica en la esfera de la Europa del Este, cuando lleg贸 en una visita de tres d铆as a Brasil (1982) en su primera intervenci贸n se帽al贸 encontrarse muy feliz por estar en Argentina.

M谩s all谩 del gafe, este hecho, la invasi贸n a la cuna de la constituci贸n, fue reproducida reiterativamente en las cadenas de televisi贸n de pa铆ses que se resisten a la forma cl谩sica que sustenta la democracia. A EEUU le queda reparar su reputaci贸n si no puede evitar que sucedan m谩s ataques a su vandalizada 聽reputaci贸n ganada por Lincoln tras la Guerra Civil.

Imprimir
Enviar Articulo

Artículos Relacionados:
Personajes
Jorge Zepeda Patterson / El Pa铆s
Mart铆n Caparr贸s / The New York Times
Cayo Salinas
Cayo Salinas
El llanto de un 谩rbol Dat0s 193