Los 50 años de Sgt. Pepper’s, la obra prima de los Beatles

0
28

Lanzado el 1ro de junio de 1967, el octavo disco de estudio de los Beatles elevó el rock al gran arte, incorporando, en su narrativa experimental, música indiana, folklore británico y hasta elementos de música erudita. Este mes Liverpool prepara tres semanas de festejos, entre exhibiciones, instalaciones de arte y música en vivo para celebrar los 50 años de uno de los momentos más importantes en la carrera del grupo

 

El 26 de mayo, tras una preparación de 18 meses, apareció una Super Deluxe Edition del disco Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band. Giles Martin -hijo de George Martin, productor de la banda- y del ingeniero de sonido Sam Okell, fueron quienes supervisaron cada aspecto de este proyecto. Son seis discos, con material original y sonido mejorado, una colección de varias tomas alternativas de las sesiones de grabación, una versión del álbum en mono, además de la novedad de incluir las canciones ‘Penny Lane’ y ‘Strawberry Fields Forever’, registradas en dicho período pero lanzadas un poco antes. En su momento, George Martin admitió que la movida fue “un error terrible”. Un DVD y Blu-ray contando la historia del trabajo y un libro de 144 páginas completan el producto. El mismo 26 de mayo se estrenó un documental dirigido por Alan G. Parker, en que cuenta la historia del álbum.

The Beatles estaban ya cansados de las giras y de la presión de la Beatlemanía. Durante la gira por Filipinas, el grupo fue invitado por la primera dama del país Imelda Marcos a un desayuno en el Palacio de Malacañan, invitación rechazada cortésmente por la política de The Beatles de no aceptar invitaciones presidenciales. El régimen filipino se ofendió de tal manera obligando al grupo a escapar del país en medio de disturbios.

Sumado a este episodio, al empezar la gira por EEUU a mediados de 1966, The Beatles fueron recibidos por organizaciones religiosas molestas por una declaración de Lennon en la que opinaba que “eran más populares que Jesucristo”. El odio por The Beatles de parte de sectas religiosas llegó al punto de amenazar con dispararles y quemar sus álbumes. Debido a estos escándalos, al finalizar la gira de 1966 The Beatles decidió dar su último concierto oficial en el Candlestick Park en San Francisco. El distanciamiento entre el grupo y sus fanáticos aumentaba cada vez más y Lennon comentaría: “estamos hartos de hacer música ligera para gente ligera, y también estamos hartos de tocar para esa gente”.

Después del retorno del grupo al Reino Unido, se suscitaron rumores que la banda había decidido separarse. Después, los cuatro músicos se tomaron unas vacaciones de casi dos meses. En 1966 George Harrison viajó a la India para perfeccionar su forma de tocar con el sitar, bajo la tutela de Ravi Shankar; mientras que McCartney y George Martin colaboraron en la banda sonora de la película Luna de miel en familia. Ese mismo año, Lennon actuó en la película Cómo gané la Guerra en Almería, España, componiendo en ese lugar los primeros versos de “Strawberry Fields Forever”. En la época el beatle, conocería a Yoko Ono en la Galería de Arte Indico. El baterista Ringo Starr usó las vacaciones al lado de su esposa y con su primer hijo Zak.

Nuevamente juntos, a McCartney se le ocurrió la idea de crear una banda ficticia que sustituyera a The Beatles, plasmada en una canción. Meses más tarde esta canción inspiraría la idea conceptual de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Después, cuando los cuatro miembros se juntaron en los estudios Abbey Road, fueron bastante claros con el productor George Martin. Estaban cansados de los conciertos en público. Querían cambiar la forma de hacer música en los estudios de grabación.

El 24 noviembre de 1966 el grupo se dispuso a grabar la primera canción prevista en el álbum, “Strawberry Fields Forever”, aunque no fue así, ya que la canción sería lanzada como disco sencillo. Cuando The Beatles habían dejado las giras en directo, Lennon ironizó con los hechos: “envíen cuatro figuras de cera”. Mientras que McCartney explicaría: “realmente odiábamos ese peinado mop-top inmaduro. Ya no éramos chicos, sino hombres y nos veíamos a nosotros mismos como artistas y no como unos simples cantantes”.

A principios de febrero de 1967, tomó cuerpo la idea de grabar el álbum de un concierto de una banda ficticia. George Martin también opinaría sobre la banda ficticia: “El Sargento Pepper no apareció hasta que estábamos en mitad de la grabación del álbum. Era solo una canción de Paul, nada del otro mundo pero cuando la terminamos, Paul dijo, ‘¿por qué no hacemos el álbum como si la Banda Pepper realmente existiera, y como si el Sargento Pepper estuviera haciendo el álbum?’. Me encantó la idea, desde ese momento el Pepper tuvo vida propia”.

El álbum comienza con el sonido de una orquesta afinando sus instrumentos, para luego dar paso a la canción “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, que presenta a la banda misma y a su líder ficticio Billy Shears (interpretado por Ringo Starr). Inmediatamente después de terminar la canción de obertura, suenan voces coreando el nombre de Billy Shears, que inicia la canción “With a Little Help from My Friends”.

Las sesiones de Sgt. Pepper’s comenzaron a finales de noviembre de 1966 con una serie de canciones que formarían un álbum temáticamente unido. El resultado inicial de estas grabaciones se convertirían en “Strawberry Fields Forever”, “When I’m Sixty-Four” y “Penny Lane”. Una pieza grabada entre las tomas de “Penny Lane”, es “Carnival of Light”. Se trata de un collage sonoro vanguardista de catorce minutos de duración, lleno de instrumentos distorsionados. No obstante, “Strawberry Fields Forever” y “Penny Lane” serían lanzadas como un sencillo doble lado A en febrero de 1967, debido a que EMI estaba presionando a Martin para lanzar material nuevo. Una vez que el sencillo fue lanzado, el concepto que estaba siendo trabajado se abandonó en favor de la idea de Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de McCartney, y siguiendo la práctica usual del grupo, el sencillo no fue incluido en el LP (decisión de la cual Martin posteriormente se lamentaría).

Para fines de febrero, se grabarían dos canciones nuevas, “Lovely Rita”, y “Lucy in the Sky with Diamonds”. Durante marzo, se grabaron “Getting Better”, “She’s Leaving Home”, “Within You Without You”, utilizando en esta última varios músicos indios. Además, otras canciones ya grabadas fueron pulidas, mientras que para finales del mes, se grabó “With a Little Help from My Friends”. El álbum fue finalizado el 21 de abril, en una sesión larga y desordenada. Geoff Emerick, ingeniero de sonido de EMI, estima que se ocuparon 700 horas en la grabación del LP, más de 30 veces que el tiempo ocupado en el primer álbum de los Beatles, Please Please Me. El costo final de la grabación fueron 25.000 libras esterlinas.

Para la instrumentación y los efectos McCartney ha afirmado constantemente que la gran influencia en la realización de Sgt. Pepper’s fue el álbum Pet Sounds de The Beach Boys. Además, llevó a McCartney a desarrollar un nuevo estilo de tocar el bajo, centrado en la melodía y no en el ritmo, estilo que prevalecería en muchas de sus grabaciones posteriores.

Al ser los artistas más exitosos de EMI, y una de las bandas más populares de ese momento, The Beatles tenían acceso casi ilimitado a la tecnología de los Abbey Road Studios. Todas las piezas de Sgt. Pepper’s, junto a otras canciones serían grabadas y editadas en sonido monoaural y estereofónico, mediante una grabadora de cuatro pistas. Como en sus álbumes precedentes, Sgt. Pepper’s se grabó haciendo uso de una técnica llamada “reducción de mezclas”. Eso les permitió a los ingenieros de sonido darle más libertad al grupo para grabar sus cada vez más complejas canciones.

El lanzamiento británico de Sgt. Pepper’s fue el primer álbum pop sin los silencios característicos que separaban las canciones de las demás. Las canciones están prácticamente unidas entre sí, dando la impresión de una continua presentación en vivo.

La portada, diseñada por el artista pop Peter Blake incluyó una fotografía de los cuatro Beatles vestidos como sargentos delante de un collage de rostros célebres. El vestuario de los músicos fue creado por la casa inglesa de diseño Berman. Entre los rostros célebres se encontraban Marilyn Monroe, Marlon Brando, Mae West, Edgar Allan Poe, Aleister Crowley, Bob Dylan, Oscar Wilde, Karl Marx, D.H. Lawrence y hasta Shirley Temple. Además en una esquina se puede apreciar una muñeca con un jersey de lana con la oración “Welcome to The Rolling Stones”, haciendo referencia a la banda inglesa formada por Mick Jagger y Keith Richards.

 

 

EtiquetasMúsicaRock