Evo y Dilma concluyen reunión sin declaraciones

0
1

La reunión entre los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff, y Bolivia, Evo Morales, concluyó esta tarde sin declaraciones, aunque antes del encuentro en Paramaribo el mandatario boliviano advirtió que existen grupos que quieren enfrentar a ambos países.

La reunión duró 75 minutos y sirvió para analizar la relación bilateral, pero también la conflictiva fuga a Brasil del senador boliviano Roger Pinto, con apoyo de la embajada de Brasilia en La Paz, lo que generó un conflicto que derivó en el relevo del canciller brasileño, Antonio Patriota.

“Algunos grupos de Brasil quieren hacernos enfrentar con la compañera Dilma pero no van a poder porque hay madurez política”, declaró Morales antes de la reunión con Rousseff, según escribió en un tuit la ministra de Comunicación y vocera presidencial Amanda Dávila, citada por la agencia DPA.

El encuentro de ambos mandatarios se realizó en el hotel Torarica de la ciudad de Paramaribo, capital de Surinam, antigua Guyana Holandesa, sede de la séptima cumbre de la Unasur.

El presidente Morales pidió que el fugado senador opositor sea devuelto a Bolivia para que enfrente múltiples causas por corrupción y asesinato de campesinos que tiene en su país, mientras que Rousseff, consideró “inadmisible” la colaboración de diplomáticos brasileños en esa huida.

Ahora el senador boliviano aguarda que Brasil le conceda el estatus de refugiado, mientras que la Fiscalía General de su país solicitó a la policía internacional (Interpol) su captura.

La salida clandestina de Pinto de su país le costó el puesto al diplomático que la orquestó, el ahora exencargado de negocios en la embajada brasileña en La Paz, Eduardo Saboia; al exembajador de Brasil en Bolivia, Marcel Fortuna Biato, y al ahora excanciller Patriota, quien renunció el lunes y fue reemplazado por el diplomático Luis Alberto Figueiredo Machado. (Télam)

 

Fuente: www.erbol.com.bo