Apoyamos demanda boliviana en La Haya

0
11
Foto: El Diario

El alcalde de Tocopilla, Chile, Fernando San Román, quien está de visita en el país afirmó que si bien respetan la postura del Gobierno chileno, él como autoridad y parte del movimiento “Mar Para Bolivia” considera justa y valedera la denuncia boliviana interpuesta ante la Haya, en busca de una salida soberana al mar, para la integración de la región en busca de mayor desarrollo.

“Como chilenos respetamos la obligación de defenderse que tiene nuestro país ante la demanda en la Haya, pero eso no excluye que tengamos una postura y desde nuestro punto de vista progresista como latinoamericanista, que compartamos la demanda Bolivia. Creemos que Bolivia debe tener salida al mar con soberanía, que es perfectamente posible”, dijo la autoridad.

El burgomaestre de Tocopilla aseguró el lunes que es “perfectamente posible” que Bolivia tenga una salida soberana al mar, a través de un diálogo abierto y sin exclusiones, que ayude al desarrollo económico integral de la región.

Desde hace algunos años, en Chile, la postura de los líderes y los ciudadanos se han visto confrontados entre aquellos que apoyan una salida soberana al mar para Bolivia y los que descartan esta posibilidad.

“Nosotros más allá de la demanda que está en los tribunales hoy día, y eso hay que dejarlo a los tribunales para que se resuelva, más allá de eso nosotros creemos que se debe resolver la demanda del pueblo boliviano y creemos que es perfectamente posible una solución de salida al mar con soberanía”, insistió.

Para San Román, la solución no pasa por la presentación del caso ante un tribunal, sino por una diplomacia de integración de los pueblos, sin censurar posturas en ninguno de los dos lados, para dejar de lado la desconfianza histórica que se ha creado entre ambas naciones.

Tras la demanda presentada por Bolivia ante la Haya, el Gobierno chileno interpuso una objeción con respecto a la competencia de esta instancia en el tema marítimo, pendiente entre ambo países.

Desde 1979, fecha en la que entonces Chile invadió suelo boliviano, Bolivia reivindica en diferentes foros internacionales el derecho de recuperar su salida al mar, que perdió en la Guerra del Pacífico, cuando 400 kilómetros de playa y otros 120 mil de territorio fueron arrebatados por el vecino país.