Por denunciar narcotráfico Pinto se refugió en Embajada

0
1

Así lo sostiene un reportaje de la revista brasileña veja

El principal motivo de la persecución política que condujo el senador Róger Pinto Molina a buscar asilo en la Embajada de Brasil en La Paz fue un informe que entregó en el Palacio Quemado en marzo de 2011, según la última publicación de la revista brasileña Veja.

El paquete llevaba copias de los informes escritos por parte de agentes de inteligencia de la Policía boliviana, en la que se muestra la participación de miembros del Movimiento al Socialismo (MAS ) y altos funcionarios del  Gobierno en el tráfico de drogas.

En esos documentos, afirman que el actual ministro de la presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, y la exmodelo Jessica Jordan, entraron en la casa del narcotraficante brasileño Maximiliano Dorado, según Veja.

Hechos sucedidos en Santa Cruz de la Sierra, el día 18 de noviembre de 2010 y los dos salieron con maletas tipo 007.

La intención era investigar

La intención del senador de Convergencia Nacional (CN), refugiado en Brasil, era que el presidente Evo Morales mande a investigar las denuncias.

Para que de esa manera, contribuir al combate de la industria de la pasta de coca -materia prima traficada al Brasil para la producción de cocaína y crack- y la red de corrupción ligada a ella.

En vez de eso, Morales inició la persecución al senador Pinto Molina y nombró para el puesto de embajador en Brasil al abogado Jerjes Justiniano, que asumió hace un año con la misión expresa de hacer frente a las denuncias contra los narcofuncionarios de Bolivia, dice Veja.

Según la revista “Se podría haber escogido a alguien menos comprometido con el asunto para desempeñar ese trabajo”, cuestiona.

 

Con información de El Día y VEJA