Red de trata y tráfico tiene vínculos en Bolivia y México

0
85

Funcionario del Ministerio de Gobierno, Freddy Cayo, dijo que se busca también la repatriación de compatriotas desde Chile y Argentina. Según experto e investigador Fernando Mao, el delito genera al menos 32 mil millones de dólares al año.

La ilícita actividad de trata y tráfico se intensifica en el país, puesto que las denuncias de desaparición de personas son reportadas a diario a las instituciones correspondientes. Al respecto, investigaciones realizadas dan cuenta que una red internacional, entre otros, estaría operando en Bolivia y que tiene vínculos con México.

El director general de Trata y Tráfico de Personas del Ministerio de Gobierno, Freddy Cayo, dijo que se realiza un estudio de las redes que están en Bolivia y que producto de este trabajo a la fecha se han conocido siete casos de personas que fueron repatriadas desde México a fines del año 2013.

Sostuvo que serán ampliados los estudios correspondientes, aunque puntualizó que no es el único trabajo, ya que se busca la repatriación de compatriotas desde Chile y Argentina. “Si estamos trabajando para repatriar a esas personas”, enfatizó.

Cayo dijo que las actividades a la fecha están dedicadas a desarticular redes pequeñas. “Cuando tengamos los resultados lo daremos a conocer. Pero como Dirección estamos presionando a la Policía”, indicó.

El experto e investigador en temas de trata y tráfico de personas, Fernando Mao, sostuvo que en coordinación con el Estado es preciso ejecutar políticas proactivas de prevención y protección sobre todo en el derecho de las víctimas.

VÍCTIMAS

La trata de mujeres latinoamericanas y de otros continentes está muy presente en el Caribe y, especialmente, la República Dominicana, donde las autoridades hacen esfuerzos significativos para contener el problema, según el Departamento de Estado.

La OIT estima que hay unas 400.000 víctimas de trata sexual en América Latina y que los tratantes pueden obtener cerca de 30.000 dólares al año con cada una de ellas. Una cifra que se multiplica cuando se trata de mujeres “exóticas” de otros continentes, como las víctimas de trata rusas detectadas este año en Santa Lucía y México.

Tanto la OIM como la Relatoría sobre los derechos de los migrantes de la CIDH han identificado también varios casos de trata de personas en el servicio doméstico dentro de los países y en hogares de diplomáticos y funcionarios internacionales latinoamericanos en Estados Unidos.