Impuestos Nacionales ignora los efectos de la paralización (recesión)

0
13

Pese a que todos los países del entorno están aplicando estímulos fiscales para frenar la crisis económica derivada del coronavirus, Impuestos Nacionales se resiste a tocar los impuestos en Bolivia. Esta observación se deduce de la Resolución Normativa de Directorio (RND) emitida a última hora del viernes. La mencionada disposición ha establecido un pequeño aplazamiento de no más de 30 días para el pago de obligaciones al contribuyente. El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas lanza el mensaje: no perdonará, por el momento, ni un boliviano a los contribuyentes.

La medida ha sido criticada por varios sectores de la industria del país por considerar que establece un aplazamiento de deudas tributarias, incluso de aquellas que legalmente son inaplazables -como retenciones, pagos IVA, IT, IUE y Planes de Pago a quienes tenían deudas con la autoridad tributaria. Los industriales con los que converso dat0s señalaron que la medida, tiene un alcance muy limitado.

El gerente de la Cámara Departamental de Industrias (La Paz) Fernando Hinojoza dijo que los diferimientos de no más de 30 días para el pago de los impuestos fijada por la autoridad “es perjudicial y muestra que el Gobierno se ha concentrado en la crisis sanitaria – crucial y que merece todo el apoyo – pero ignora por completo los efectos económicos de la paralización de la actividad económica para el país”. En ese sentido dijo que las medidas dictadas por Impuestos Nacionales “no implican un alivio para los contribuyentes porque se trata simplemente del diferimiento de las fechas de pago que en la práctica solo se estarán acumulando”.

“Esto significa que en las nuevas fechas de vencimiento el contribuyente tendrá un monto mayor a pagar tras atravesar un periodo en el que no ha podido generar ingresos de forma normal. Si esto es peligroso y conflicto para las empresas más grandes, es de imaginar que para las mediadas, pequeñas y micro empresas puede terminar siendo su sentencia de muerte”.

Hinojoza ha recordado que se deben buscar niveles de coordinación público-privado para definir acciones posibles y efectivas para el “día después”. Dijo que esperan una reunión para fijar estrategias concertadas con el Gobierno con el objetivo de establecer medidas que permitan enfrentar la crisis económica de manera efectiva.