Estudio: Impera la desconfianza en el Estado, partidos y sectores
Por: P√°gina Siete
Septiembre 2020
Fotografia: La Razón

 

Luego de más de siete meses de la crisis política que convulsionó al país a fines de  2019, la ciudadanía  expresa un alto grado de desconfianza hacia las instituciones del Estado, los partidos políticos y  los movimientos sociales.

El nivel de desaprobaci√≥n de estos actores sobrepasa el 50%, seg√ļn un estudio de IPSOS para la Uni√≥n Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acci√≥n Social (Unitas).

En el trabajo denominado La percepción y la sensación de la sociedad boliviana sobre la crisis de octubre y noviembre de 2019 se entrevistó a 1.500 personas en 10 regiones del país: La Paz, El Alto, Cochabamba, Santa Cruz, Sucre, Oruro, Potosí, Tarija, Trinidad y Cobija.

Los resultados del trabajo de campo, realizado entre el 9 y 22 de junio de este a√Īo, ¬†muestran que la ciudadan√≠a expresa un mayor nivel de desaprobaci√≥n hacia los partidos pol√≠ticos.

El 67% de los entrevistados califica el rol pol√≠tico actual del Movimiento Al Socialismo (MAS) entre malo y p√©simo. El 68% eval√ļa en el mismo rango a los otros partidos pol√≠ticos.

Al respecto,  el investigador Neyer Nogales sostiene  que el nivel de desconfianza y desaprobación que expresan los consultados hacia los partidos políticos,  en el actual contexto electoral,  se traduce en que la gente no percibe  que las organizaciones políticas sean capaces de dar una salida a la crisis política.

"Podemos evidenciar  que se ha profundizado el nivel de desaprobación del partido del exgobernante Movimiento Al Socialismo (MAS),  que llega a un nivel importante de desaprobación y de los otros partidos políticos también. Toda esta situación nos indica que el conjunto de la gente no ve una salida a lo que sucedió en el conflicto de 2019, que en su opinión no hay alternativas político-partidarias que den solución a su malestar, a su preocupación, a sus demandas", sostuvo.

Para la soci√≥loga Mar√≠a Teresa Zegada, ¬†este indicador particularmente es un llamado de atenci√≥n para los l√≠deres pol√≠ticos, ¬†que se encuentran en la contienda electoral, para que eval√ļen las formas para transformar esa desconfianza y recuperar la legitimidad y el apoyo social, con el fin de ¬†dar soluci√≥n a los problemas estructurales del pa√≠s.

"Este es un llamado de atenci√≥n muy importante a pocas semanas de una elecci√≥n para los l√≠deres pol√≠ticos sobre c√≥mo transformar ese desafecto, ¬†ese descontento que la poblaci√≥n tiene, para recuperar esa legitimidad, ese apoyo social, esa sensaci√≥n de diversos sectores sociales que necesitan ver representados no solo sus intereses, sino las preocupaciones, ¬†como la crisis econ√≥mica, la necesidad de pacificar el pa√≠s y resolver problemas estructurales", se√Īal√≥ Zegada.

El estudio muestra también que la ciudadanía expresa un nivel de desaprobación del 57% hacia las organizaciones y los movimientos sociales. Para Nogales,  esa cifra  de descrédito puede deberse a la afinidad con la que se relaciona  a las organizaciones sociales con un partido político, en este caso con el MAS.

"Tenemos a un movimiento que ha caído en el descrédito y lo que ha generado en los sectores populares es una desorientación tremenda, una desestructuración, una pérdida de los fines que tienen los sectores sociales, porque (el MAS) ha usado a estas organizaciones sociales como organismos paraestatales", indicó el especialista.

El estudio presentado por Unitas tambi√©n muestra un alto nivel de desconfianza hacia tres poderes del Estado. El 57% de los entrevistados califican entre malo y p√©simo el rol pol√≠tico actual de la Asamblea Legislativa Plurinacional, el 55% ubica ¬† en el mismo rango al gobierno de la presidenta Jeanine A√Īez, ¬†y el 51% percibe de la misma forma al Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Desde el punto de vista de la periodista y directora de Página Siete, Isabel Mercado, quien participó en la presentación del estudio,  el  alto nivel de desconfianza hacia las instituciones más representativas de la democracia es preocupante. Observa que llama la atención en particular la percepción que se tiene hacia el TSE,  una instancia renovada tras los conflictos sociales que se presentaron debido a  las elecciones fallidas de 2019.

"Me parece muy preocupante la falta total de descr√©dito y la falta de legitimidad con la que se ve a las instituciones de la democracia, como que no gozan de confianza. No se siente ning√ļn tipo de esperanza en el accionar de estas instituciones. En el caso del TSE es muy llamativo, ¬†porque esta instancia ha sido renovada. Se nombr√≥ nuevas autoridades, pero en la gente persiste la duda sobre el accionar de instituciones como el Congreso, la justicia, el TSE y las instituciones m√°s representativas de la democracia", subray√≥.

Datos del  estudio

  • Tipo de estudio Cuantitativo concluyente.
  • T√©cnica de recopilaci√≥n de la informaci√≥n Entrevistas cara a cara en hogares.
  • Universo Hombres y mujeres de 18 a m√°s a√Īos de todos los niveles socioecon√≥micos.
  • Tipo de muestra Muestreo probabil√≠stico estratificado.
  • √Āmbito geogr√°fico Ciudades del eje: La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz, y ciudades capitales de seis departamentos: Sucre, Oruro, Potos√≠, Tarija, Trinidad y Cobija.
  • Periodo del trabajo de campo Del 9 al 22 de junio de 2020.
  • Margen de error +/- 2,53%. El tama√Īo de la muestra es de ¬†1.500 ¬†entrevistados.

 

Punto de vista
Tuffí Aré  Periodista
"La pugna por el poder tiende a ser feroz"

En vez de ir resolviendo los factores a las clases de la crisis, se han agudizado a√ļn m√°s en las circunstancias en las que nos encontramos.

Tengo la impresión de que Bolivia históricamente no ha resuelto un problema de la pugna de poder, no ha resuelto un problema de polarización, que es resultado precisamente de una pugna de poder.

Lo que estamos viviendo no es más que una pugna de poder y esa pugna por el poder se torna en momentos mucho más difícil y por momentos mucho más controlada.

En este momento tengo la impresión de que estamos en un proceso en el cual la pugna por el poder tiende a ser feroz y en ese sentido al ser feroz tiene consecuencias mucho más negativas.

Creo que no vamos a cerrar ese escenario con la votación del 18 de octubre. No se va a cerrar esa pugna feroz por el poder de una sociedad polarizada todavía.

Alguien habló de un "empate catastrófico". Yo me atrevo a decir que estamos en este momento de un escenario de balanza, en el que un 60% de la población está ubicada en un polo y otro 40%, en otro polo.

La votación del 18 no va a resolver esa pugna por el poder, si no se resuelven circunstancias estructurales. Lamentablemente no hemos visualizado soluciones a las causas estructurales de esta polarización, o básicamente el establecimiento de mínimos consensos de convivencia que no se han trabajado hasta este momento. Al contrario, se han roto y lo hemos visto con los acontecimientos del mes pasado.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Bolivia
Artículos Relacionados:
Actualidad