Amy Winehouse, la traición del padre Mitchell
Por: Redacción dat0s y agencias
Julio 2015

En sus últimos años de vida la cantante británica, Amy Winehouse pasó por todas las advertencias y las luces rojas de que podría caer fácilmente en excesos; su vida estaba plagada de incidentes de fragilidad emocional y psicológica a un overdose.  Y fue exactamente lo que sucedió en julio de 2011, cuando la cantante se encontraba en la cima de su carrera. Amigos y socios profesionales de la cantante estaban hasta cierto punto consientes de que la vida de Amy estaba el peligro inminente. Uno d los personajes más próximos a ella, su propio padre se hizo el ciego. Mitchell Winehouse estaba más ocupado en capitalizar sobre la fama de su hija que murió con escasos 27 años, por consumo excesivo de alcohol. Es lo que se vio en el documental titulado "Amy" que causó furor en el último festival de Cannes. El filme hace un recuento sobre la relación perversa y conflictiva entre la hija y el padre que la exponía y la explotaba. Un trauma que a la larga fue consecuencia funesta de su desaparición temprana.

La película ha sido dirigida por Asif Kapadia; la producción descascará la insensibilidad de Mitchell que llegó al extremo de llevar a un equipo de producción de reality show a una isla del Caribe donde la cantante trataba de recuperarse de su dependía al alcohol y las drogas. Las imágenes de la cinta del director Kapadia dejan ver el rostro de decepción de la cantante que sentía aversión al asedio al que la sometía su propio padre.

Una de las amigas de Amy entrevistadas por la producción señaló que la autora de "Rehab" sufría enormemente con el desinterés paterno. "Si es dinero lo que él quiere, yo se lo puedo dar", le habría manifestado en cierta ocasión la diva de la música a una de las entrevistadas.

La película que no ha sido anunciada para su estreno en salas del país, ha sido construida en base a vídeos caseros, imágenes de archivo, entrevistas y testimonios de personas muy cercanas a Amy Winehouse. La cantante no solo sufría de bulimia sino de depresión y más allá de los problemas con su padre (que fue una figura ausente en su infancia), tenía una relación enfermiza con el marido, el asistente de vídeo Blake Fielder-Civil. Blake era dependiente de drogas y Amy, para estar en la "misma vibra", usaba dosis muy altas para una mujer pequeña y con la salud debilitada.

La película que sigue la trayectoria conturbada de la cantante desagrado a la familia de Amy, puesto que el filme le dedica un homenaje exhibiendo videos de inicios de su carrera y recordando momentos mágicos de la fase más coronada y alegre de la compositora como la grabación musical con Tony Bennett, su ídolo y fan: en su declaración, el director Asif Kapadia dice que Amy fue la única cantora contemporánea con voz para el jazz.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Cultura
Moda
Cine & Televisión