Millonarios, banqueros y lobistas: el gabinete neoliberal de Trump
Por: El Confidencial
Diciembre 2016
Fotografia: El Confidencial

El presidente electo, Donald Trump, no ha dudado en rodearse de gente de su gremio: el gremio de los multimillonarios. La veintena larga de personas que pueden formar su gabinete sumar√≠an m√°s dinero que el PIB de Bolivia: 35.000 millones de d√≥lares. Una lista de magnates alejados de la "gente com√ļn" de la que Trump dijo ser "el campe√≥n".

Trump ha confirmado¬†a¬†Wilbur Ross, de 79 a√Īos, como secretario de Comercio. Ross se gan√≥ el apodo de "rey de la bancarrota" comprando y reestructurando pedazos de industria. Le dio a todo: acereras, textiles, carb√≥n, piezas de coche, e incluso casinos. Fue Ross quien gui√≥ a Donald Trump en sus bancarrotas de los a√Īos noventa. Seg√ļn¬†Forbes, su fortuna ronda los 2.500 millones de d√≥lares. El n√ļmero dos de Comercio ser√° otro milmillonario:¬†Todd Ricketts, due√Īo de los Chicago Cubs.

La fortuna más grande del gabinete, después del propio Trump, es la de Betsy DeVos, futura secretaria de Educación: 5.100 millones de dólares. DeVos está entre las cien personas más ricas del mundo, y de nacimiento. Su padre, un conocido industrial de Michigan, empleaba a una cuarta parte de la ciudad en la que residían.

Para encontrar una concentraci√≥n semejante de riqueza en la Casa Blanca¬†hay que remontarse a los a√Īos 20, cuando el banquero Andrew Mellon era secretario del Tesoro.

Esta vez, el Tesoro va a estar en manos del inversor y banquero¬†Steven Mnuchin. Con 17 a√Īos de experiencia en Goldman Sachs,¬†36.000 ejecuciones hipotecarias bajo su mando en OneWest Bank, pinitos en Hollywood y CEO del fondo de inversi√≥n Dune Capital Management, Mnuchin ha prometido quitar a los bancos las riendas que le coloc√≥ la Administraci√≥n Obama. Dice que har√° el¬†mayor recorte fiscal desde la era Reagan, hasta 6.000¬†en diez a√Īos, y relanzar√° el crecimiento del PIB al 3-4% anual.

Si los cabezas de cartel son millonarios con intereses en varios sectores, sus equipos est√°n compuestos por quienes llevan a√Īos defendiendo esos intereses: operadores pol√≠ticos, think-tanks y lobis que rechazan las subidas fiscales o el cambio clim√°tico. "Su prop√≥sito es retratar los¬†intereses de los milmillonarios como si fueran los intereses de la gente com√ļn, librar la guerra de salarios contra los sindicatos y tumbar intentos de regular las empresas o fiscalizar a los ricos",¬†escribe el ecologista George Monbiot.

El caso de¬†Myron Ebell es muy n√≠tido. Ebell es un¬†famoso negacionista del cambio clim√°tico; dirige el departamento de Calentamiento Global y Pol√≠tica Medioambiental Internacional de Competitive Enterprise Institute (CEI), un lobi, seg√ļn Monbiot, disfrazado de think-tank. El CEI no revela qui√©n lo financia, pero ha recibido m√°s de¬†dos millones de d√≥lares de firmas como Exxon Mobile, la mayor petrolera de EEUU.¬†La propia empresa reconoci√≥ sus donaciones y las dio por terminadas en 2006.

Durante a√Īos, el rol de Ebell ha sido cuestionar la ciencia que alerta sobre el cambio clim√°tico, demandar a grupos ecologistas y presionar al Gobierno para que no toque el sector energ√©tico. Hoy,¬†Ebell lidera el equipo de transici√≥n en el √≥rgano que combati√≥ con tanto ah√≠nco: la¬†Agencia de Protecci√≥n Medioambiental de Estados Unidos.

Thomas Pyle, presidente de la American Energy Alliance, otro grupo que niega el cambio climático y está financiado por las grandes del petróleo, el gas y el carbón, está a cargo de la transición en el departamento de Energía. Con él estará Doug Domenech, cuya misión, cuando trabajaba en la Texas Public Policy Foundation, era "explicar la olvidada causa moral de los combustibles fósiles".

Todas estas organizaciones han estado financiadas, tambi√©n, por el grupo Americans For Prosperty (AFP), el centro de pensamiento conservador m√°s acaudalado del pa√≠s. El AFP es el¬†brazo ideol√≥gico de los multimillonarios hermanos Koch, que¬†emplean a 100.000 personas en 60 pa√≠ses, en empresas del petr√≥leo, la qu√≠mica, el papel, los fertilizantes o los bancos. El AFP ha financiado campa√Īas contra la reforma sanitaria, la regulaci√≥n medioambiental, los derechos sindicales o el aumento del salario m√≠nimo. Est√° detr√°s del 'Tea Party' y de la oposici√≥n al primer mandato de¬†Barack Obama.

Pese a que los hermanos Koch han sido cr√≠ticos con algunas propuestas de Donald Trump, que ha defendido las ayudas al cuidado de la infancia y la gente mayor, los l√≠mites a la "puerta giratoria" y una inversi√≥n de hasta un bill√≥n de d√≥lares en infraestructuras, su entorno ha dado m√ļsculo al presidente electo.

El nuevo consejero de Trump en la Casa Blanca, Don McGahn, y los asesores o miembros del equipo de transici√≥n Darin Selnick, Alan Cobb, Diane Hendricks, Rebekah Mercer o Antohony Scaramucci,¬†seg√ļn Politico, han estado¬†ligados a los Koch. Su jefe de campa√Īa hasta junio, Corey Lewandowski, trabaj√≥ durante a√Īos para el AFP.

Los propios neoliberales se han sorprendido de la facilidad con la que han llegado al Gobierno. "Creo que jamás imaginamos que proveeríamos los miembros del equipo de un presidente semi-libre mercado y semi-populista", declaró Frayda Levin, donante de los Koch y presidenta de su comité de movilización electoral.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Mundo
Crimen & Drogas
Medio Ambiente