"No vamos a anular los juicios, nos vamos a defender"
Por: El País
Octubre 2020
Más artículos
Fotografia: El País

√Ālvaro Garc√≠a Linera (Cochabamba, 1962) fue vicepresidente de Bolivia hasta el 10 de noviembre de 2019, cuando acompa√Ī√≥ a Evo Morales a su exilio forzado en M√©xico. Hoy reside en Argentina con estatus de refugiado. Vive como profesor universitario, pero no ha perdido lazos pol√≠ticos con el expresidente, tambi√©n exiliado en Buenos Aires, y sigue a diario el armado electoral con que el MAS buscar√° recuperar el poder en las elecciones del 18 de octubre. En esta entrevista con EL PA√ćS, realizada por videoconferencia por las restricciones de la pandemia, dice que el principal desaf√≠o de su partido es recuperar el apoyo de las clases medias populares que emergieron durante su Gobierno.

Pregunta: ¬ŅC√≥mo resumir√≠a la situaci√≥n pol√≠tica en Bolivia?

Respuesta: Hay que ubicar las elecciones en un esfuerzo colectivo por reencauzar la vida pol√≠tica en Bolivia a un a√Īo del golpe, de destrucci√≥n del Estado y de abandono estatal de la poblaci√≥n ante la pandemia. El √°mbito electoral no es el lugar donde se va a definir el regreso pleno a la democracia, pero es el primer paso. Por un lado, tienes el proyecto del MAS, con crecimiento, distribuci√≥n e inclusi√≥n. Por el otro, tienes un modelo de rechazo a la igualdad, de escarmiento y de xenofobia. Y lo dicen ellos: "Nosotros somos anti MAS". Esto es lo que pasa: la confrontaci√≥n de un proyecto con un anteproyecto de rechazo y resistencia, muy violento y de revancha.

P. ¬ŅNo teme que ese rechazo perdure?

R. Siempre existe la posibilidad de que este revanchismo de las clases sociales medias y tradicionales perduren en el tiempo. Ese es el reto que tiene el MAS para fortalecer su agenda de transformaci√≥n social. El a√Īo pasado tuvimos un golpe de Estado de fuerzas policiales y militares. Pero tambi√©n hubo un sector social que ha salido a las marchas, una clase media que se ha visto desplazada en sus privilegios por la emergencia de una nueva clase media de origen popular.

P. ¬ŅToda esta nueva clase media popular a la que se refiere apoya al MAS?

P. Un pedazo de esta clase media emergente popular, durante la √ļltima d√©cada, logr√≥ acceder a distintos puestos de gesti√≥n del Estado, que fruto del crecimiento econ√≥mico ten√≠a recursos. As√≠ se articul√≥ con el crecimiento. Otra parte logr√≥ el ascenso social v√≠a educaci√≥n, negocios o comercio. Una parte defendi√≥ el proceso, se mantuvo con nosotros, pero hubo un sector que no se sinti√≥ reconocido por nuestro discurso, porque nuestro discurso segu√≠a recogiendo la demanda muy de abajo, como hace 15 a√Īos. En esos a√Īos, una parte de los que estaban abajo subieron al centro, y para ellos no ten√≠amos un discurso integrador.

P. ¬ŅLo dice como una autocr√≠tica?

R. El proyecto del MAS ha sido para los m√°s pobres, pero necesitamos ampliar las medidas de integraci√≥n hacia esos sectores de clase media popular, la clase media que est√© con riesgo de caer y la clase media profesional que en el a√Īo 2014 vot√≥ por nosotros y en 2019 no vot√≥ por nosotros. Debemos recoger sus expectativas y plantearles mecanismos para que ellos puedan mejorar sus condiciones de vida. En parte, esta nueva clase media de origen popular es fruto del proceso del MAS. Tenemos la responsabilidad hist√≥rica de su ascenso y ahora debemos evitar que descienda. Debemos adem√°s saber sus nuevas expectativas, porque sus expectativas como clase media son distinta.

P. ¬ŅLos sorprendi√≥ la revuelta?

R. Ya hab√≠a se√Īales de malestar entre la clase media tradicional, que en vez de buscar pol√≠ticas de fusi√≥n con las nuevas clases medias populares plantearon una pol√≠tica de exclusi√≥n y radicalizaron su discurso racista. Hablaban de indios que vienen a nuestros shopping, a nuestros barrios, a nuestros cines. En 2016, hubo una movilizaci√≥n de m√©dicos, s√≠ntoma de que en un sector de la clase media se estaba gestando algo. Cuando todo estalla en 2019 era modulable, pero dej√≥ de serlo cuando tienes que enfrentarte a aviones y tanques. Esa variable no la hab√≠amos calculado con Evo.

P. Tampoco hubo grandes movilizaciones de apoyo a Morales...

R. La renuncia de Evo fue para evitar que salga la gente. Nosotros no podíamos pedir 'vamos a enfrentarnos a los tanques' y a ver qué pasa. La presión social la vimos y habíamos apostado a la neutralidad de la policía y los militares. Frente al cambio de fuerzas estaba la decisión de enfrentarlo, con el riesgo de muertes, o la renuncia. Después del golpe apostaron por destruir al MAS. Eso es, matar a Evo y si no se podía matar a Evo era provocar una diáspora. La situación de nuestra organización no es normal, hay una persecución estructural y sistemática, marcada por dirigentes detenidos, perseguidos, por juicios abiertos como si se repartiesen volantes. Y habrá más hasta el día viernes previo a la elección. Pese a todo ese proceso de amedrentamiento, la gente va a ir a votar.

P. ¬ŅPor qu√© el candidato Carlos Mesa aclara que no har√° una alianza con el MAS?

R. Es un esfuerzo desesperado del candidato por capturar el voto enojado, el voto duro de los sectores m√°s conservadores. Y, por otro lado, es una confesi√≥n de la complicidad de Mesa con todo lo que ha sucedido. Mesa es uno de los que aplaudieron cuando [la presidenta Jeanine] A√Īez lleg√≥ con su Biblia al Palacio de Gobierno, cuando los polic√≠as quemaron wiphalas, cuando se persigui√≥ dirigentes y se dec√≠a que eso era la democracia. Si has apoyado un golpe no puedes despu√©s de un a√Īo acordar con los que derrocaste.

P. ¬ŅDuda, entonces, de que el Gobierno reconozca un eventual triunfo del MAS?

P. El golpe ya ha sufrido una derrota hist√≥rica, que es que el MAS lidera las encuestas. En todos los lugares donde se desplaza a un partido de gobierno, ese partido no se levanta. En nuestra historia hay experiencias de partidos que tardaron 10, 15 a√Īos en rearmarse. A eso apuntaron, y m√°s all√° del resultado electoral, que confiamos nos ser√° favorable, ahora, ya, hay una derrota de ese proyecto hist√≥rico de querer pulverizar la idea de lo nacional y popular en Bolivia. Una victoria del MAS reafirmar√≠a esa derrota, pero creo que ya se ha dado.

P. ¬ŅRegresar√° Bolivia si su partido gana las elecciones?

R. Eso es secundario. Lo que quiero hacer es formaci√≥n pol√≠tica. Necesitamos revitalizar los v√≠nculos org√°nicos de un pensamiento cr√≠tico, de una m√≠stica integrista de izquierda en las nuevas generaciones. Me veo, ganemos o no, participando en procesos de formaci√≥n pol√≠tica e ideol√≥gica. En 14 a√Īos en el Gobierno he aprendido algunas cosas que quiero transmitir a las nuevas generaciones.

P. ¬ŅY a Evo Morales d√≥nde lo ve?

R. Lo veo haciendo lo que sabe hacer muy bien, que es una articulación de lo popular. Es un hombre del mundo sindical y comunitario y necesitamos reconstruir los tejidos de lo popular, que están golpeados y debilitado.

P. Si llegan al gobierno, ¬Ņqu√© pasar√° con las causas judiciales contra los dirigentes del MAS?

R. Están las acusaciones y hay que dar la cara ante ellas, estén bien hechas o estén mal hechas. No vamos a buscar que se anulen los juicios; nos vamos a defender, pero como corresponde.

P. El escenario regional no es el que acompa√Ī√≥ al MAS de sus primeros a√Īos. ¬ŅLo considera ahora m√°s hostil?

R. El escenario latinoamericano est√° complicado para todos. Para las clases progresistas, porque su presencia mayoritaria ha pr√°cticamente desaparecido. Pero las fuerzas conservadoras la tienen muy complicado tambi√©n. Estos gobiernos conservadores ¬Ņqu√© horizonte de largo plazo ofrecen a su sociedad, con el FMI y el Banco Mundial recomendando impuestos a los m√°s ricos para bajar la pobreza? ¬ŅNo era que el Estado era inservible? Las fuerzas conservadoras ya no son portadoras de un proyecto capaz de enamorar a largo plazo, con un sentido de la historia que deposite esperanzas. Se les acab√≥ el relato, y lo que tenemos ahora son hegemon√≠as que funcionan exacerbando el resentimiento y el autoritarismo. Las fuerzas progresistas, en cambio, saben lo que hay que hacer, porque ya lo han hecho en el pasado.

 

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Política
Especiales
Personajes
Gobierno
An√°lisis