La Paz y la guerra de Santiago
Edición "Dat0s 192"
Por: Carlos Rodriguez San Martín
Agosto 2016

La sorpresiva visita de autoridades bolivianas a los puertos¬† de Arica y Antofagasta, al m√°s alto nivel, acompa√Īados de al menos 50 periodistas, difiere de la diplomacia y del terreno de la comunicaci√≥n que se hab√≠a ganado el Gobierno del presidente Morales en los tribunales de La Haya. Es un espacio reservado a la acci√≥n como lo hab√≠amos se√Īalado en la anterior edici√≥n de dat0s; es decir, en los hechos, la visi√≥n orientadora del Gobierno en el tema de la demanda contra Chile por el mar, en esta segunda fase, es la acci√≥n no tanto la comunicaci√≥n.

El canciller David Choquehuanca dio un salto impensado en esta ofensiva, un terreno en el que no es un experto. La Moneda reaccion√≥ siguiendo la composici√≥n de un relato descontrolado que re√ļne elementos de ajusticiamiento en otra l√≠nea: la reacci√≥n. No es lo que se esperaba de la diplomacia chilena, mimetizada en la m√°s severa descomposici√≥n argumentativa; y la desnuda en una faceta desconocida. El ataque de los cuadros encargados de dar respuesta a la ofensiva boliviana es desmesurado. La Moneda revoc√≥ el convenio de visas diplom√°ticas con Bolivia. "En adelante todos los funcionarios diplom√°ticos y funcionarios del Gobierno bolivianos requerir√°n de una visa estampada en su pasaporte para poder entrar a nuestro pa√≠s", sostuvo el canciller Heraldo Mu√Īoz.

Imprimir
Enviar Articulo

Lo más leido en:
Política
Especiales
Personajes
Gobierno