Las pastillas contra el Covid-19, ¿una alternativa eficaz a las vacunas?

0
93
Creditos Foto: Agencia Bloomberg

Las nuevas variantes del coronavirus, la desconfianza en las vacunas, el gran desafío logístico y la llegada de la primavera en Estados Unidos pueden demorar el fin de la pandemia en diciembre como Joe Biden lo ha pronosticado. Después de haber bajado en febrero, los casos de Covid-19 en Estados Unidos subieron un 4 % en la última semana. Solo en Michigan, Colorado y Connecticut hubo un incremento de un 30 % y ya hay más de 30 millones de personas contagiadas en el país.

Un incremento de casos que científicos también asocian con las nuevas variantes del virus. En Estados Unidos, se han reportado las variantes de Sudáfrica, Inglaterra y Brasil, que han generado 7.281 casos. Esto sin contar con las variantes locales de California, Florida y Nueva York. Variables sobre las que no se tiene información concreta sobre su resistencia a las vacunas de Pfizer, Moderna y J&J.

Adicionalmente, el 41 % de los estadounidenses dice que no está dispuesto a recibir la vacuna, según una encuesta hecha por Harvard y el medio de comunicación The Hill. Entre los que se niegan a la vacuna, el 66 % están preocupados por los efectos secundarios y el 33 % no cree en su efectividad.

Frente a este escenario, las farmacéuticas están intentando ofrecer otras opciones de tratamiento frente al Covid-19 y así lograr la inmunidad de rebaño. Mikael Dolsten, científico en jefe de Pzifer, afirma que “abordar la pandemia del Covid-19 requiere prevención a través de una vacuna y también tratamiento enfocado para aquellos que se contagian”. Dolsten agregó que teniendo en cuenta que el virus está mutando y el impacto global que está teniendo, parece factible que será crítico tener acceso a otras opciones terapéuticas para ahora y para después de la pandemia.

Pfizer reveló esta semana que está haciendo estudios en humanos para probar la eficacia de una pastilla contra el Covid-19. Esta se usaría una vez se presenten los primeros síntomas de la enfermedad para bloquear la infección y la reproducción de esta antes de que los pacientes se enfermen aún más.

 

La pastilla funciona aferrándose a una enzima llamada protease, que evita que el virus se reproduzca. Las medicinas que se inhiben con protease han sido exitosas tratando otro tipo de virus, incluyendo el SIDA y la hepatitis C. Además, la píldora sería efectiva contra muchos otros coronavirus incluyendo el Sars y el Mers, y funcionaría contra otras variables del virus. A esto hay que añadir que es una pastilla que se podría combinar con otros tratamientos contra el Coronavirus, como lo afirma Pfizer en su comunicado.

La pastilla de Pzifer podría estar disponible para el fin de año cuando cuente con la aprobación de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos y lo más probable es que los pacientes tengan que tomar la droga dos veces al día durante 5 días. “Esto podría cambiar el panorama”, dijo Dolsten.

“Sería ideal que funcionara porque es más fácil tomar una pastilla en tu casa que ir al hospital a que te pongan una inyección con anticuerpos monoclonales”, dijo a France 24 Sandra Pedraza, directora médica de medicina paliativa del Sibley Memorial Hospital de Johns Hopkins.

Otras pastillas contra el Covid-19

En este momento hay 246 tratamientos antivirales que se están desarrollando contra el Covid-19 por parte de las farmacéuticas en el mundo. La farmacéutica Mercks es la que más avanzada está en el proceso de pruebas con su pastilla contra el Covid-19. Su droga antiviral Molnupiravir funciona bajo un mecanismo diferente al de Pfizer y está en las pruebas finales sobre humanos.

Merck está desarrollando esta droga en colaboración con Ridgeback Biotherapeutics LP. Sin embargo, el reto está en demostrar que la pastilla no tiene efectos secundarios, según lo afirma Bloomberg.

Otras opciones además de las pastillas

Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el tratamiento clínico actual contra el Covid-19 consiste en medidas de prevención y control de infecciones y cuidados de apoyo, que incluyen oxígeno suplementario y soporte ventilatorio mecánico cuando esté indicado.

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ha aprobado un medicamento, Remdesivir (Veklury), para el tratamiento contra el Covid-19 en determinadas situaciones. Remdesivir, un agente antivírico, es actualmente el único fármaco aprobado por la FDA para el tratamiento de la enfermedad. Se recomienda su uso en pacientes hospitalizados que requieren oxígeno suplementario. Sin embargo, no se recomienda de forma rutinaria para pacientes que requieren ventilación mecánica debido a la falta de datos que demuestren beneficio en esta etapa avanzada de la enfermedad.

“Por otro lado, se ha encontrado que la dexametasona, un corticosteroide, mejora la supervivencia en pacientes hospitalizados que requieren oxígeno suplementario, con mejores resultados observados en pacientes que requieren ventilación mecánica. Así entonces, se recomienda encarecidamente el uso de dexametasona en este entorno”, dice el CDC.

En plena carrera de vacunación, las pastillas que ayuden a remitir los síntomas de la enfermedad podrían ser un actor fundamental en la batalla contra la pandemia. Este método no requiere un aparato logístico tan grande como el de las vacunas y sería un complemento importante para aquellos que ya estén enfermos que evite que el número de fallecidos aumente y el virus se multiplique.