Los astrólogos son unos ignorantes de lo que es el Universo

0
15
Foto: wikipedia

El director del Planetario de Pamplona impulsó hace 25 años en España el manifiesto «Objeciones a la astrología» que firmaron 250 astrónomos y astrofísicos. «Para defender la ciencia hay que ser combativo contra las pseudociencias» y la astrología, dice, «es un fraude»

Javier Armentia esperaba que aquel manifiesto con «Objeciones a la astrología» que firmaron hace 40 años casi 200 científicos, entre ellos 19 premios Nobel, fuera un revulsivo y él mismo se implicó personalmente junto a Miguel Ángel Sabadell en promover su «versión española» en 1990. Hasta 250 astrónomos y astrofísicos suscribieron aquella declaración que advertía al público contra las predicciones de los astrólogos porque «sus principios carecen de fundamento científico». Afirmaban que la difusión de cartas astrales y horóscopos «sólo puede contribuir al crecimiento del irracionalismo y del oscurantismo» y consideraban que había «llegado el momento de desafiar directamente, y con fuerza, las afirmaciones pretenciosas de los charlatanes astrólogos».

Más de 25 años después de aquella iniciativa, el director del Planetario de Pamplona reconoce que «no ha servido para restar popularidad a esta adivinación». «La astrología sigue desde hace siglos muerta, pero es un muerto que goza de muy buena salud porque sigue siendo popular», admite. Sin embargo, «marcó el nacimiento del movimiento escéptico» y «comenzó a sensibilizar al mundo científico de que para defender la ciencia hay que ser combativo contra las pseudociencias». La astrología es «un fraude», asegura el astrofísico. Y lo argumenta.

-¿Estás de acuerdo con la definición de astrología que recoge el Diccionario de la RAE: “Estudio de la posición y del movimiento de los astros como medio para predecir hechos futuros y conocer el carácter de las personas”?

Realmente no, como tantas otras definiciones de temas de este tipo (telepatía, ovni…) parece que concede valor de realidad a la fantasía que propone. El diccionario debería decir que es una práctica adivinatoria basada en los astros. Una mancia como otras.

-¿Por qué la astrología es un fraude?

Porque promete algo que no cumple, porque parte de una base errónea y simplemente incorpora un método alambicado de cálculo astronómico para parecer algo serio. Porque cuando un astrólogo hace una carta astral personal y la cobra te pretende vender algo que no da: ni es una caracterización válida de una persona (o una empresa o lo que sea) ni sirve para prever o predecir nada. Es decir, es algo contrario a la verdad, pero también algo contrario a la rectitud, una práctica en la que el cliente resulta doblemente engañado. Unfraude, por cierto, según la definición de la RAE.

-El manifiesto “Objeciones a la astrología” intentó mostrar la unidad de los científicos frente a este tipo de creencias. ¿Qué repercusión tuvo? ¿De qué sirvió?

La astrología sigue estando ahí, los horóscopos aparecen también en los periódicos, e incluso cuando se produce el nacimiento de alguna criatura famosa (hijos o hijas de reyes etcétera) los periódicos hacen siempre mención al signo astrológico y otras paparruchas como la numerología. En general, la gente sigue conociendo su signo del zodiaco y casi todo el mundo sabe además algunas «características» asociadas a ese signo. En ese sentido, el manifiesto «Objeciones a la astrología» no ha servido para restar popularidad a esta adivinación.

Algo que no era esperable, porque al fin y al cabo desde el nacimiento de la ciencia moderna en el siglo XVII la idea astrológica de que el cielo (las posiciones de algunos astros) permite conocer o conduce o inclina las actividades humanas dejó de tener base y lógica. Nada de lo que sabemos del Universo sustenta las afirmaciones astrológicas, pero es una tradición anclada en nuestras culturas desde muy antiguo. Por eso un simple manifiesto no puede hacer nada.

Sin embargo, ese manifiesto marcó el nacimiento, en los EE.UU. (y la consolidación en la «versión española» que promovimos en 1990) delmovimiento escéptico, es decir, de una corriente de opinión que comenzó a contraponer el pensamiento crítico a las afirmaciones paranormales. Tengo la sensación de que este manifiesto comenzó a sensibilizar al mundo científico de que para defender la ciencia también hay que ser combativo contra las pseudociencias.

-Carl Sagan no suscribió el manifiesto, pero aseguró que «habría firmado encantado una declaración que describiera y refutara los dogmas principales de la fe en la astrología». ¿Es que no se la ha desenmascarado lo suficiente? ¿Habría que hacer un nuevo manifiesto para lograr más apoyos?

En parte he contestado antes: la contraposición astronomía-astrología lleva siglos planteada y con argumentos poderosos. Con el tiempo, los avances en el conocimiento del Universo no hacen sino poner de manifiesto cómo la astrología no ha avanzado nunca nada al conocimiento de nada, ni ha sido siquiera capaz de predecir que había otros planetas, o que el Universo está en expansión… Responde a la creencia de que el cielo está sobre nosotros y nos influye, un sentimiento similar al del humano ante la furia de los elementos o la incomprensión del mundo que le rodeaba. Frente a ello, la ciencia ha ido permitiéndonos entender por qué suceden las cosas