Cincuenta Sombras de Grey: Ata-me

0
34

El rotundo éxito mundial del libro “Cincuenta Sombras de Grey” sugiere que, a pesar de décadas de feminismo, ser sometida y dominada por un macho Alfa seguiría siendo la fantasía femenina definitiva

Anastasia Steele es una muchacha en flor, radiante con sus 21 años, a punto de graduarse en literatura. Ingenua y de buen comportamiento, que ni siquiera tenía un novio. De hecho, todavía es virgen. Con 30 años, Christian Grey tiene el pelo castaño, es alto, fuerte, un cuerpo bien defi nido, pero no demasiado musculoso y bi – es decir, multimillonario.

Los dos se encuentran por casualidad cuando ella va en lugar de una amiga, a entrevistarlo para el periódico de la universidad. La atracción mutua es fulminante y abrumadora. Si Grey es la imagen perfecta del príncipe de sus sueños, él no soporta un momento lejos de ella. Al parecer se trata de una unión simplemente divina, sino fuese que el magnate tiene un rasgo oscuro y terrible en su personalidad.

En la lujosa mansión vidriada en la que vive, en Seattle, EEUU, entre valiosas obras de arte y un piano de cola blanco – que toca con el talento de un virtuoso – existe “el cuarto del dolor”. Decorado con terciopelo rojo y cuero negro, la habitación está equipada con una cama queen size, cómodas almohadas, látigos, collares, cadenas, esposas y todos los aparatos necesarios para intensas sesiones de sexo sadomasoquista.

En lugar de proponer matrimonio, Grey espera que Anastasia se convierta en su esclava sexual y su principal objeto de placer. “Yo soy del tipo romántico”, le dice en tono autoritario a la joven aterrorizada pero perdidamente enamorada. Aunque vacilante, ella acepta el reto, que incluye una total sumisión, azotes, palmadas, ojos vendados, muñecas atadas y sin ningún afecto.

Todo descrito con detalles gráficos epidérmicos y voluptuosos. ¿Conseguirá la inocente heroína conquistar el amor verdadero sumergida en esta relación dolorosísima?

Este es el argumento de “Cincuenta Sombras de Grey”, el libro que todo el mundo ha leído, sigue comprando, comentando y bajándolo por la internet.

Debido a la naturaleza extremadamente explícita de las escenas de sexo, que se mezclan con un lenguaje simple de las novelas baratas, la obra ha sido calificada por la crítica como “porno para las mamás” y “freak Cenicienta” para el resto de las lectores.

Desde su lanzamiento en los EEUU la novela ha vendido más de 10 millones de copias en tan sólo seis semanas, convirtiéndose en el fenómeno editorial más grande de los últimos tiempos, dejando atrás a pesos pesados como el mega-best-seller “El Código Da Vinci” y la saga “Crepúsculo”.

Por cierto, esta última (Crepúsculo) ha sido culpada por la existencia de “Cincuenta Sombras de Grey”. Fueron las novelas de vampiros de Stephenie Meyer que llevaron a la entonces desconocida EL James -ex gerente de producción de televisión, casada, madre de dos adolescentes- a escribir su propia trilogía (las dos secuelas, “Cincuenta Sombras más Oscuras” y “Cincuenta Sombras de Libertad” que están vendiendo tan bien como la original).

“Un ejemplar era suficiente; ya” sería bien”

En 2008, después de leer y enamorarse de las aventuras del vampiro Edward y su bella amada; Erika

Leonard (sólo el apellido de James no es verdadero) se puso a escribir variaciones de la trama en Fanfiction.net un popular site, donde los fans pueden publicar historias creadas a partir de los libros favoritos de éxito como la serie de Harry Potter.

Un día ella decidió ir más allá y comenzó a escribir lo que se convertiría en “Cincuentas Sombras de

Grey”. El contenido en línea no tomó mucho tiempo para atraer la atención de un pequeño editor australiano, que propuso cobrar por el download de la historia y también hacer copias por orden. El éxito de la empresa fue tan abrumador como lo fue la atracción entre Anastasia y Grey.

Cuando “Cincuenta Sombras de Grey” se convirtió en el número 1 en la lista de los libros electrónicos de The New York Times y la versión impresa se comenzó a vender en las librerías, las grandes editoriales americanas comenzaron a cuestionar los derechos de publicación. La victoria fue la Vintage Books, una fi lial del gigante Random House.

A principios de junio, la verifi cadora de venta de libros en los Estados Unidos, BookScan, dijo que la trilogía acaba de alcanzar el 25% del mercado de EEUU para libros de fi cción para adultos; asimismo informó que la obra acababa de ganar la traducción a 37 idiomas. También los derechos de adaptación al cine han sido adquiridos por las características universales de la obra por US $5 millones – un récord que pertenecía a “El Código Da Vinci”, comprado por US $3 millones.

Un detalle: el casting está sujeto a la aprobación del autor. “Nunca en mis sueños más salvajes, me imaginaba que el libro se convertiría en lo que es hoy”, dijo EL James, una morena de humor desbordante. “El alcance de mi ambición era ver algún día el libro – en el escaparate de una librería. Un ejemplar era suficiente; ya sería bien”, comentó la escritora.

Pero, un momento: ¿a quién le importa el suspenso al lado de un material tan caliente como “Cincuenta

Sombras de Grey”? El sexo es lo que importa. Principalmente de la forma como son descritas las prácticas S&M:

“De manera totalmente saludables, segura y consentida entre ambas partes”, como señaló un crítico americano.

Metódico y cauteloso, Grey escribe en un contrato todas las exigencias y un guiño para la literatura de autoayuda, la trilogía funciona como un manual erótico para aquellos que quieran salir de la rutina de una relación sexual, sin caer en la perversión o la promiscuidad pura y simple. Además estrictamente monógamo, Grey sólo avanza en juegos violentos, (“pero mucho menos violentos que el mundo real S&M”, remarca la autora) con la total aquiescencia de Anastasia. Eso, a pesar de sus momentos de duda, acepta todo por amor.

El universo de la literatura erótica femenina.

El tema también está lejos de ser original. Presentación Sadomaso es el lema de “La Historia de O”, clásico erótico publicado en los años 50´ y rodada en los 70´. Cabe recordar que en los últimos setenta años, varios escritores – muchos mejores talentos que EL James -se dedicaron a escribir cuentos o libros enteros de sexo-. Por otra parte, un importante segmento del mercado literario está dedicado a los llamados romances femeninos.

Son libros de bolsillo impresos en papel barato que cuentan historias de amor descaradamente cursi, con final feliz y salpicada por aquí y allá con escenas emocionantes.

La fórmula de estos libros baratos hizo de fama a la autora inglesa Barbara Cartland, la reina de la literatura de color rosa (sólo se vestía de ese tono), cuya heroína sólo se entrega a la persona amada, en el último párrafo. Autor de más de 700 títulos del género, Barbara ha vendido más de mil millones de copias en todo el mundo.

Este también es el nicho dominado por la editora canadiense Harlequin que en 1971 adquirió otro gigante del género, la inglesa Mills & Boon, que se mantiene hoy como marca independiente y millonaria. Harlequin publica cerca de 110 títulos al mes y, por supuesto, también publica colecciones eróticas, como la serie sugestivamente titulada “Hombres de uniforme”.

EL James no oculta de dónde viene la inspiración para su trilogía: Anastasia, lee “Orgullo y prejuicio” de Jane Austen, “Jane Eyre” de Charlotte Brontë  y “Tess of the D’Urbervilles” de Thomas Hardy, entre otros clásicos de la literatura inglesa del siglo XIX. Algo similar sucede con Christian Grey, que no tiene la caballerosidad, arrogancia y la absoluta, pero adorable, falta de auto-conocimiento de Fitzwilliam

Darcy de “Orgullo y prejuicio”.

“Cuando me apuntan esas semejanzas, sin embargo, puedo decir que todas esos parecidos tienen la misma matriz en ´La Bella y la Bestia´, que se puede leer como un símbolo del poder transformador y revelador que las mujeres ejercen a veces sobre los hombres, sin los que ellas no podrían llegar a su feminidad plena”, dice EL James.

Las feministas acusan a la autora de glorificar la sumisión al macho Alfa. “Además es un libro muy mal escrito”, según la escritora norteamericana Erica Jong, autora del best seller “Miedo de volar”, uno de los hitos del erotismo feminista. EL James no se deja intimidar. “´Cincuenta Sombras de Grey´ ha hecho que las mujeres vuelvan a hablar de sexo. Y eso es un gran progreso”.


Rostros bonitos para

“Cincuenta Sombras de Grey”

Hollywood I Christian Grey, héroe anti-romántico de la novela “Cincuenta Sombras de Grey” (Fifty Shades of Grey), que ha llenado la imaginación de los lectores de la exitosa EL James,  finalmente tiene una cara bonita para la versión que se prepara del libro para su producción cinematográfica.

El actor Alex Pettyfer fue elegido para vivir el personaje del hombre rico en la adaptación de la novela erótica que se comenzará a producir para el cine. Ya había rodado la escena donde el personaje rompe la virginidad de Anastasia Steele bajo la dirección de Gus Van Sant, quien adicionó para el comando de largo. Según el sitio web Hollywood Life, la filmación se inicia en marzo de 2014.

Recientemente, Pettyfer fue protagonista principal en la película Magic Mike y también actuó en la película de Alex Rider Contra “El tiempo” (2006), entre otros títulos que la estrella protagonizó.

Aunque por el momento no se sabe con claridad el nombre de la actriz que interpretará a la esclava sexual de Grey en la película se rumorea a Mila Kunis y Emma Watson como posibles propietarias del papel.