Chelsea es el nuevo de la Champions League

0
62

En un final electrizante, Chelsea se quedó con la Champions League tras vencer 4-3 por penales al Bayern Munich en el Allianz Arena y así alcanzar su primera copa en su historia. Didier Drogba fue el héroe del partido, ya que igualó sobre el final del tiempo regular con un cabezazo y convirtió el penal decisivo de la serie. Sin embargo, Peter Cech fue el otro baluarte del equipo inglés tras desviarle un penal en el alargue a Arjen Robben y atajarle otro a Ivica Olic.

Bayern Munich fue el que impuso condiciones desde el comienzo del partido y aunque no podía quebrar el arco de Cech, merodeó el área rival con las subidas de Philipp Lahm y Diego Contento. El Chelsea se refugió en su campo a la espera de algún contragolpe buscando al solitario Drogba, pero no hacía sufrir al arquero Neuer. Los minutos pasaban hasta que a falta de siete minutos para el final Thomas Müller puso el 1-0 con un cabezazo que no pudo contener Cech.

Parecía que el título se quedaba en Alemania pero tras un córner, Didier Drogba se elevó y conectó otro cabezazo letal para igualar a dos minutos del final.

Tiempo suplementario. Chelsea sobrevivió al asedio del Bayern y también lo iba a hacer en el alargue cuando una inocente falta del marfileño dentro del área le dio la chance a los alemanes de pasar al frente desde los doce pasos. Sin embargo, Robben no pudo y Cech se quedó con la pelota. El alargue se extinguió y la final se resolvió desde el punto de penal. El Bayern volvió a arrancar mejor porque Juan Mata erró el primer remate y Lahm, Mario Gomez y el propio Neuer mantenían la diferencia.

Pero ni el croata Olic, ni Schwensteiger pudieron convertir y sí lo hizo Drogba en el último remate para desatar la locura de los simpatizantes ingleses que llegaron hasta el Allianz Arena.