Eurocopa 2012: España vuelve a brillar

0
54

La selección española de fútbol consiguió su segunda corona tras vencer el Mundial de Fútbol en 2010

El capitan de los españoles, Iker Casillas, tuvo una faena más o menos tranquila frente a los italianos que no consiguieron merodear en el área rival. El delantero italiano Mario Balotelli convertido en la pesadilla de los alemanes en la semifinal, se encontró ante una defensa cerrada y una custodia que lo anuló durante todo el partido. Los Del Bosque en cambio trasladaron el balón con la habilidad que por momentos se hace similar al juego del Barcelona sin Lionel Messi. Una sucesión de toques que si bien parecen intrascendentes son letales cuando se acercan al área rival.

La final de la Eurocopa 2012 fue desde el pitazo inicial para los españoles que supieron controlar el medio terreno y anular los ataques italianos. Una defensa que subía y se afianzaba a medida que corría el partido. Nuevamente el hábil volante Andrés Iniesta se convirtió en el eje de circulación y de distribución de los balones más peligrosos junto a David Silva, el otro ariete del Manchester City, e hicieron una labor dedicada y sin mayores contratiempos y establecieron el dominio español en todos los sectores del campo de juego. Se puede hablar de que la nueva generación de futbolistas  españoles, una especie de jugadores “mágicos” para hacer paralelo con los llamados “galácticos”, apelativo con el que se conoce a los del Real Madrid.

El partido de la final disputado en Kiev fue para los españoles desde el inició de la disputa y el marcador 4 – 0 lo dice todo. La selección dirigida por Del Bosque jugó un partido brillante y sereno. La prensa española ha señalado que se trató de una exhibición magistral. Y no tienen límites para sacar conclusiones: “Se trata de un equipo que se inscribe entre las mejores del mundo, que no tiene paralelo en ninguna parte del mundo. Ha logrado éxitos rotundos como el campeonato de la Eurocopa en 2008, la Copa del Mundo en 2010 y ahora nuevamente la Eurocopa con una demostración de fútbol que avala la acumulación de triunfos”. Los atributos de los futbolistas españoles ya han comenzado a sonar para el 2014 cuando se baje el telón del mayor torneo mundialista de la disciplina que se disputará en Brasil.

Los analistas deportivos españoles establecen ruidos que suenan los oídos de quienes aseguran que se trata de la selección más competitiva del planeta. Ni los alemanes que se consolidaban como los mejores del torneo pudieron ante la excepcional demostración y a la habilidad del equipo. Dicen que ha revolucionado los patrones del fútbol. “Todos los equipos intentan aproximarse al juego español, porque ha logrado coordinar talento deslumbrante con la defensa más efectiva de los últimos campeonatos de fútbol”, destacan los analistas españoles llevando el agua a su molino, seguros de impactar con el logró de su selección que choca en medio de una crisis política sin precedentes.

Los machacones analistas vuelven a la carga: “Los éxitos del fútbol español constituyen un alivio indirecto, aunque efímero, a las destructivas consecuencias de la recesión y el paro que está sufriendo la sociedad española. El fútbol no es el sustituto de la buena gestión política ni de la prosperidad económica, ni debe ser un motivo para exigirlas, pero puede inyectar dosis de autoestima en momentos difíciles”. Bien que lo digan desde el otro lado del mundo porque poniendo los pies en la tierra, los desaciertos de nuestro fútbol parecerían reflejar nuestra situación como país. Últimos en la tabla clasificatoria para el Mundial de 2014, sin verdaderas chances de alcanzar el objetivo señalado.

EtiquetasEspaña