Los extraños lujos de la selección brasileña de fútbol

0
37

Hace 30 años era impensado el valor que adquiriría el fútbol. La selección brasileña por ejemplo es una de las más cotizadas del planeta. Sus jugadores son celebridades y ocupan espacios reservados a las estrellas del espectáculo y dignatarios de Estado. La trasferencia de Neymar Jr, el atacante mejor pagado del planeta, costó 220 millones de euros. El crack tiene su propio jet ejecutivo valuado en US$ 18 millones. Un récord en números que está lejos del dinero que ganaron otros ídolos como Pelé, Garrincha, Ribelinho, Jairsinho, Tostao, Falcao y jugadores que ganaron campeonatos mundiales.

No hay comparación con los ingresos que hoy perciben los actuales cracks de la selección brasileña. Mucho menos en los gastos de transporte que se pagan ahora en relación al pasado Por ejemplo, cuando la selección “verde-amarelo” disputó el mundial de Suecia en 1958 sus ídolos Pelé, Garrincha y compañía volaron en un DC-7 de US$ 1,3 millones, ni de lejos comparado con el Airbus A340-300 VIP en la que viajan los seleccionados por Tite, valuado en US$ 250 millones. Antes, para volar entre Suecia y Brasil el DC-7 debía hacer escalas en varias ciudades europeas, Dakar y Recife antes de llegar a Rio de Janeiro; hoy los futbolistas viajan directo sin necesidad de tediosas escalas y con comodidades antes reservadas a multimillonarios. Además de los cómodos asientos para cada atleta, la cabina del A340-300 VIP tiene amplios sofás revestidos de cuero con regalos exclusivos de Louis Vuitton.

Justo en la semana que los vuelos en todo el Brasil fueron cancelados por falta de combustible, los tanques del A340 capaces de almacenar 147.000 litros de jet full fueron abastecidos directamente de la refinería de Duque de Caxias, conectada al aeropuerto Galeao de Rio de Janeiro, alegando la importancia de su primer equipo de fútbol que se trasladó a disputar partidos amistosos a Europa antes de la inauguración del Mundial que se disputará en Rusia. Antes de cargar combustible se informó que la compañía propietaria del avión, la maltesa AirX Charter, había realizado algunas modificaciones de lujo.

En la configuración VIP el A340 ubicó 100 asientos todos de primera clase en lugar de sus anteriores 280. El avión de origen francés es similar al Air Force One fabricado por la norteamericana Boeing que regularmente transporta al presidente de los Estados Unidos. Un modelo similar al alquilado por la CBF para llevar cómodamente a sus jugadores de fútbol es usado por la canciller alemana Angela Merkel.

La prensa brasileña destaca que aunque su principal crack Neymar Jr. tiene un jet ejecutivo propio, no había experimentado la sensación de volar en un avión tan grandioso como el A340 que llevará en exclusivo a los futbolistas brasileños durante su recorrido por la Copa del Mundo.