Deciden trasladar carne en aviones de oriente a La Paz

0
38

El Gobierno nacional dispuso que a partir de este jueves aviones Hércules trasladen carne desde el Beni y Santa Cruz para abastecer el mercado paceño, después de que matarifes hayan alertado sobre el desabasteciendo de este producto.

“Varios aviones Hércules traerán carne de res del Beni y de la Chiquitanía donde tenemos buena cantidad de ganado que se faenea entre hoy y mañana, para llegue la carne  al departamento de La Paz y con eso se alivie la presión de la oferta y la demanda que hubo en los últimos días”, dijo la funcionaria.

La Federación de Carniceros de La Paz advirtió que la carne beniana y cruceña ha desaparecido de los mercados de la sede de Gobierno

“Hay cero carne en las cámaras que están llegando del oriente, sólo el lunes se ha vendido lo que ha sobrado del domingo”, manifestó Jorge choque, ejecutivo de los matarifes paceños.

“Hay abastecimiento, cero carne del oriente. Ha desaparecido la carne del Beni”, agregó el vocero de la misma organización José Luis Ramos.

Precios

Los dirigentes aseguraron que el precio del kilo de carne al por mayor o “en gancho” llega a los 22 bolivianos en la sede de Gobierno.

Al respecto, la Ministra señaló que el objetivo del puente aéreo dispuesto con el Ejecutivo es rebajar el mismo producto a un máximo de 19,20 bolivianos.

Este martes, los precios del kilo de pulpa al consumidor oscila entre los 38 y 40 bolivianos, cuando antes estaba a 36 bolivianos, de acuerdo a datos recolectados por Erbol en los mercados Yungas, Kollasuyo y Villa Fátima.

Explicación

Los distribuidores explicaron a las vendedoras que la subida se debía a los bloqueos de mineros en el sector de los Yungas y a los problemas en carreteros causados por las precipitaciones pluviales.

Morales confirmó esta versión y añadió que “en estos últimos cuatro días llovió mucho y muchas haciendas no han podido sacar el producto

Por su parte, el presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz, Fernando Menacho, señaló que el incremento se está generando en los establecimientos de faenado (internistas y rematadores) que no están controlados por el Servicio Nacional de Seguridad Agropecuaria e Inocuidad (Senasag).

Precisó que del 100 por ciento de los establecimientos de faeneo, sólo el 30 por ciento está vigilado.

“El 70 por ciento, que es informal, es el que está generando alguna presión en el precio para que suba, porque los mayoristas están comprando en los centros de remate y están pujando por la suba del precio”, señaló el directivo.

Menacho insistió en que los productores están manteniendo el precio, aunque ayer el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, reveló que los ganaderos habían subido 1,50 bolivianos a su precio habitual.

Hoy el presidente de la Federación de Juntas Vecinales de Santa Cruz, Omar Rivera, se sumó a los productores y señaló a los remates como los causantes de la subida.

“Hemos visto con claridad que los especuladores, los que cometen agio son los intermediarios. Queremos que desaparezcan los remates, los martilleros. Esa gente es la que nos hace daño”, manifestó.

Medidas de presión

Los matarifes de Santa Cruz y de Cochabamba cumplieron este miércoles su tercer día de paro de actividades pidiendo al Gobierno que rebaje el precio de la carne “en gancho”. Mientras tanto, este jueves los carniceros paceños tienen una asamblea para tomar determinaciones.